http://members.tripod.com/~american_almanac/fallhous.htm

 

La Casa de Windsor.

 


Sin ninguna duda, está a nuestro alcance lograr los Grandes Proyectos de desarrollo Económicos que son la única posibilidad  de salvar a la humanidad de entrar en una Nueva Edad Oscura. No hay ningún límite a los recursos materiales, financieros, o humanos que pueden alegarse contra el interés de humanidad. No hay ningún motivo para que en la tierra la mayor parte de la humanidad  viva debajo del nivel de  pobreza, ninguna razón para que no se puedan evitar que las pestes, las guerras y el hambre se desarrollen en  el planeta.


 

 

 ¿Entonces, por qué estos Grandes Proyectos no son ya una realidad?

 La respuesta es muy sencilla.

 

Un aparato financiera y políticamente poderoso, conocido entre sus propios miembros como el “Club de las Islas”, se opone con principios filosóficos fuertes a extender el progreso científico y tecnológico, particularmente el progreso que active el crecimiento del sistema de Estado-Nación moderno que se fundó hace más de 500 años, como el logro más importante del dorado Renacimiento italiano.

 

 Usted no encontrará nada escrito  sobre el “Club de Islas”  en los  libros de textos comunes  o en las revistas populares. No está incorporado a la divulgación masiva y su lista de miembros, no se conoce. No obstante, como una asociación informal de casas reales predominantemente europeas y familias reales, el “Club de las Islas” se ha estimado que maneja  unos  u$s 10 billones en recursos.

 

Controla gigantes corporativos como Royal Dutch Shell, Imperial Chemical Industries, Lloyds of London, Unilever, Lonrho, Rio Tinto Zinc y Anglo American De Beers. Domina el suministro mundial de petróleo, oro, diamantes, y muchas otras materias primas vitales; y no utilizan  estos recursos por la mera persecución de riqueza, sino como recursos al servicio de su agenda geopolítica.

 

Su meta: reducir el nivel actual de la población humana de más de 5 mil millones de personas a menos de mil millones de personas en las próximas dos a tres generaciones;  literalmente a “desechar la masa”' humana con el propósito  de retener su propio poder global y el sistema feudal en los que ese poder está basado.

 

Piense por un momento en el nivel de destrucción que debe ser pensado si la población del globo fuera reducida en un 80 por ciento en el plazo de solo dos a tres generaciones. Ahora, escuche a las palabras del oficial jefe de operaciones de Jefe del Club, en una entrevista publicada en Deutsche Press Agentur de Alemania Federal en agosto de 1988:

 

En el supuesto  que yo me reencarne, me gustaría reencarnarme  como un virus mortal para contribuir en algo a resolver la superpoblación Príncipe Felipe de Edimburgo

 

El mismo portavoz expresó idénticos pensamientos escribiendo en su prólogo al  libro editado en 1986: “Si yo Fuera Un Animal”. Este prólogo fue titulado “Hombres  como Animales”:

 

A veces  me pregunto como quisiera ser si pudiera reencarnarme en un animal cuyas especie se hubiese reducido tanto en número que estuviera en peligro de extinción. ¿Cuáles serían mis  sentimientos hacia la especie humana cuya explosión demográfica le hubiera dañado en algún lugar? ... Debo confesar que  me siento tentado de  pedir ser reencarnado como un virus particularmente mortal”.

 


 

 

El hombre  tan insolente es el Príncipe Philip Mountbatten, Duque de Edimburgo, consorte real de la Reina Elizabeth II de Inglaterra, y  presidente internacional del Worldwide Fund for Nature, fundado en 1961 como el World Wildlife Fund (W.W.F.). El Príncipe Philip no fue elegido para ese cargo como el jefe de facto de operaciones para el Club. Es un cargo que asumió como Consorte Real de la Reina Elizabeth II, monarca reinante de la Casa de Windsor.


 

La Reina Elizabeth II es una simple figura. Ella en la práctica es el CEO del Club. Por  más de 100 años, a partir del auge de la Reina Victoria, la Corona británica ha sido  considerada como “primus inter pares” -- primera entre iguales -- de la extendida Nobleza Negra europea.

