ACERCA DE LA ASÍ LLAMADA “TEORÍA DEL CALENTAMIENTO GLOBAL”     

 

Primero definamos qué es lo que en el ámbito científico se entiende por “teoría del calentamiento global”: se llama así a la hipótesis de que las actividades industriales desarrolladas por la humanidad, al generar dióxido de carbono y otros gases, aumentan el así llamado efecto invernadero, provocando el calentamiento del planeta.

 

Gustavo Cangiano, Profesor Universitario explica: “A partir de ciertos datos cuyo registro puede tal vez obedecer a determinados prejuicios o a factores subjetivos, el observador generaliza inductivamente y establece así alguna explicación de orden general o teoría. Una vez establecida la teoría, es posible deducir de ella ciertos enunciados singulares que harán referencia a hechos observables y que permitirán de ese modo su corroboración o refutación.”(1)

 

Sigamos entonces, el método científico, que nos indica que para el desarrollo de una teoría, el primer paso es la formulación de una hipótesis que explique el fenómeno en estudio, esto ya lo tenemos, está descripta en el primer párrafo. El segundo paso consiste en la confrontación de la hipótesis con las mediciones y/u observaciones de las variables pertinentes del fenómeno en estudio y por último,  si las observaciones confirman la hipótesis, la teoría  es validada, caso contrario se la rechaza. En realidad si aparece un solo hecho que no puede ser explicado por la teoría, se la rechaza. Ese es el problema con las teorías científicas: no pueden ser probadas, en la medida que sus predicciones se corroboran con las observaciones, la teoría sigue vigente, hasta que aparezca algún hecho que no pueda ser explicado por sus postulados, lo cual probará que la teoría era falsa.

 

Veremos, en lo que sigue, si ocurre lo que decía el científico inglés Thomas Huxley: “Ha ocurrido una tragedia científica, una bella teoría ha sido asesinada por un feo hecho”.

 

Existe un bombardeo mediático que difunde un supuesto “consenso” al que habrían llegado todos los científicos del mundo, coincidiendo en que el “calentamiento global” es una grave amenaza para la humanidad y que no nos podemos quedar de brazos cruzados, hay que enfrentar lo que se juzga como el desafío mayor que haya enfrentado nuestra especie en toda la historia. Pronostican para los próximos 100 años, incrementos de la temperatura global de la Tierra entre 2 y 6 grados centígrados, lo que acarreará, según esta visión, deshielo de los casquetes polares y glaciares, aumento del nivel del mar, aumento de los tornados y huracanes, malas cosechas, extinción de especies, difusión de enfermedades, etc.

 

Esta retahíla de calamidades son, para el caso de ésta teoría, los “enunciados singulares que harán referencia a hechos observables” que explicaba el Profesor  Cangiano más arriba. Vamos a ir avanzando en el conocimiento de ésta cuestión, por medio de un cuestionario (2) que iremos respondiendo tratando de mostrar en forma sistemática las posiciones de muchos científicos contrarias a las del IPCC(sigla en inglés del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, organismo dependiente de las Naciones Unidas). Algunos de éstos científicos pertenecieron y pertenecen al IPCC, y son de diversos países. Al final de éste escrito se pueden consultar las fuentes. Luego del cuestionario haremos una semblanza del IPCC, por quiénes está compuesto, su funcionamiento interno y sus afirmaciones y/o pronósticos respecto al clima del planeta.

 

                                          CUESTIONARIO

 

1)      ¿ES EL CALENTAMIENTO GLOBAL UN FENÓMENO REAL?

 

    SI, LO ES.

                                         LOS HECHOS

 

La tierra en éstos momentos se está recuperando de lo que se conoce como la “Pequeña Edad de Hielo”, que ocurrió entre los años 1500 y 1800, cuando en invierno se congelaban los rios Támesis y Sena y se podía viajar en trineo, desde Polonia hasta Suecia, a través del mar Báltico congelado, y los Vikingos debieron retirarse de Groenlandia, por el avance de los glaciares, abandonando su colonia, que habían ocupado desde la Edad Media, y habían  denominado Tierra Verde(Greenland),debido a su  frondosa vegetación. En aquella “Pequeña Edad de Hielo”,  en Austria y Suiza existía el gran temor de que el avance de los glaciares arrastrara poblaciones ubicadas en zonas altas de las montañas. Este período frío trajo hambrunas y epidemias a Europa, en Islandia se extinguió la mitad de la población y en Finlandia se extinguieron cerca de dos tercios de la población. Por suerte, se está produciendo éste lento calentamiento que hizo retroceder a los glaciares. Desde aproximadamente el año 1800 la temperatura media de la tierra aumentó cerca de  2° centígrados. En el siglo veinte lo hizo alrededor de 0,7 grados centígrados. (3)

 

 

     2) ¿ES EL EFECTO INVERNADERO UN FENOMENO REAL?

 

          SI, LO ES.

                                                LOS HECHOS

 

 El efecto invernadero consiste en que la luz solar que pasa a través de la atmósfera, al impactar sobre la superficie de la tierra, es parcialmente convertida en calor radiante. Los gases de invernadero, como el vapor de agua, el dióxido de carbono, el metano y otros, inhiben el escape de parte de  ésta radiación de vuelta al espacio. De ésta manera, éste efecto, ayuda a moderar las temperaturas: sin el mismo, la temperatura promedio en la tierra sería de 18 grados centígrados bajo cero, en lugar de los 15 grados centígrados actuales.

