Soros y su proyecto de responsabilidad de grandes capitales financiado por grandes capitales (I)

18 febrero 2012

Bahianoticias.com- Traducción exclusiva para BN realizada por Alicia Vega (ver otras) del artículo publicado por ActivistPost.com el 15 de febrero de 2012: Soros BigBusiness Accountability Proyect Funded by BigBusiness” by Tony Cartalucci. La siguiente traducción será presentada en tres partes, al final de la nota se presenta el link en inglés para su lectura completa. La llamada “Revenue Watch”, pretende ser “un instituto de política sin fines de lucro y una gran organización que promueve la gestión eficaz, transparente y responsable de los recursos naturales como el petróleo, gas y minerales para el bien público. A través de la creación de capacidades, asistencia técnica, investigación y promoción, ayudamos a los países a obtener los beneficios del desarrollo de su riqueza en recursos naturales.”

En realidad, se trata de un frente central de Wall Street-Londres de proporciones monolíticas que garantiza la competencia extranjera, incluidas las empresas nacionalizadas, que evitan explotar en muchos casos su propios recursos nacionales, a fin de que puedan ser reservados en vez de que los gigantes corporativos de Occidente los saqueen.

En muchos casos, esto incluye la financiación y la organización de grupos de la oposición que salen a las calles y físicamente detienen los proyectos en curso con el pretexto de asistencia humanitaria y medio ambiente.

Una mirada a la página de “socios” de Revenue Watch revela lo que sólo en una mirada superficial parece ser bien intencionado,  y con nobles esfuerzos civiles. Sin embargo, un examen más detenido, cuenta una historia diferente.

¿Quienes colaboraron con Soros en Revenue Watch?

La página de “socios” representa un sistema interconectado, una red incestuosa que termina siempre respaldada por la Red Societaria de  George Soros Red, la OCDE, USAID, British DIFD, Australia aid, y el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, todos los cuales están directamente asociados con la gran banca, las grandes petroleras, contratistas de defensa, y las multinacionales de consumo en la tierra.

El primer “socio” en la lista de Revenue Watch, Action Contre l’Impunité pour les Droits Humains (ACIDH) de la República Democrática del Congo, está financiado en su totalidad por la Open Society de George Soros, Human OCDE y la Comisión Europea. Otras organizaciones mencionadas, tales como “RAID” y Cee Bank Watch Network (en sí misma un socio de Revenue Watch) , son a su vez frentes financiados por Soros, la Fundación Ford, Sigrid Rausing Trust, Freedom House, Fundación Heinrich Böll, y la Comisión Europea.

El  African Center for Media Excelence, falla en nombrar a quien de hecho los financia pero sí informan que sus cursos de capacitación de “Informe sobre Petróleo, Gas y Minerales” se llevan a cabo en colaboración con Penplusbytes (que aparece como OSIWA y OSISA, respectivamente, y es en sí mismo un socio de Revenue Watch) y la Fundación Thomson Reuters las cuales están financiadas por Soros, mientras que el segundo también está financiado por el Departamento de Servicio de Estado de EE.UU., a su vez financiado por la BBC World.

Uno sólo puede preguntarse por qué los intereses financieros de las corporaciones se verían involucrados en “entrenar” a la gente acerca de cómo informar sobre sus propios recursos naturales, para evitar la explotación, o para ayudar a facilitar esto?.

Otros socios son el Centro Parlamentario de Australia y Canadá y la  corporación financiada por Soros, “Publish What You Pay” que vigila los recursos de los gobiernos de los países ricos con el objeto de saber la cantidad de dinero que reciben de las  corporaciones  multinacionales y cómo lo gastan.