 

Ya en el siglo 19, con el primer ministro Benjamín Disraeli, Inglaterra ostentó un predominio sofisticado en la historia europea cuando esa institución de la que él era sirviente fiel, sometió  al “Partido veneciano”. Fue en las lagunas de Venecia donde nació y se desarrolló la forma moderna de poder oligárquico y se extendió desde allí, a otras partes de Europa, principalmente en los Países Bajos y las Islas británicas. El Club de las Islas está esencialmente consustanciado como una gran familia.

 

La Reina Elizabeth y Príncipe Philip son primos segundos. Este matrimonio mixto es típico de las casas reales de Europa.

 

* ¿Quién es el Príncipe Philip?

 

El Príncipe Philip fue nieto del Rey de Grecia. Pero su familia no nació en Grecia. Eran de origen dinamarqués y alemán. En la mitad del siglo XIX, los británicos, quienes ya constituían el poder imperial dominante en Europa, eligieron arbitrariamente  la Familia Real dinamarquesa para ocupar el trono griego, una vez que Grecia fuera separada del Imperio otomano.

 


Príncipe Andrew

 

El padre de Philip, Príncipe Andrew, fue procesado y declarado culpable de traición y deserción en batalla en la Guerra griego-otomana en 1921, y fue sentenciado a morir fusilado. Su vida fue salvada porque un comerciante de armas británico, a las órdenes del Rey de Inglaterra, sobornó al gobierno griego para permitir su huída, y un buque de guerra británico lo puso a él y su familia a salvo. Con ese antecedente, es poco sorprendente que durante los años treinta, las hermanas del Príncipe Philip se casaran todas con nazis prominentes. Para ocultar el escándalo, Philip renunció a su ciudadanía griega y la Iglesia Ortodoxa griega, y se hicieron arreglos en secreto para concederle la ciudadanía británica y para que fuera aceptado como miembro de la Iglesia Anglicana.


 

Su matrimonio fue arreglado con su prima segunda Elizabeth, cuando sus documentos británicos, fueron asegurados por su tío, Lord Louis Mountbatten. Ante estos  antecedentes de familia, es fácil entender por qué los Windsor han sido adecuadamente propensos a ser la más grande y poderosa familia disfuncional del mundo. Los cuentos de infidelidad que involucran al Príncipe Charles, el Príncipe Andrew, la Princesa Margaret, etc. son demasiado numerosos para la mencionarlos. Pero bajo las apariencias de lujuria y pompas de jabón, se oculta  un juego mortalmente serio de genocidio, de una magnitud tal que haría ruborizar de envidia a Adolf Hitler; y una batalla política que determinará si la humanidad volverá a descender  a una Nueva Edad Sombría, o renace - después de  los 500 años del ciclo de historia de la que procede- , a su final, en un nuevo Renacimiento.

 

* El genocidio de Ruanda 

 

La primera investigación de la situación que estamos considerando es la de Ruanda. Empezando en Abril de este año, los editores y personal de la revista Executive Intelligence Review proyectaron una investigación sobre el genocidio en Ruanda. El 6 de abril de 1994, los Presidentes de Ruanda y Burundi fueron asesinados en un ataque de  un proyectil de tierra - aire contra el avión que los estaba repatriando desde una conferencia cumbre. Unas horas después del doble asesinato, las fuerzas rebeldes convocaron a  lanzar una invasión sobre Ruanda desde la vecina Uganda. Después de seis meses, Ruanda, virtualmente,  había desaparecido del mapa.

 

Antes de al cataclismo del abril, Ruanda tenía la más baja tasa de mortalidad infantil y la  expectativa de vida más larga de de todos los países de África. Hoy,  el 80 por ciento del 7.2 millones de personas del país o están muertos o viviendo en campos de refugiados. Cuando comenzamos a publicar quién estaba detrás del genocidio de Ruanda, no teníamos ninguna idea previa de lo que descubriríamos. Después de algunas semanas de investigación, recibimos un trato especial de parte de  los investigadores europeos y de los diplomáticos africano en la lista de acción de conservación de los parques nacionales.

 

Una vez que tomamos ese camino, todos los pedazos del rompecabezas  encajaron en su lugar, y todos los caminos nos llevaron de vuelta a Londres, al Club de las Islas, y su Worldwide Fund for Nature. El Worldwide Fund for Nature – WWF - conocido en el mundo como una organización caritativa creada  para proteger especies en vía de extinción, es verosímilmente responsable de la matanza de animales y seres humanos en  África y en otros continentes en todo el mundo, en un nivel inusitado.