 Sin embargo, la elección del término “invernadero” para la denominación de éste fenómeno no es muy feliz. La atmósfera de un planeta es muy diferente a un invernadero. Este último es un  ambiente cerrado mediante un vidrio, y la atmósfera está abierta al espacio, por ende los fenómenos termodinámicos que ocurren en ambos son muy disímiles. Hay científicos que hasta niegan ésta explicación de la atmósfera como moderadora principal de las temperaturas, y le asignan un papel más importante a los mares. (4)

 

 

3)      ¿ESTÁN LOS GLACIARES RETROCEDIENDO?

 

          SI, LO ESTÁN HACIENDO.

 

                                                  LOS HECHOS

 

Los glaciares han estado retrocediendo de manera continua desde alrededores del año 1800, cuando nuestro planeta comenzó a recuperarse de la “Pequeña Edad de Hielo”. Lo han hecho a una tasa constante desde unos 180 años, la cual no se ha visto alterada por el incremento de las emisiones de dióxido de carbono emitidas por la actividad industrial, que en los últimos sesenta años se multiplicó por seis. Este retroceso de los glaciares de los últimos 180 años, se correlaciona con el aumento de temperatura registrado en el mismo lapso, de menos de 2° centígrados.

La dinámica de los glaciares no depende solamente de las variaciones de la temperatura, sino que es un fenómeno natural complejo. Los glaciares del Kilimanjaro, por ejemplo, que están retrocediendo desde hace unos 200 años, están sobre las laderas del volcán ecuatorial, o sea en una región cálida. Las mediciones satelitales de temperatura no registran tendencia al calentamiento en la zona, sin embargo los glaciares retroceden. La causa es la deforestación, se ha talado la selva tropical al pié de la montaña y por ende el aire que asciende laderas arriba, ya no es húmedo. (5)

 Existen en nuestro planeta 160.000 glaciares, de los cuales están siendo monitoreados 60.000. De ellos, el 15% (9.000 glaciares) están en retroceso, el 2% (1.200 glaciares) están avanzando(nuestro Perito Moreno es uno de ellos y su avance es la causa de su periódica ruptura) y el resto son considerados estacionarios. Los hielos de la Antártida, que constituyen el 90% de la reserva mundial de agua potable, han estado fundiéndose desde hace 6.000 años, desde el Calentamiento Holoceno, pero, según las mediciones con radar de banda ancha de los últimos 20 años, el hielo en la Antártida está aumentando a un ritmo de 26,8 gigatones/año, marcando una inversión en la tendencia al deshielo de los últimos 6.000 años. Asimismo, en el interior del continente Antártico se ha registrado a partir de 1986, un marcado descenso de la temperatura, del orden de 0,7 grados centígrados por década, alcanzándose en el año 2007 el mínimo registro histórico de 81 grados centígrados bajo cero, en la base rusa de Vostok. Este enfriamiento de los valles centrales de la Antártida provocó un grave deterioro del ecosistema. Por el contrario, en la Península Antártica (parte del sector Antártico Argentino), que representa el 2% de la superficie del continente, se registraron aumentos de temperatura, en el mismo lapso, debido a condiciones locales particulares, como cambios en los patrones de vientos y de corrientes marinas. Asimismo, los fenómenos observados en dicha zona, como la ruptura de la plataforma de Larssen, obedece a la combinación de los efectos de los cambios mencionados en el párrafo anterior, que genera a través de mayores evaporaciones, un incremento de las nevadas, aumento del espesor del hielo- llegó a trescientos metros-y ruptura de la plataforma por superación de su resistencia mecánica. Las plataformas como la mencionada están apoyadas sobre el continente y se prolongan por 100, 200 y más Kilómetros sobre la superficie marina, son como gigantescos “balcones en voladizo” de 300 metros de espesor y 200 Km de largo, llega un punto en que debido al incremento de su espesor y por ende de su peso, colapsan, es decir se quiebran sobre su punto de apoyo, la línea costera. (6)

 

 

4)      ¿ESTÁN LOS MARES CRECIENDO?

 

   SI, LO ESTÁN HACIENDO.

 

                                            LOS HECHOS

 

Los mares han estado creciendo a una tasa de 18 centímetros por siglo desde hace unos 180 años, ésta tasa de crecimiento se correlaciona con la tasa de retroceso de los glaciares y casquetes polares en el mismo lapso. Tampoco se observa en éste caso, que la multiplicación por seis del consumo de combustibles fósiles de los últimos sesenta años haya afectado ésta tendencia. (7)

 

 

5)      ¿SERÁN LAS ISLAS MALDIVAS CUBIERTAS POR LAS AGUAS?

 

NO, NO LO SERÁN, POR LO MENOS EN LOS PRÓXIMOS MIL AÑOS, DE CONTINUAR EL CRECIMIENTO DE LOS MARES A LA TASA ACTUAL.

 

                                             LOS HECHOS

 

Este archipiélago, formado por alrededor de 1.200 islas, situado en el centro del Océano Indico, tiene una altura sobre el nivel del mar de sólo uno a dos metros. Ha sido condenado a desaparecer por los seguidores de los pronósticos del IPCC. Sin embargo, múltiples estudios geomorfológicos y sedimentarios, así como medidas altimétricas satelitales, contradicen ésta hipótesis. Estas islas han estado habitadas desde hace por lo menos 1.500 años. Hace unos 900 años, es decir, durante el período denominado “Calentamiento Medieval”, cuando las temperaturas eran superiores a las actuales en el orden de  dos grados centígrados, sus habitantes sobrevivieron a un nivel del mar de 50 a 60 centímetros superior al actual. Según mediciones altimétricas satelitales y registros de nivel, durante los últimos 30 años el nivel del mar en las Maldivas, bajó 30 centímetros. (8)

 

6)      ¿CUÁL ES  EL MÁS IMPORTANTE GAS DE INVERNADERO?