Medio Oriente y Asia : La británica DFID, PNUD, TIRI financiada por Soros, y el Banco Mundial, Integrity Watch Afganistán. La gestión de los recursos -orientada a Indonesia- tiene sede en el Instituto para la Reforma de los Servicios Esenciales, creada por USAID, el Banco Asiático de Desarrollo y el KfW “banco de desarrollo” de Alemania. El Instituto Iraquí para la Reforma Económica (IIER), cuyo consejo de administración incluye al Dr. Kamal Al-Basri  de General Electric Capital, Barclays y Lloyds Bank y a Mustafa Al-Shawi profesor de la Universidad de Salford, Reino Unido y consultor de las Naciones Unidas y  de los proyectos del Banco Mundial en una categoría titulada “otras actividades”, afirman estar “haciendo negocios con el Banco Mundial.”

El IIER también afirma tener “buenas relaciones de trabajo con varias ogranizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales como CIPE, IRI, USIP, y el Instituto CATO “. Por supuesto que CIPE está financiado por el Departamento de Estado de EE.UU., la National Endowment for Democracy (NED), que también financia el IRI (Instituto Republicano Internacional) y la USAID. La USIP ( Instituto de la Paz de EE.UU) es también una creación del gobierno de los EE.UU..

En otras palabras – la IIER está tratando la “reforma económica”, según los intereses de Wall Street y de Londres.

África: La Fundación para la Conservación de África es financiada por British Airways, el contratista de defensa Esri, Microsoft, y la Fundación para la Agricultura y los Alimentos  de las Naciones Unidas (FAO ).

La fundación Soros, la Fundación Ford, el DFID,  Australian Aid, la USAID, Banco Mundial, Tides, la Comisión Europea, financian  la Agencia para la Cooperación y la Investigación en Desarrollo . La Fundación Ford, la UE, EE.UU. y del gobierno británico, financian la Asociación de Derecho Ambiental de Zimbabwe. “

Las irregularidades.

Si bien está claro que a pesar de la miríada de organizaciones que figuran dentro de la lista de “parteners” de Revenue Watch, con las páginas de niños sonrientes de piel marrón, jirafas, verdes prados y molinos de viento, todo lleva de nuevo a un puñado de gobiernos y fundaciones financiadas por empresas, y esto por sí solo debería garantizar un escrutinio cauto, una incorrección tangible puede ser vista demostrativamente actuando dónde Soros y la camarilla de la elite empresarial-financiera que él representa están luchando desesperadamente.

Entre las organizaciones que aparecen en lista de asociados de Revenue Watch, está el Movimiento de gas Shwe. No hay gente sonriente de piel marron aquí, en vez el puño cerrado del movimiento Otpor de la CIA se puede ver “pinchado”  las plataformas petroleras y los oleoductos de China y Myanmar, así como tambien se ven por las calles de Londres movimientos que agitan banderas  de Wall Street-Londres  y de la  Liga Nacional para la Democracia  de  Aung San Suu Kyi, .

Continúará..

Link en inglés: http://www.activistpost.com/2012/02/soros-big-business-accountability.html

Noticias relacionadas a George Soros, publicadas en Bahianoticias.com (cada link tiene 15 artículos referidos)

Link I Soros:   http://bahianoticias.com/page/2/?s=george+soros&x=0&y=0

Link II Soros:  http://bahianoticias.com/page/3/?s=george+soros&x=0&y=0

  • Publicadas en Bahía Ecología (8 noticias)

Link I Soros: https://bahiadenoticiasalter.wordpress.com//?s=george+soros&submit=Buscar

 

 

 

 

Soros (II) y su proyecto de responsabilidad de grandes capitales financiado por grandes capitales (II)

19 febrero 2012

Bahianoticias.com- Traducción exclusiva para BN realizada por Alicia Vega (ver otras) del artículo publicado por ActivistPost.com el 15 de febrero de 2012: Soros BigBusiness Accountability Proyect Funded by BigBusiness” by Tony Cartalucci. La siguiente traducción será presentada en tres partes, al final de la nota se presenta el link en inglés para su lectura completa. Vemos una galerías de fotos donde el “Movimiento de Gas de Shwe” parece estar tratando de elevar la conciencia internacional sobre el “impacto” de un gasoducto que se construye desde la costa sur de Myanmar que siguiendo hacia el norte se continúa en China.