 

El  genocidio en  Ruanda en  1994,  es acaso el último acaecimiento del WWF en acción. ¿Cómo funcionó?

 

Este es el mapa de Ruanda.

 

http://acaciasa.ipower.com/newphotos/rwanda_map.gif

 

Desde 1990, el WWF ha estado manejando un “programa de protección de gorilas” en Gorila  Park en Uganda,  justo en la frontera de Ruanda-Zaire, en el contiguo Parque de los Volcanes en el lado Ruandés de la frontera, y en el Parque Virunga de Zaire (4). Junto con el Parque de Akagera en Ruanda a lo largo de la frontera con Kenya y Uganda, todos estos parques sirvieron como bases de entrenamiento, áreas de plataforma, y depósitos de armas para los “rebeldes” invasores'-- quienes eran en realidad todos soldados y oficiales del Ejército de Uganda del títere británico Yoweri Museveni.

 


Museveni está manejado por la Ministro de Desarrollo Extranjero de Gran Bretaña Lady Lynda Chalker. De esa manera el genocidio ruandés no tuvo nada que ver con guerra tribal o civil. Fue un asesinato orquestado por los británicos y sus  programas de invasión. Los parques administrados por WWF jugaron un papel de apoyo en la matanza.


 

 

* El resto de África  

 

En los mismos parques, el mismo aparato de WWF está implicado en la desestabilización y genocidio planeado contra el resto de África Oriental, empezando con Kenya y Sudán. Bajo el pretexto de proteger especies en vía de extinción, como elefantes, rinocerontes y tigres, “los rangers” WWF del parque cometen  asesinatos y otros ataques contra los llamados “poachers”' que en muchos casos resultan ser líderes políticos patrióticos locales o granjeros que se niegan a abandonar su tierra y su producción de comida a los programas de confiscación de tierra de WWF.

 

Las “Zonas protegidas” en el mapa de África.

http://www.selftourafrica.com/images/africa_map.jpg

 

Las zonas sombreadas señalan esas áreas protegidas en la África subsahariana que se han destinado a  “parques nacionales”,  reserva de turismo o reservas ecológicas. Casi 2 millones de kilómetros cuadrados, o sea, el 8.2 por ciento de toda la tierra subsahariana, se ha trasferido al WWF o sus substitutos.

 

Para dar una idea del tamaño de algunas de estas llamadas áreas protegidas: mire el Parque Nacional Kruger, localizado en la frontera de África Sur y Mozambique.

 

 

 

[Diapositiva 4: África del sur]

 

 

 

El Parque Kruger en el mapa de África del Sur. Es más grande que el estado de Massachussets. Sirvió como base para fuerzas del RENAMO y FRELIMO en la sangrienta guerra civil que duró 20 años en Mozambique. De igual manera, el West Zambezi Game Management Area, aun más grande, señalada con el número 1, albergó el UNITA y MPLA fuerzas de la guerra civil que duró 17 años en Angola.

 

Ambas fueron operaciones típicas de WWF. Los ejércitos mercenarios WWF llevan a cabo una guerra brutal contra la población a través de toda África. Guardabosques de parques armados con  helicópteros artillados, armas de infantería, y misiles ligeros actúan como escuadrones de muerte. De acuerdo con un programa de WWF llamado “Operación Fortaleza” entre noviembre 1987 y 1988, escuadras de asesinos bajo la dirección del Jefe de los Guardabosques de Zimbabwe Glen Tatham se llevaron a cabo a sangre fría, los asesinatos de centenares de los llamados “cazadores furtivos”, mitad de los cuales estaban desarmados y atraídos a emboscadas. Algunos de ellos eran líderes del ala militar del Congreso Nacional Africano.

 

Cuando Tatham y sus hombres se llevaron a 70  guardas por asesinato, el parlamento de Zimbabwe se apresuró a aprobar un Acta de Protección de Indemnización de la Fauna que otorgó  inmunidad a los guardabosques del parque para ser juzgados por todo acto que ellos hubieren ejecutado, “en cumplimiento del deber”: era una licencia para matar.

 

Durante el mismo periodo, en África del Sur, WWF estuvo ejecutando la “Operación Cerradura”, presentada públicamente como una campaña para salvar al rinoceronte negro. El presidente de WWF Holandesa, el Príncipe Bernhard, padre de la Reina Beatrix, y John Hanks, el director de África WWF y uno de los más importantes maltusianos del continente, financiaron un equipo de comandos “retirados” del British Special Air Services para infiltrar y sabotear los llamados grupos de caza.