 

    EL VAPOR DE AGUA.

 

                                              LOS HECHOS

 

 Más del 95 % del efecto invernadero es responsabilidad del vapor de agua, le siguen en importancia el dióxido de carbono, el metano, y otros. (9)

 

 

7)      ¿EL DIÓXIDO DE CARBONO ATMOSFÉRICO ACTUAL ES ALTO?

 

         NO, NO LO ES.

                                                        LOS HECHOS

 

Históricamente ha habido mucho más dióxido de carbono en la atmósfera de la que hay hoy. El nivel actual es de 380 ppm(partes por millón). En los últimos 600 millones de años, sólo ha habido dos períodos de contenido de dióxido de carbono por debajo de los 400 ppm, el período Carbonífero(unos 300 millones de años atrás) y el período Cuaternario(el actual), todos los otros fueron de niveles muy superiores. Por ejemplo el Cámbrico(unos 550 millones de años atrás) de 7000 ppm, 18 veces más alto que hoy, el Jurásico(unos 200 millones de años atrás) de 1800 ppm, 4,7 veces más alto que hoy, y, para consternación de los impulsores de la teoría del calentamiento global, el final del Ordovicio(unos 450 millones de años atrás) con 4400 ppm, 11 veces más alto que hoy, fue una “Era Glacial”. Evidentemente, otros factores, más allá del dióxido de carbono, influencian las temperaturas en nuestro planeta. (10)

 

8) ¿ES IMPORTANTE LA PARTICIPACIÓN DEL DIÓXIDO DE CARBONO GENERADO POR LA ACTIVIDAD INDUSTRIAL, EN EL REGISTRADO EN EL CONTENIDO ATMOSFÉRICO?

 

        NO, NO LO ES.

                                                     LOS HECHOS.

 

El 96% del total de las emisiones de dióxido de carbono registradas en la atmósfera, son naturales, es decir, son fruto del intercambio de los seres vivos, animales y vegetales, sobre la tierra y bajo los mares, erupciones volcánicas, etc. Por ende, lo generado por la actividad industrial es del 4%, ésta pequeña fracción antropogénica sería responsable de una parte diminuta del efecto invernadero, probablemente del orden del 0,12%.(11)

 

 

8)      ¿EL USO DE COMBUSTIBLES FÓSILES, DESDE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL, HA ACUMULADO GRANDES CANTIDADES DE DIÓXIDO DE CARBONO EN LA ATMÓSFERA?

9)       

          NO, NO LO HA HECHO.

 

                                                     LOS HECHOS

La así denominada Revolución Industrial se inició en Inglaterra hacia 1750. Si bien, el uso de combustibles fósiles por la industria comenzó alrededor de ese año, y su utilización se fue incrementando año tras año, fue recién después de la segunda guerra interimperialista, que su consumo creció aceleradamente. Entre el año 1945 y el año 2006, el consumo de combustibles fósiles se multiplicó por seis, sin embargo, la participación antropogénica en el contenido atmosférico de dióxido de carbono, alcanza solamente a ser del 4%. Este es el resultado de la acumulación, dado que la emisión anual antropogénica es irrelevante, es de sólo 0,8%, pero como el dióxido de carbono tiene una vida corta en la atmósfera, de cinco años(el IPCC difunde que la vida es de 100 a 200 años)(12), lo que se registra como contenido antropogénico en todo momento en la atmósfera, es del orden del 4%. Mediciones con métodos químicos del contenido de CO2 en la atmósfera de los últimos 180 años, muestran contenidos superiores a los actuales de 380 ppm(el aporte humano es el 4% de ésto o sea 15 ppm). Por ejemplo en 1820, 440 ppm, en 1860, 390 ppm, en 1940, 440 ppm. Una erupción volcánica proyecta a las altas capas de la atmósfera, entre otras cosas, tanto dióxido de carbono en unos pocos días, como lo que a la civilización industrial humana le lleva todo un año. (13)

 

 

10) ¿ES CIERTO LO QUE DIFUNDE LA PELÍCULA DE AL GORE “UNA VERDAD INCONVENIENTE”, CON RESPECTO A QUE EL AUMENTO DEL CONTENIDO DE  DIÓXIDO DE CARBONO EN LA ATMÓSFERA, AUMENTA LA TEMPERATURA?

 

            NO, NO ES CIERTO.

 

                                                     LOS HECHOS

 

La causalidad es la inversa. Es decir, aumentos de temperatura en nuestro planeta, producen aumentos del contenido de dióxido en la atmósfera. Las cosas ocurren así: aumentos de temperatura producidos por una mayor actividad solar, hacen que la solubilidad del dióxido de carbono en el mar descienda, liberando a la atmósfera el excedente, aumentando de ésta manera su contenido atmosférico. Es decir, el aumento de temperatura ocurre antes y el aumento del dióxido de carbono ocurre después, por lo tanto el aumento de  éste no puede ser causa del aumento de aquél. (14)

La justicia británica falló en contra de los contenidos de la película de Al Gore, premiada con el Oscar en Hollywood, “Una verdad inconveniente”. En efecto, el juez británico Mr. Justice Burton, debió recurrir a un grupo de científicos para que actuaran como peritos, en la demanda que el padre de un alumno de una escuela pública inglesa, el señor Stewart Dimmock, camionero, había hecho al Ministerio de Educación Británico. La demanda estaba basada en el terror que produjo al niño la proyección de la mencionada película en la escuela, en el marco de una campaña de difusión sobre las consecuencias del cambio climático.

