El  Faro

Nacional

 

 

Buenos Aires – enero 12 de 2010

 

¡Es la banca internacional, estúpida!

"Hacen de nuestra ignorancia el pedestal de su poder"
Raúl Scalabrini Ortiz

 

La crisis del Banco Central nos está dando una muestra no sólo del grado de ignorancia que tiene no nuestra clase política y los periodistas que se auto-titulan "Cuarto Poder", sino además – la falta de una estrategia nacional.


La clase política y los periodistas nada informan ni de la aplicación del Axioma Rothschild a nivel mundial - "Denme la impresión de moneda y no me importa quien haga las leyes" - ni del rol del Bank of International Settlements (BIS -Basilea), ni del rol de la "Ley de Autonomía del Banco Central" ni las "Normas de Basilea".


De nada de esto habla nuestra clase política - oficialista u opositora - ni tampoco nuestra "izquierda" dice cosa alguna sobre el control de la emisión  de dinero.  En su momento tampoco lo hizo Marx en "Das Kapital", Capítulo 3 - La moneda - y Lord Rothschild le quedó muy agradecido.


La emisión de moneda como elemento de imperio o genocidio económico.


El Banco Central de la República Argentina – y por haberse firmado las Normas de Basilea, está dependiendo del BIS (Basilea). Pero este – en su carácter de Banco Central de los Bancos Centrales del Mundoestá dirigido por Bancos Centrales como la Reserva Federal de EEUU, el Bank of England, el European Central Bank, el Bank of Japan, como otros, que a su vez no son estatales sino sociedades privadas. Estos Bancos emiten moneda y se la prestan a los Estados que los han autorizado a actuar de esta manera.


El primero en actuar de esta manera fue el Bank of England de 1695 que se conoció como "revolución gloriosa" financiada por los banqueros de Amsterdam. Nada diremos sobre la religión de tales banqueros pues no queremos problemas con el INADI.


El mecanismo de financiar las guerras con papel impreso en lugar de oro - que todavía usa EEUU en Afganistán, Irak -le permitió a Gran Bretaña ascender al rango de potencia del siglo XVIII y conquistar su imperio. Si Napoleón pudo financiar las guerras de su época fue porque entregó el Banque de France a los banqueros de Ginebra. Más adelante con la crisis de 1817 los hermanos Rothschild pudieron llegar al control del Banco de Francia.

 

En diciembre de 1821 y habiendo provocado una corrida financiera los Rothschild llegan también al control del Bank of England desplazando a la familia Baring. Desde ese momento y terminando con una serie de varios siglos anteriores nunca más hubo guerra entre Francia y Gran Bretaña. Ambos bancos centrales estaban controlados por una misma familia.

 

Si Bismark pudo llegar a unificar el Imperio Alemán fue porque previamente había entregado el control del Reichbank a la familia Beischröder.

 

La Primera Guerra Mundial ya había sido planificada desde mucho antes pero los estados europeos estaban en banca rota por haber mantenido esos grandes ejércitos en pie. Se necesitaba una potencia industrial - libre de deuda – para que pudiera proveer a Europa de toda la munición y alimento necesario para tal guerra.

 

El elemento que se necesitaba para financiar tal guerra desde adentro de EEUU era la Reserva Federal cuyo permiso fue sancionado por ley del 20 de Diciembre de 1913. La guerra no podía empezar sin tal banco.

 

Vemos entonces que desde 1695 sus inicios los imperios occidentales están ligados a bancos centrales que puedan financiar las guerras de conquista imprimiendo su propia moneda.

 

A su vez teniendo en cuenta la importancia de la industria en las guerras – militares y económicas – debemos ver el poder que deben tener tales bancos centrales para financiar tales aparatos industriales.

 

Provocando las crisis Industriales.

 

La primera gran crisis que tuvo la Reserva Federal de EEUU fue en 1929 cuando después de un período emisionista con bajos intereses resolvió el corte de circulante en un 60% provocando esa crisis espantosa.

 

Millones de personas se habían endeudado con dinero fácil y de bajos intereses y estos millones de personas debieron malvender sus stocks de acciones cuando los bancos “llamaron” a devolver los créditos que habían otorgado.

 

Los bancos que tenían la propiedad oculta de la Reserva Federal ganaron porque sabían de antemano la recesión que se iba a provocar y tenían dinero en efectivo que luego colocaron muchísimo más caro en el mercado.

 

Ir al mercado sabiendo de antemano cuando empieza un período de recesión y cuando uno de expansión es como ir la hipódromo sabiendo de ante mano que caballo va a ganar.

 

Para el momento de la ascensión de Roosevelt en 1933 se sabía que comenzaría un período de expansión y que Roosevelt pediría una gran emisión de dinero para poder financiar su programa de recuperación económica. Esta vez los bancos se habían posicionado comprando grandes stocks de acciones de las corporaciones que serían las primeras en beneficiarse de la reactivación económica.