Junto a las obras de construcción de barro, camiones que transportan segmentos de tuberías y equipos son fotografiados con un templo distante en el fondo que muestra  la leyenda “área religiosa perturbada por proyecto”, nada extraordinario parece estar sucediendo, es más o menos lo que uno podría encontrar rodeando a cualquier proyecto de infraestructura a gran escala .

Imagen: el título de esta fotografía del Movimiento Gas de Shwe dice: “área religiosa perturbada por proyecto” Uno debe preguntarse por qué el fotógrafo tomó este punto de vista, cuando una vista más cercana del templo y cómo se estaba “perturbando” habría sido mucho más convincente.

Irónicamente, una visita a la página web de un notorio entrometido extraterritorial y financista corporativo de Neo-Con, que preside la National Endowment for Democracy, revela el dinero asignado sólo para este tipo de “actividad” en Myanmar, todavía llamada por su nomenclatura colonial británica “Birmania” por el NED:

Para crear conciencia, fortalecer las redes locales y movilizar a los activistas por los recursos afectados por la extracción de las zonas de Birmania occidental: la organización formará a los investigadores locales sobre el terreno en la información de la documentación y los métodos de movilización de la comunidad y se dará a conocer a nivel internacional y dentro de las zonas afectadas por los proyectos de extracción de recursos naturales por parte de los militares.

Ya hemos visto a los gobiernos de  EE.UU. y de Gran Bretaña a través de una serie de ONG financiadas en el extranjero teniendo éxito en el cierre, al menos temporalmente, de la presa de Myitsone. La presa, además de aumentar los ingresos de Myanmar mediante la venta de electricidad a China, proporcionaría un porcentaje de electricidad para Myanmar, junto con el control de inundaciones, la navegación fluvial, y el riego de la región circundante, y, finalmente, terminaría en el marco de plena propiedad del gobierno de Myanmar después de cumplir un contrato de 50 años con China, quien financió y construyó la presa.

Es evidente que el Movimiento de Gas Shwe es parte de un nuevo ejército de capital extranjero de las ONG que trabajan en conjunto con organizaciones similares en todo el mundo, principalmente en África y el sudeste asiático, para prevenir el desarrollo y explotación de los recursos naturales bajo el pretexto de los derechos humanos, la protección del medio ambiente, y cualquier otra narrativa imaginable que las personas puedan ser propensas a creer. ¿Podría ser esto por el bien de los derechos humanos y las consideraciones ambientales?

Se introducen las multinacionales.

Por supuesto, Soros y los proyectos de financiamiento de la NED para apagar el desarrollo de las cooperativas de Myanmar con su vecino inmediato del norte, China, por sí solo indican los intereses empresariales-financieros en juego.

Todo el directorio de NED está representado por los belicistas certificados, los neoconservadores que han firmado a la hitleriana su “Proyecto para un Nuevo Siglo Americano”, declarando sus intenciones de establecer un reinado de 100 años de la hegemonía global estadounidense, y una mezcla de lobbystas corporativos y consultores.

Es muy poco probable que hayan detenido la Presa de Myitsone, o esten tratando de detener el proyecto de gas Shwe, para preservar el medio ambiente prístino de Myanmar y saborear las sonrisas en las caras de piel marrón que sus empresas y la maquinaria de guerra han estado devorando desde que el Infante de Marina General Smedley Butler, escribió “La guerra es una estafa.

De hecho, en las actividades de mayor niveles de financiación de Revenue Watch y la miríada de organizaciones que se asociaron con ella  está la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD)

Imagen: naciones OECD – también tienen sospechosamente un parecido a Wall Street y  la esfera de influencia Londres y los miembros de la OTAN.