El juez falló que, habiéndose determinado que la película en cuestión contiene errores científicos, exageraciones e información sesgada, condena al Ministerio de Educación Británico a que, en las ocasiones en que se proyecte la misma, los alumnos reciban de parte del cuerpo de profesores la adecuada explicación científica basada en hechos y el conocimiento actual de las ciencias del clima. (15)(Daily Mail 3 de octubre 2007)

 

 

11) ¿ES EL DIÓXIDO DE CARBONO UN CONTAMINANTE DE LA ATMÓSFERA?

 

           NO. NO LO ES.

 

                                                            LOS HECHOS

 

El dióxido de carbono, el oxígeno y el agua, son los tres pilares en los que se sustenta la vida en nuestro planeta. Los vegetales, por medio de la fotosíntesis, aspiran dióxido de carbono de la atmósfera  y expiran a la misma, oxígeno. Los seres humanos y los animales, aspiramos oxígeno de la atmósfera, y expiramos dióxido de carbono, en una conveniente complementación vital. De hecho, experimentos realizados con atmósfera controlada, con incrementos del contenido de dióxido de carbono, muestran que los vegetales aumentan notablemente su crecimiento. Es decir que si aumentara el contenido atmosférico de dióxido de carbono por supuestos aumentos de temperatura, esto mejoraría el rendimiento de las cosechas. (16)

 

12)  ¿LAS VARIACIONES DE TEMPERATURA REGISTRADAS EN EL  SIGLO VEINTE, SE CORRELACIONAN CON EL USO DE COMBUSTIBLES FÓSILES?

 

NO, NO LO HACEN.

 

                                                LOS HECHOS

 

    Las temperaturas fueron incrementándose lentamente desde principios del siglo veinte y a una tasa constante hasta alrededor de 1940, a partir de allí y hasta 1980, las temperaturas descendieron en forma ininterrumpida y luego de 1980 volvieron a crecer, sin alcanzar el pico de máxima temperatura del siglo que se alcanzó en 1934. De esto surge, que el aumento de temperatura mayor registrado en el siglo, fue anterior a 1940, es decir antes de que se incrementara el uso de combustibles fósiles. Por otra parte, entre 1940 y 1980, cuando se incrementa en forma exponencial el uso de combustibles fósiles, las temperaturas descienden. Evidentemente las variaciones de temperatura no se correlacionan con el uso de combustibles fósiles. (17)

 

13) ¿LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO Y LAS EMISIONES DE LOS AUTOMÓVILES Y VEHÍCULOS DE TRANSPORTE SON CONTAMINANTES?

 

           SI, LO SON.

                                                               LOS HECHOS

 

Los derrames de petróleo, la contaminación de cursos de agua subterránea y superficial con hidrocarburos líquidos,  los escapes de hidrocarburos gaseosos a la atmósfera, son algunos de los impactos ambientales directos de la industria del petróleo. Los impactos indirectos surgen de la utilización de sus productos derivados como combustible en centrales termoeléctricas y motores de combustión interna aplicados fundamentalmente a vehículos de transporte y aplicaciones industriales.

Los motores de combustión interna, que queman combustibles fósiles, no solamente emiten dióxido de carbono y vapor de agua, productos de la combustión, que no son contaminantes, sino que además, emiten gases perjudiciales como los óxidos de azufre y de nitrógeno responsables de la lluvia ácida, también, pueden emitir elementos metálicos contaminantes como el plomo u otros, contenido en aditivos antidetonantes, además, como consecuencia de que la combustión nunca es perfecta, por estar fuera de punto los motores, pueden emitir monóxido de carbono, que es tóxico, y también pueden emitir material particulado, pequeñas partículas sólidas, producto de la carbonización en las cámaras de combustión de mezcla de combustible y aceite de lubricación que pasó a la cámara, por desgaste de los aros. Estas emisiones contaminantes, junto con las emisiones de material particulado, resultado de la combustión de carbón mal controlado en centrales térmicas e instalaciones fabriles,  son las que generan el así llamado “smog” que afecta a las grandes ciudades.

             

 

14) ¿CUÁL ES LA CAUSA MÁS IMPORTANTE DEL CALENTAMIENTO GLOBAL?

 

        HAY TRES CAUSAS  DE CAMBIOS DE TEMPERATURA

 

a)       La causa principal es astronómica. Los ciclos de la irradiación solar son fundamentalmente  los que determinan el clima. Hay diversos ciclos, los de manchas solares de 25 meses, los de 11 años  y los de 206 años, las variaciones de la órbita terrestre alrededor del sol: de precesión de los equinoccios de 21.000 años, las de variación del ángulo de la eclíptica, de 41.000 años, y las de variación de la excentricidad de la órbita elíptica de la tierra de 100.000 años. La combinación de éstos ciclos determina la variación resultante. Hoy sabemos que en el último millón de años de vida de la tierra, hemos sufrido ocho períodos sucesivos de glaciación, cada uno de ellos de aproximadamente 100.000 años, intercaladas entre dichos períodos hubo épocas de calentamiento, conocidas como interglaciares, que duran aproximadamente entre 10.000 a 12.000 años. Estamos viviendo en una era interglaciar que está cumpliendo ya los 12.000 años. Teóricamente, estamos aproximándonos a otra era glaciar.

b)       Causas atmosféricas : dentro de éstas tenemos a la reflectividad solar, debido a nubes blancas, polvo volcánico, casquetes de hielo polar. También está la retención de calor, debido al efecto invernadero.

c)       Causas tectónicas: distribución de la masa terrestre, la deriva de los continentes, origina cambios en  los patrones de circulación de las corrientes oceánicas. (17)

 

 

15) ¿SON LAS TEMPERATURAS ACTUALES, LAS MÁS ALTAS REGISTRADAS DESDE LA ÚLTIMA ERA GLACIAR HACE 12.000 AÑOS?