 

Vemos así que muchas veces las crisis no son provocadas por una “mano invisible” sino por quienes tienen el control de la emisión de moneda

 

Y con esto también viene el reemplazo de la Libra inglesa por el Dólar estadounidense, con su consecuente dominio internacional y ahora con el dólar a punto de ceder su liderazgo como moneda de reserva internacional. 


¿Qué es el Bank for International Settlements?

 

El Bank for International Settlements - de ahora en adelante BIS - se fundó en Basilea-Suiza en 1930 para servir como cámara de compensación entre la deuda de Alemania y las distintas potencias vencedoras de la Primera  Guerra Mundial.

 

Durante la Segunda Guerra Mundial sirvió como cámara de compensación para pasar las reservas de oro de bancos centrales de países ocupados (ej: Checoslovaquia) hacia Alemania. También para pasar el oro de los judíos y otros exterminados en los campos de concentración, y con esto financiar las compras de materiales estratégicos por parte de Alemania.

 

Terminada la guerra y complementando con los acuerdos de Bretton Woods (Fondo Monetario Internacional – Banco Mundial – GATTS) el BIS  se convierte en el Banco Central de los Bancos Centrales del mundo.

 

Hoy en día podemos ver que los 30 países más industrializados del mundo pertenecen al OCDE ( Organización de Comercio y Desarrollo Económico) con sede en París y estos 30 privilegiados tiene un circulante con un promedio equivalente al 90/95 % de su producto bruto interno (PBI). Por otra parte Argentina así como los 180 país no privilegiados tienen un circulante equivalente al 13/15 % de su producto bruto interno (PBI).

 

¿Quién determina entonces el porcentaje de circulante en el mundo?

 

Esto lo resuelve una logia" de aproximadamente 10 banqueros centrales: Reserva Federal de EEUU, Bank of England, Bank of Japan, antes de Euro Banque de France, Banco de Italia, Banco de Holanda, Banco Nacional de Suiza y otros.

 

Vemos así que muchas veces problemas como desarrollo o subdesarrollo, industrialización o des-industrialización vienen ligados no a gobiernos de ese país sino a las cantidades de circulantes y así se determina el costo del crédito que permitirá subsistir o no a industrias de primera necesidad, como así mismo la cantidad de mano de obra ocupada y el costo necesario para abrir nuevas fuentes de trabajo.

 

Que un país no pueda decidir por si mismo el porcentaje de circulante es un gravísimo atentado a la soberanía y del cual nada habla nuestra clase dirigente.

 

¿Cual fue la actitud de Perón respecto a la Soberanía Bancaria?

 

“No quiero ser el dueño de nada sino tener

el control de todo” Nelson Rockefeller

 

Lo que importa no es la propiedad sino el control. Esto los venezolanos lo aprendieron muy duramente los venezolanos que en su Constitución Bolivariana, artículo 318, por un lado aseguran que la propiedad estatal del Banco Central es inalienable, pero a

Continuación aseguran – como en Argentina – su autonomía.

 

Así, hace unos años, cuando quisieron echar mano a sus reservas para iniciar la reforma agraria, el Banco Central se opuso y nada pudieron hacer. La reforma agraria debieron hacerla con fondos de PDVSA.

 

En 1946 la primera de las nacionalizaciones del Peronismo fue el Banco Central que había sido fundado en 1935 por Sir Otto Niemeyer. El axioma Rothschild - Denme la impresión de moneda – es parte de la Soberanía de Mercadoeconómicamente libre”, una de las tres banderas - junto con la política aduanera, la planificación de futuro mediante el presupuesto, la estructura impositiva progresiva, la política de deuda externa o interna.

 

Todo esto era parte de una estrategia nacional integral por parte del Gral. Perón.

 

Lo que tenemos ahora es la continuación de la última etapa de destrucción de la nación argentina por parte del menemismo – en ese entonces apoyado por los Kirchner. Para Menem había que aceptar el Consenso de Washington y los Kirchner – con todos sus oportunismos, apoyaron en todo esta política anti-nacional.

 

La última Ley de Autonomía” del Banco Central pone al BCRA fuera de la “Soberanía” sea del Poder Ejecutivo y Poder Legislativo. Y los Kirchner apoyaron como también todas estas entregas.

 

Llegados al gobierno poco o nada hicieron para revertir los cambios de estructura y poder recuperar la Soberanía del Mercado.

 

Ahora se quejan.

 

“El que no tiene cabeza para preveer

debe tener espalda para aguantar”

General Juan D Perón  

 

Fdo. Vcom (VGM) Horacio Ricciardelli

 

Bs As, Enero 12 de 2010