La OECD nació de las diversas “instituciones internacionales” creadas por los vencedores de la Segunda Guerra Mundial para reconstruir el devastado mundo en la forma de su elección.

Fue el precursor de la Unión Europea y todavía existe activamente  financiando la destrucción y la consolidación penal de los estados – naciones soberanos en la actualidad. Compuesto por un eje anglo-americano, incluyendo la Unión Europea, participa en la ONU y en diversas organizaciones de “ayuda”  de los respectivos países miembros, USAID, DFID, y Austrian Aid, por ejemplo.

Los países miembros de la OECD financian sus actividades, pero eso no significa que la OECD esté bajo las riendas de los representantes de la política nacional elegidos democráticamente en cada país miembro.

Ha sido ilustrado en profundidad que las corporaciones que financian los grupos de reflexión (think-tank) son de hecho las creadoras y proveedoras de la política occidental, tanto nacional como extranjera.

Del mismo modo, los intereses financieros corporativos que impulsa la OECD, los conduce  el Comité Consultivo Económico e Industrial (BIAC). En sus propias palabra dicen:

BIAC ha contribuido mucho en los últimos cincuenta años en el trabajo de la OECD, promocionando mercados abiertos y competitivos, en la igualdad de condiciones y la regulación y la gobernabilidad; en la lucha contra el proteccionismo, que permite a las empresas competir y tener éxito en un mercado global cada vez más complejo.

Es evidente que la asociación OECD con Revenue Watch es muy parecida a la de un ladrón con una barra de hierro – que consiste en utilizar la organización para hacer fuerza frente a las esclusas del proteccionismo y la soberanía nacional.

Revenue Watch está creando las “reglas de juego uniformes” y “la lucha contra el proteccionismo” en las naciones que de otra manera desarrollarían sus recursos locales, sin dar a las naciones miembro de la OECD una oportunidad de obtener ganancias en los mercados que seguramente no se considerarían “abiertos y competitivos” desde sus puntos de vista globalista.

Por supuesto, la riqueza de las naciones miembros de la OCDE fue construida no sólo en el proteccionismo, sino en muchos casos en siglos de explotación extraterritorial, la conquista militar, y de barrido de imperios mundiales.

Continuará…

Link en inglés: http://www.activistpost.com/2012/02/soros-big-business-accountability.html

 

Soros y su proyecto de responsabilidad de grandes capitales financiado por grandes capitales (III)

19 febrero 2012

Bahianoticias.com- Traducción exclusiva para BN realizada por Alicia Vega (ver otras) del artículo publicado por ActivistPost.com el 15 de febrero de 2012: Soros BigBusiness Accountability Proyect Funded by BigBusinessby Tony Cartalucci. Esta es la última de las tres partes de la traducción del artículo, al final de la nota se encuentra el link en inglés para su lectura completa. La OECD a través de su organización Watch OECD cuenta con el mencionado Movimiento  de Gas de Shwe como miembro . La Open Society también se cuenta como un miembro de los EE.UU. , junto con la “International Rivers” que ayudaron y participaron en el cierre de la mencionada Presa de Myitsone. Entre los miembros del Reino Unido figuran Amnistía Internacional y la mencionada RAIDS. Como un miembro de Zimbabwe , la  Asociación de Derecho Ambiental de Zimbabwe está en la lista. Otro miembro de Revenue Watch, ” Acción contra la Impunidad para los Derechos Humanos  de la República Democrática del Congo”, aparece en el sitio Watch OECD como miembro. Y la lista sigue.

En las listas BIAC de OECD figuran como integrantes de sus organizaciones diversas cámaras de comercio en cada país miembro.

Esto incluye la Cámara Australiana de Comercio , la Cámara de Comercio de Canadá, la Confederación de Industrias Británicas, y el Consejo de Estados Unidos para el Comercio Internacional (USCIB).