 

     NO, NO LO SON.

                                                      LOS HECHOS

 

Se registraron temperaturas superiores a las actuales, durante el Calentamiento Holoceno, hace unos 6.000 años atrás, en el orden de 3°C, durante el llamado Calentamiento Romano, doscientos años antes de Cristo, en el orden de 2°C y durante el Calentamiento Medieval, hace unos 900 años, también en el orden de 2°C. No existen registros históricos que mencionen catástrofe climática alguna, ocurridas en aquellas épocas, como las que el IPCC está pronosticando, en forma alarmista, para incrementos de temperatura similares a los ya acaecidos en la historia del planeta, en épocas en que obviamente no existía una civilización industrial. (18)

 

16) ¿LAS VARIACIONES DE TEMPERATURA SE CORRELACIONAN CON LA ACTIVIDAD SOLAR?

 

          SI, LO HACEN.

                                                    LOS HECHOS

 

Las temperaturas registradas en nuestros días, así como los calentamientos y enfriamientos registrados en los últimos 10.000 años, se correlacionan estrechamente con las variaciones de la irradiación solar. (19)

 

17) ¿CUÁL ES EL MEJOR MÉTODO DE MEDICIÓN DE LAS TEMPERATURAS, PARA EL CONTROL DE VARIACIONES GLOBALES?

 

        LOS SATÉLITES METEOROLÓGICOS.

 

                                                  LOS HECHOS

 

Los satélites que orbitan la tierra proveen la más exacta medida de temperatura, con un desvío de 0,1° centígrado.  Los termómetros terrenos, que originalmente estaban en zonas rurales, y que ahora han quedado dentro de la zona urbana, dan lecturas cada vez más altas, debido al efecto “isla de calor”, introduciendo errores en los registros de muchos lugares y colaborando a dar una imagen de calentamiento. La medición por medios satelitales, comenzó hacia 1979 y es interesante señalar que han estado registrando temperaturas que han mostrado una leve tendencia a la baja desde hace unos 18 años. (20)

 

18) ¿HAN AUMENTADO LA CANTIDAD DE TORNADOS EN LOS EEUU, COMO CONSECUENCIA DEL CALENTAMIENTO GLOBAL?

 

         NO, NO LO HAN HECHO

 

                                                LOS HECHOS

 

El número anual de tornados, de fuertes a violentos, categorizados F3 a F5, durante la temporadas de tornados de marzo a agosto, en los EEUU, entre 1950 y 2006, ha disminuído. (21)

 

19) ¿HA AUMENTADO EL NÚMERO DE HURACANES ATLÁNTICOS QUE TOCAN EL CONTINENTE, A CAUSA DEL CALENTAMIENTO GLOBAL?

 

 

          NO, NO LO HA HECHO.

 

                                                    LOS HECHOS

 

El número anual promedio de huracanes atlánticos que tocan el continente, no ha registrado aumento entre 1900 y 2006. (22)

 

20) ¿HA AUMENTADO LA VELOCIDAD DEL VIENTO DE LOS HURACANES ATLÁNTICOS,  O EL NÚMERO DE HURACANES VIOLENTOS, A CAUSA DEL CALENTAMIENTO GLOBAL?

 

          NO, NO LO HAN HECHO.

 

                                                  LOS HECHOS

 

No ha habido un aumento en el número anual promedio de huracanes violentos, ni un incremento en la velocidad promedio del viento, en los huracanes atlánticos entre 1944 y 2006. (23)

 

21) ¿EL CALENTAMIENTO GLOBAL, HARÁ QUE ENFERMEDADES COMO LA MALARIA, TRANSMITIDAS POR VECTORES COMO LOS MOSQUITOS, ALCANCEN A POBLACIONES COMO LAS DE ITALIA, EN EL SUR DE EUROPA?

 

    YA ALCANZARON AL NORTE DE EUROPA, ANTES DEL CALENTAMIENTO GLOBAL

 

                                                    LOS HECHOS

 

En los años 1922 y 1923 ocurrió una devastadora epidemia de malaria, que infectó a 600.000 personas y mató a 20.000 en Europa. Atravesó Siberia y llegó hasta Archangel, en el Mar Blanco, cerca del Círculo Artico. En los 1940s, durante la guerra entre Rusia y Finlandia, la malaria fue una de las mayores causas de mortalidad entre las tropas Finlandesas. Evidentemente, los mosquitos y la malaria, habían llegado, ya en aquella época, no al sur de Europa sino al norte, mucho antes que creciera en forma exponencial el consumo de combustibles fósiles.