 

Hemos sabido de fuentes de África Sur que esta Operación fue el objetivo central de lo se  conoció,  a comienzos de 1990 como  “tercera fuerza”; una fuerza paramilitar externa que estimula la violencia negro-contra negro, entre el ANC y el Partido Libertad Inkatha llevando a cabo operaciones destinadas a promover la violencia, como la matanza de Boipatong el 18 de junio de 1992. La meta: activar una guerra civil sangrienta y evitar la finalización del sistema del apartheid y re-integración de África Sur en la comunidad mundial. Hoy, el mismo este plan de genocidio sistemático está siendo dirigido por el Club de las Islas y el aparato de WWF contra toda África Oriental.

 

[Diapositiva 5: África WWF Mapa oriental]

 

Usando los mismos parques en Uganda y “el aparato ranger” WWF, la Corona británica está emprendiendo una guerra contra los otros países del Cuerno de África, particularmente Kenya y Sudán.

 

Tiny Rowland forma parte del Club de las Islas. Fue presidente hasta hace poco Lonrho Corporation (“Londres-Rhodesia”), y se jactaba en una radio de Kenya de haber sido miembro desde hace mucho tiempo del Ejército de Liberación de Sudán del Sur de John Garang que ha estado promoviendo una guerra contra el gobierno en Khartoum.

 

Los genocidas del WWF-Club saben que Sudán es la canasta de pan potencial para toda África, y a toda costa quieren que Sudán sea un campo de batalla, no un campo de granos. Todo aquél que  piense que la política imperial británica de operaciones de guerra bandas-contra-bandas comenzó con el primer ministro Harold McMillan, en 1960, el discurso de “Vientos de Cambio”' que anuncia la des-colonización de África de Gran Bretaña. Tiene que leer el EIR  del  28 de octubre, 1994 - informe especial, de 60 páginas - “La Próxima Caída de la Casa de Windsor”.

 

Y no bebe pensarse que el programa británico de genocidio de masas, con el pretexto de proteger especies en vía de extinción, está limitado al África Negra; tiene, también, que tener en cuenta la siguiente información ofrecida en el EIR documental.

 

 Uno de los mitos más grandes instaurado por la Corona británica y el Club de las Islas, es la noción completamente falsa que la Monarquía británica - Reina Elizabeth II y el Príncipe Philip - son simples figuras decorativas. Nada podría estar más lejos de la verdad.

Basta mirar un mapa de la Comunidad de naciones británica hoy:

 

 

 

 

 

 

 


 [Diapositiva 7:Mapa de la Comunidad Británica de loas Naciones Map]

 

 

50 países son actualmente miembros de la Comunidad de Naciones Británicas son gobernados de hecho  por los Windsor. De esos 50 países, ¡16 son todavía hasta el hoy son  colonias de la Corona británicas, donde el único soberano es Reina Elizabeth! Entre los 50 estados de la Comunidad de naciones se encuentra un cordón de islas caribeñas que son conocidas como los lavaderos de dinero de droga,  refugios importantes y centros financieros para una  descomunal economía en negro.

 

 Lo que es más, este mapa global del alcance imperial británico es muy similar al mapa de las operaciones internacionales del World Wildlife Fund.

De manera que, no se deje engañar  por la propaganda del Club de las Islas.

 

El Imperio británico está bien vivo, complementado por el imperio encubierto global de la WWF.

 

Esto nos lleva al próximo punto crítico.

 

* Las áreas protegidas de Sud América  

 

 

 

El genocidio llevado a cabo contra la población de África subsahariana es quizás el caso más grande de asesinato en masa en la historia humana; pero el WWF no se ha limitado a un continente.. Recuerde que el Príncipe Philip y el Club de las Islas piensan reducir la población mundial por 80 por ciento en el curso de las próximas generaciones.

 

En América del Sur, el número de corporaciones es menor, pero aquí, el WWF ha abierto camino a un programa designado en su propia literatura como “reservas antropológicas”. Éstos son literalmente parques zoológicos humanos, donde las tribus primitivas, como los indios Yanomami de la región de la Amazona brasileña, se mantienen en estado de atraso a la fuerza.

 

Solamente en Brasil  existen actualmente 250 “reservas antropológicas.”