Estos, en conjunto, representan los mayores intereses corporativos-financieros en el mundo, y muchas de las empresas multinacionales que figuran también constituyen las juntas de directores, administradores y patrocinadores de los más influyentes think-tanks de la tierra

Estos son los mismos grupos de reflexión que trabajan en la ingeniería de las guerras en Afganistán, Irak y Libia, y tienen planes establecidos para derrocar a Siria y lograr un cambio de régimen en Irán.

También son los grupos de think-tank que han articulado una agenda para realinear la ASEAN contra China para rodear y contener  militar y económicamente a la superpotencia emergente.

Cuando vemos al  George Soros de Wall Street en conjunto con las Naciones Unidas y la financiación de la OECD en las ONG´S  tratando de detener los oleoductos de China- Myanmar y las presas que benefician a ambas naciones, está claramente hecho como parte de la implementación de estos planes documentados para negar el ascenso de China e impedir el desarrollo de las naciones de la región.

No es que Soros y la OECD quieran preservar los recursos de Myanmar para el pueblo de Myanmar,  es que quieren esos recursos, la riqueza y el poder que representan por sí mismos, al tiempo que se le niega a cualquier nación la capacidad de levantarse y competir posiblemente con el orden  Wall Street – Londres

Imagen: Desde 2006 “String of Pearls” informa detalladamente una estrategia de contención de China. La flecha azul representa la línea de vida logística de China y  las naciones que pasó. También representa la meta de Wall Street y Londres en los esfuerzos de cambio de régimen, desestabilización, y organizaciones no gubernamentales entrometidas que tratan de cortarla.

Con los patrocinadores corporativos que tiene la BIAC de OECD como DuPont, ExxonMobil, GlaxoSmithKline, Nestlé, Shell, Unilever y otros, detrás de los mismos think-tank que desestabilizaron y llevaron a cabo un proxy invasión armada de la OTAN a Libia, expulsando  los intereses de China y Rusia y corriendo con los contratos de Occidente, está claro lo que pretenden hacer en otras regiones del mundo donde se dirigen sus fingidas preocupaciones humanitarias.

En Libia, incluso vimos a la instalación de un presidente de Petroleum Institute, Abdurrahim el-Keib, como “primer ministro“.

En Uganda, las empresas británicas bajo la cubierta del falso ecologismo tenían 20.000 personas desalojadas por la fuerza de su propiedad para “plantar árboles” y dinero en efectivo en el esquema de la pirámide de comercio del carbono.

En efecto, Revenue Watch es nada más que un fraude con sensación de bienestar dibujado en innumerables bien intencionadas personas de todo el mundo, algunas de ellas arriesgan sus vidas por lo que es esencialmente la construcción de un siglo 21, las corporaciones financieras gobiernan el imperio global.

Se trata de un imperio donde todo el mundo perderá, salvo los que están en la parte superior.

Y pese a las garantías de Soros de que él es un liberal de izquierda, y el tobogán interminable que muestra la sonrisa de los africanos jugando en sus sitios web, él es, en efecto,  uno de los más viciosos, y persistentes facilitadores de las corporaciones fascistas.

¿Listo para dejar la Pepsi?

Si bien la escala de Revenue Watch y la conducción del nexo Soros-OECD-corporativo-fascista parece monolítica e indomable, remontando a la fuente de su poder se encuentran los consumidores individuales como tú y yo.

Mediante la identificación de los intereses de las corporaciones-financieras que lo impulsan, enumeradas convenientemente por el USCIB en su directorio de miembros y en los informes anuales de los think-tanks de todo el mundo occidental, podemos entonces comenzar a boicotear y reemplazarlos con soluciones locales. Foto: “Animal Liberation” by Naxtrico/Devianart

Si bien puede parecer que hacemos algo tan pequeño como que no comprar Coca-Cola o Pepsi es un acto de vanidad, exactamente todo el mundo compra uno o dos de estos productos al día de estas grandes multinacionales globales que les han concedido esta influencia indebida en el primer lugar.