El Dr. Paul Reiter del Instituto Pasteur de París, Francia, dirige la unidad de enfermedades infecciosas y es considerado uno de los más importantes expertos en el tema, miembro del IPCC manifiesta: considerar a la malaria como enfermedad tropical no tiene el menor asidero científico, es una enfermedad de la pobreza. (24)

 

22) ¿ EL CALENTAMIENTO GLOBAL, PRODUCIRÁ LA EXTINCIÓN DE ESPECIES DE LA FLORA Y LA FAUNA?

 

NO, NO LO HARÁ.

                                                    LOS HECHOS

 

No se conoce cuál es el número total de especies. Se descubren y describen quince mil especies nuevas por año. Los biólogos han debido admitir que todos los intentos de establecer el número total de especies han sido infructuosos. Sin conocer el número total de especies, no puede en forma seria, afirmarse que existe un determinado índice de extinción, dado que no existe una base de cálculo. Sí puede saberse, porque es de fácil determinación, que algunas especies en particular corren peligro cierto de extinción, como es el caso del yaguareté y de la merluza negra. Pero no puede asignarse al presunto “calentamiento global”, éstas y otras extinciones evidentes, sino que corresponde hacerlo a la ocupación de su hábitat natural por el avance de las actividades humanas diversas y a la caza y a la pesca depredadora.

Un estudio realizado sobre la vida de plantas, plankton marino, peces, osos, renos, focas, y millones de aves que habitan en la región ártica, revelaron que, a mayores temperaturas y por ende, mayor concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, la productividad del sistema ecológico del ártico siempre se incrementa. Los registros históricos y las estadísticas modernas muestran que en los períodos cálidos se han capturado más peces en el Mar de Barents, y las poblaciones de renos, aves, focas y osos también se expandieron. Sobre la tierra firme, aumentó la masa de vegetación para los renos, y en el mar el plankton se hizo más abundante. Esto permitió que aumentara la población de peces, se expandieran los recursos de alimentos para las aves y las focas, que a su vez, son el alimento de los osos. En conclusión, el calentamiento del clima sería beneficioso para todo el sistema de vida en el ártico, y los osos polares serían más numerosos que hoy. Estas conclusiones, presentadas por el grupo de científicos autores del mismo, al superior que les había encomendado la tarea, motivaron su exclamación: “¡¡Esa no es la manera de conseguir fondos para investigación!!”. Tenía razón, así es como funciona la ciencia hoy, miles de puestos de trabajo en todo el mundo, dependen de las investigaciones que se hacen sobre el fenómeno del calentamiento global, grandes presupuestos son destinados al efecto, y muchos científicos que encontraron evidencias  que falseaban la teoría oficial del IPCC, no consiguieron nuevos fondos para continuar sus investigaciones. Es así como muchos equipos de investigación alrededor del mundo entero, son inducidos a encontrar hechos que confirmen la teoría, caso contrario peligran sus puestos de trabajo. (25)

 

 

23) ¿CUÁL ES EL ÚLTIMO DESCUBRIMIENTO CON RELACIÓN AL CLIMA?

 

         LA INFLUENCIA DE LOS RAYOS CÓSMICOS.

 

                                                    LOS HECHOS

 

A partir de 1997, los científicos que estudiaban la incidencia de los rayos cósmicos sobre la atmósfera terrestre, encontraron con sorpresa, una perfecta correlación inversa entre la intensidad de los rayos cósmicos y la temperatura en la tierra. Es decir, cuando menos rayos cósmicos incidían sobre la atmósfera, mayor era la temperatura en la tierra. Y por el contrario, cuando más rayos cósmicos incidían sobre la atmósfera, menor era la temperatura. El secreto reside en las nubes. Los rayos cósmicos, al ingresar a la atmósfera, ionizan las moléculas del aire, transformándolas en núcleos de condensación para el vapor de agua, donde los cristales de hielo, de las que son creadas las nubes, se forman. Científicos daneses y rusos coinciden en sus conclusiones que han publicado en el año 2007. La cantidad de radiación cósmica que llega a la Tierra desde nuestra galaxia y desde el espacio profundo, está controlado por los cambios en el  llamado viento solar. Este está creado por el plasma caliente eyectado de la corona del sol, transportando partículas ionizadas y líneas de campos magnéticos. El viento solar, fluyendo hasta los confines del sistema solar, empuja a los rayos cósmicos lejos de la tierra y los debilita. Cuando el viento solar se hace más fuerte, llegan menos rayos cósmicos desde el espacio, se forman menos nubes, y la Tierra se calienta. Cuando el viento solar disminuye, la Tierra se enfría. De ésta manera el Sol abre y cierra una sombrilla de nubes sobre nuestras cabezas, que controla al clima. Esto es coherente con la observación de que a mayor actividad solar, mayor temperatura.

 Lo importante de éste descubrimiento, que con razón, algunos han denominado el “eslabón perdido”de las ciencias del clima, es que nos permite inteligir de qué manera el sol calienta ó enfría la tierra y nos habilita para efectuar pronósticos más precisos. Cuando el sol tiene una mayor actividad, es decir, cuando aparecen mayor cantidad de manchas solares, que es cuando se genera el “viento solar”, la irradiación que alcanza a la Tierra es mayor y hay menos nubes para filtrarla, es decir el efecto de calentamiento se multiplica. Por el contrario, cuando la cantidad de  manchas solares es menor, la irradiación solar que llega a nuestro planeta es menor y debe atravesar mayor cantidad de nubes, con lo cual se acentúa el efecto de enfriamiento. (26)

 

24) ¿ EXISTE ALGÚN EXPERIMENTO U OBSERVACIÓN CUYO OBJETO SEA MEDIR SI REALMENTE SE ESTÁ PRODUCIENDO UN AUMENTO DEL EFECTO INVERNADERO?