 

Más del 10 por ciento de la superficie total de Brasil ya ha sido reservada para esos parques zoológicos humanos y se han basado en una población de menos de 300.,000 personas, o sea, menos de dos-décimos del uno por ciento de la población total.

 

En Perú, la evidencia que se está acumulando es que el grupo asesino narco-terrorista Sendero Luminoso ha sido  financiado y armado por WWF. En una hipótesis de mínima,  Sendero Luminoso ha servido como asistencia de WWF en áreas como el Valle Superior del Río  Huallaga, la primer región productora del mundo de cocaína y en una zona  impenetrable con áreas ecológicamente protegidas (4). En la Zona Reservada Apurimac (5), el Ejército peruano descubrió las fosas comunes y campos de concentración conducidos recientemente por Sendero Luminoso. Las víctimas de la brutalidad del Sendero Luminoso: los indios Ashaninka.

 

Desde hace tiempo, alrededor de mediados de 1960, WWF se puso como objetivo esta área de Perú como un lugar ideal para se considerada una futura área protegida. El obstáculo eran los indios Ashaninka que había cultivado y cazado en el área durante siglos, y estaban aparentemente abiertos a la modernización e integración con la sociedad peruana. Sendero Luminoso se movió al área en los años ochenta, después que 1.6 millones de hectáreas se habían establecido como “Zona Reservada del Apurimac” e iniciaron el asesinato sistemático y la esclavitud de los Ashaninka.

 

Todos estos hechos se realizaron bajo la mirada vigilante del  WWF del Príncipe Philip.

           

* América Central

 

México y Centroamérica están también, bajo el aparato de los genocidas del WWF-Club de las Islas.

[Diapositiva 10: Central America]

Cuadro de texto:

 

El mapa de Centroamérica y México indica la ubicación del estado de Chiapas en el sur en México, escenario de la insurrección de la guerrilla durante largos años del EZLN, ( Ejército  Zapatista de Liberación Nacional). El comienzo fue un estallido de la región de Chiapas. Las cuatro áreas protegidas por la WWF unidas han sido señaladas por los granjeros locales como áreas para bases de organización y entrenamiento de los Zapatistas.

 

Las letras A, B, y C marcan el Parque Nacional Launas de Montebello, la Reserva de Biosfera Montes Azules, y el Parque Nacional Cascadas de Agua Azul respectivamente. Todas estas áreas son fortalezas de los  Zapatista de Liberación Nacional, sobre todo “Montes Azules” justo en la frontera con Guatemala.

 

Rigoberta Menchu, líder terrorista guatemalteca y líder de la banda narco-terrorista URGN (quién recibió el Premio Nóbel de la Paz 1992), recientemente organizó una marcha a través de la frontera en apoyo de las guerrillas del EZLN, y cuando, a su regreso, llevaba 1.000 “refugiados zapatistas”  a Guatemala desde Chiapas, los víveres eran arrojados a los manifestantes por un avión de transporte C-130 de la Royal Air Force desde  Belice.

 

Belice Es un país de la Commonwealth británica (Comunidad Británica de Naciones) que ha sido base de operaciones para los comandos británicos durante décadas.

Ahora toda esta operación está siendo dirigida bajo los auspicios del WWF.

 

Volviendo a mirar el mapa de Chiapas, (D) preste atención a la Reserva Ecológica El Ocote, que no es un área desconocida sino un sitio clandestino favorito para el cultivo de grandes cantidades de Marihuana, controlado por el  EZLN. Tanto en México como en Centroamérica, los vecinos del sur de los Estados Unidos, existen todos los elementos que tienen los mismos  objetivos de WWF  en Ruanda, África del Sur, y Perú. Es una bomba de tiempo a punto de explotar. Y es más grave. No sólo Ibero-América se convierte en blanco de un genocidio por parte WWF, sino también América del Norte.

 

 [Diapositiva 11: Áreas protegidas en América del Norte ]

 

Cuadro de texto:

Casi la tercera parte de la región Occidental de los Estados Unidos es un “área protegida” o un área bajo el Bureau of Land Management puesto en la lista para ser declarada zona reservada en un futuro cercano. La mitad de Alaska ya es una inmensa zona protegida.