 

        SI, EXISTE Y YA SE HA REALIZADO. SE HA COMPROBADO QUE NO HAY UN INCREMENTO DEL EFECTO INVERNADERO.

 

                                              LOS HECHOS

 

Según la teoría del “incremento del efecto invernadero”, las ondas de calor que regresan al espacio durante la noche, al encontrar una barrera cada vez mayor formada por los gases de invernadero cada vez más abundantes, que se irían acumulando, al quedar retenido en esa barrera el calor, provocaría el calentamiento gradual de la atmósfera. Este calentamiento debería producirse según la teoría a 10 Kilómetros de altura. Sin embargo esto no es así: se tomaron registros de temperatura mediante globos aerostáticos meteorológicos y mediante satélites artificiales y se encontró que no hay diferencias de temperatura entre la registrada a 10 Kilómetros de altura y la registrada en la superficie, se encontró que incluso, las temperaturas registradas a los 10 Km resultaron menores a las de la superficie de la tierra. No se comprueba la teoría. (27)

 

 

25) ¿LOS MODELOS CLIMÁTICOS COMPUTADORIZADOS UTILIZADOS POR EL IPCC PARA SUS PRONÓSTICOS, SON CONFIABLES?

 

         NO, NO LO SON.

 

                                              LOS HECHOS

 

El desarrollo actual de los modelos climáticos utilizados para pronosticar los cambios climáticos a mediano y largo plazo es insuficiente. El clima y su evolución dependen de muchas variables interrelacionadas de manera no linear y compleja y la ciencia actual no tiene una acabada comprensión de todos éstos vínculos y su interacción dinámica, que es precisamente lo que éstos modelos intentan simular. Para ello, plantean algoritmos que son cargados en las computadoras, es decir, son modelos matemáticos, planteados mediante ecuaciones que vinculan las distintas variables, en función de determinadas hipótesis de cómo funciona el clima en forma dinámica. Precisamente en ello radica su falta de confiabilidad en los resultados que se puedan obtener. Los operadores de éstos modelos saben de éstas limitaciones y por lo tanto cuando efectúan una “corrida” en la computadora, deben asumir el valor de “arranque” supuesto de determinadas variables. No existe control independiente sobre éstos supuestos. No pueden tampoco reproducirse sus cálculos de manera de verificar su funcionamiento con datos del pasado para comprobar si acertaron o no con nuestro presente. No se puede hacer esa verificación porque esos modelos son preservados por la “propiedad intelectual” del que los desarrolló y vende sus pronósticos a quien los solicite. O sea, ¿Cuánto quiere que le dé? (28)      

 

PRIMERAS CONCLUSIONES

 

Luego de haber transitado a través de éste cuestionario podemos ya sacar algunas conclusiones.

 

1)      El calentamiento global existe pero no es grave, un aumento de temperatura de 0,7 grados centígrados en el siglo veinte no amerita la alarma que se difunde insistentemente por todos los medios.

2)      Este ciclo de calentamiento parece haber terminado, en los últimos 18 años la temperatura se ha mantenido estable y con una leve tendencia a la baja.

3)      La retahíla de calamidades que supuestamente nos acechan como derretimiento de casquetes polares y glaciares, graves inundaciones, extinción de especies, difusión de enfermedades tropicales, incremento de la cantidad y potencia de los huracanes, malas cosechas, no son ciertas. Son pronósticos realizados por medio de modelos matemáticos computadorizados no validados.

4)      Las mediciones de temperatura realizadas por medio de globos meteorológicos y satélites artificiales no han comprobado el supuesto incremento del efecto invernadero.

5)      El incremento del contenido atmosférico del dióxido de carbono generado por la actividad industrial no puede ser considerado como la causa principal del calentamiento observado.

6)      La causa principal del calentamiento observado es de orígen astronómico: la conjunción de la  actividad solar y de los rayos cósmicos.

7)      El mediáticamente difundido “consenso entre los científicos del mundo entero” acerca del “calentamiento global” no es cierto: la existencia de éste informe es posible, precisamente porque muchos científicos no creen en el mismo y lo denuncian.

 

 

Siguen las preguntas,

 

26) ¿QUÉ ES EL IPCC? ¿CÓMO FUNCIONA? ¿POR QUIENES ESTÁ FORMADO?

 

Es un organismo dependiente de las Naciones Unidas. Fue fundado el 31 de agosto de 1988, a instancias de la UNEP (Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas) y por el WMO (Organización Meteorológica Mundial). Según lo publicado en su sitio oficial www.ipcc.ch “el objeto del organismo es el de proveer a los políticos y a otros que toman decisiones, con información objetiva sobre el cambio climático. El IPCC no conduce investigaciones ni monitorea parámetros climáticos. Su rol es el de evaluar, sobre una base objetiva, transparente, abierta y comprehensiva, toda la literatura producida en todo el mundo, que sea relevante para la comprensión del riesgo del cambio climático inducido por el hombre, sus observados y proyectados impactos y las opciones para su mitigación.”

 

 Podemos observar desde ya, que el IPCC, parte desde el inicio de su funcionamiento y en la definición de su rol, de  una conclusión previa: “el cambio climático inducido por el hombre”. Sin entrar a detenernos en los estudios sobre “el sesgo científico” inducido por prejuicios o factores subjetivos de los investigadores, sí podemos sospechar que “las expectativas determinan el resultado de la investigación” si se parte de aquella premisa y si además se adjudican fondos para su investigación, como es el caso, lo que proporcionará fuentes de trabajo “sustentables”, es decir perdurables en el tiempo, en la medida en que las investigaciones arrojen los resultados esperados.