 

Tal vez en Canadá se encuentra el caso más audaz de WWF, con de los llamados “Movimiento de pueblos en vía de extinción” (el Príncipe Philip no hace ninguna distinción entre seres humanos y las formas más bajas de vida animal). El área señalada  en el mismo norte de Canadá es la nación de Nunavut, que creó la Reina Elizabeth I el 10 de junio de 1993I, como una patria tribal para los nativos Inouit.

 

Cuadro de texto:

 

A través del WWF, la Royal Commission on Aboriginal Peoples y la Survival International,  instalada por WW, F los nativos Inouit fueron reunidos nuevamente en esta tierra despoblada, literalmente como un rebaño, en el curso de una década con la promesa que esta inmensa “nación” obtendrá su independencia como Estado de la Corona Real en 1999.

 

[Diapositiva 12: Desierto de California ]

 

 

 

 

Cuadro de texto:

 

Con el amparo del Acta de Protección del Desierto de California, aprobada por el Congreso 103, en octubre 1994, se destinaron 8 millones de acres de tierra en reserva. Antes que se sancionara esa Acta, ya se había reservado en una zona contigua de 12 millones de acres de tierras en California. Con la legislación existente o diferida, el 80 por ciento del Estado de California estará fuera de las fronteras de EE.UU., al final de la década.

 

No sólo está listo el  WWF para transformar los estados occidentales de EE.UU. en una inmensa reserva natural y de turismo fuera de los límites a cualquier tipo de desarrollo económico: como parte de un antiguo compromiso de la monarquía británica el WWF está trabajando para derogar nuestra Constitución Federal, ( de EE.UU.)

La “Balcanización” de América del Norte: fragmentar a EE.UU., Canadá, y México en  lo que un ecólogo destacado ha denominado las “Nueve Naciones de América del Norte”

 

[Diapositiva 13: Las nueve Naciones]

 

 

En varias ocasiones durante los últimos 200 años, los británicos han intentado dividir a los Estados Unidos. El caso más conocido fue el de la Guerra Civil - la mano británica actuaba detrás de la insurrección secesionista del Sur -. La novedad en el mapa de las “Nueve Naciones” es  que una de las “naciones nuevas” propuestas para ser separada de los Estados Unidos, designada como No. 7, será llamada “Dixie”.'

 

* Australia

 

Los británicos no se han olvidado de Australia. El Príncipe Philip fue el fundador personal de la rama australiana del WWF, y él continúa consagrando mucho su atención personal a ese continente.

 

[Diapositiva 14: WWF.  Australiana ]

 

Cuadro de texto:

 

Una mirada al mapa de Australia aclara mucho este punto. Entre las reservas indígenas (es decir, los parques zoológicos humanos) y otras reservas de tierra, el WWF se ha manejado cortando prácticamente en dos mitades al continente, la mitades oriental y occidental del país, asegurando un estado semi-permanente de subdesarrollo.

 

* Conclusiones 

 

Una revisión de la historia de WWF que no tenemos tiempo para hacer en este trabajo,  mostraría que el llamado movimiento medioambiental de la segunda posguerra mundial, no fue otra cosa que un reavivamiento del Movimiento de Eugenesias de finales del siglo diecinueve y comienzos del veinte.

 

Después del genocidio nazi, el término “eugenésico” perdió prestigio. Por eso, las mismas “elites” británicas y europeas aliadas, y las  norteamericanas que respaldaron a Hitler cambiaron ese nombre por el de “ambientalismo” y se incorporaron rápidamente al negocio del genocidio. Para que este punto quede más claro:

 

El fundador del WWF. Sir Julian Huxley era presidente de la Eugenics Society en 1961 cuando se creó el  WWF.

 

El Príncipe Philip, portavoz mundial del  WWF y funcionario principal del Club de las Islas, lo expuso sucintamente en un discurso en Londres, el 11 de marzo 1987:

 

 “El hecho simple es que la población humana del mundo está consumiendo recursos renovables naturales más rápidamente de lo que puede regenerar, y el proceso de explotación está causando incluso extensos daños.... Todo esto es consecuencia de la Revolución Industrial y la explosión científica y se extiende alrededor del mundo a causa de “ la nueva religión del desarrollo económico”.

 

El Príncipe Philip está mintiendo. La falta de desarrollo económico genuino, se debe a que está intencionalmente bloqueado por Philip y sus genocidas socios en el WWF y en el Club de las Islas, este el único “límite al crecimiento”.

 

Si se destruye el poder político y financiero del Club, nada detendrá el camino hacia un nuevo Renacimiento.