 

El IPPC está organizado en cuatro grupos de trabajo dependientes de un secretariado. Está integrado por un total aproximado de 2.500 científicos de todos los países miembros de las Naciones Unidas.

El primer grupo se ocupa de la Base Científica, el segundo de los Impactos, Vulnerabilidades y Adaptación, el tercero de la Mitigación y el cuarto de los Inventarios Nacionales de los Gases de Invernadero.

 Podemos aquí hacer otra observación que demuestra que se parte de un juicio previo: los gases de invernadero son los responsables del calentamiento.

 

El trabajo del primer grupo, que determina la base científica del cambio climático, mediante el procesamiento de la información pertinente en modelos climáticos computarizados utilizados para proyectar tendencias futuras, es el punto de partida para los otros tres grupos. Por ejemplo, el grupo segundo donde trabaja el científico argentino Osvaldo Canziani, comandando en conjunto las tareas con el representante del Reino Unido, Martin Parry, deben estudiar cuáles serán los impactos futuros, las vulnerabilidades y la adaptación posible de la humanidad, ante los pronósticos emitidos por el primer grupo, que da por sentado que el calentamiento global se debe a la generación de gases de invernadero por las actividades industriales.

 

Hemos comprobado, gracias al cuestionario formulado y respondido más arriba, que existen opiniones diversas a las del IPCC, expresadas por científicos de renombre pertenecientes y no pertenecientes a dicho organismo, algunos de ellos renunciaron al mismo. ¿Qué piensan del IPCC, tales personalidades?

 

El día 13 de diciembre de 2007, un grupo de 100 distinguidos científicos de distintos países de todo el mundo, a propósito de la conferencia  sobre cambio climático, que las Naciones Unidas organizaron en Bali, en diciembre de 2007, dirigieron una carta abierta al Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, en donde el título de la misma es toda una declaración: “La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima está llevando al mundo en una dirección completamente equivocada.”

 

En un escueto texto de no más de dos carillas, expresan su profundo desacuerdo. (29)

 

 Advierten que el IPCC “ha emitido conclusiones cada vez más alarmistas acerca de las influencias climáticas del dióxido de carbono de generación humana, un gas no contaminante que es esencial para la fotosíntesis de las plantas.”

 

Aseguran que “No está establecido que sea posible alterar significativamente el clima global por medio de la disminución de la emisión gases de invernadero por parte de la especie humana. Aún más, como la disminución de éstas emisiones demorará el desarrollo, éste enfoque de las  Naciones Unidas, aumentará el sufrimiento humano  antes que disminuirlo.”

 

Denuncian que “Los Resúmenes Para Políticos (Summaries for Policy Makers) que son los informes más divulgados entre los políticos y el público no científico y los medios de difusión mundiales, son tomados como la base para la formulación de las políticas sobre cambio climático, en todo el mundo. Sin embargo, éstos Resúmenes son preparados por un relativamente pequeño núcleo redactor. La gran mayoría de los científicos contribuyentes y revisores del IPCC, así como las decenas de miles de otros científicos calificados para comentar éstos asuntos, no están involucrados en la preparación de éstos documentos. Estos Resúmenes por lo tanto, no pueden ser divulgados como la representación de un consenso entre expertos.

 

Aquí cabe comentar el “pequeño detalle” de que éstos Resúmenes Para Políticos son escritos  por el Secretariado del IPCC antes de que sesionen los distintos Grupos de Trabajo conformados por los  2.500 científicos,  y de que los mismos hayan escrito las conclusiones del informe de Evaluación Final.

 

Como vemos, el IPCC, que se muestra ante el mundo como la máxima  autoridad científica en la cuestión del cambio climático,  y es reconocida como tal por los gobiernos del mundo, es un organismo político, no científico.

Su función no es la búsqueda de la verdad científica sino la de “bajar línea” a todos los gobiernos del mundo y a todas y cada una de las organizaciones de meteorología, medio ambiente, desarrollo económico sustentable, universidades y centros de investigación, de todo el planeta.

 

 

Denuncian que “Prominentes científicos, incluyendo a algunos de los principales representantes del IPCC, reconocen que los actuales modelos climáticos computarizados no pueden predecir el clima. Consistente con esto, y a pesar de los pronósticos de incrementos de temperaturas, calculados por dichos modelos, no ha habido calentamiento global registrado desde 1998. La actual meseta de las temperaturas, que ha sucedido al período de calentamiento global en el siglo veinte, es consistente con la natural continuidad de los ciclos climáticos multi-decadales y milenarios.

 

Denuncian que “En evidente contraste con la repetida aseveración de que la ciencia del cambio climático está establecida, nuevas y significantes investigaciones arrojan todavía más dudas sobre la hipótesis del peligroso calentamiento global causado por el hombre. Pero, debido a que los grupos de trabajo del IPCC, reunidos en Bali en la última conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático en diciembre de 2007, fueron instruidos para considerar sólo los trabajos publicados hasta mayo del 2005, éstos importantes hallazgos no fueron incluidos en sus informes, y por lo tanto, sus aseveraciones difundidas en los mencionados Resúmenes están desactualizados.(30).

 

Yo había comentado ésto en mi artículo “Del ambientalismo al ecoterrorismo”(31): Refutando la teoría del “calentamiento global” se ha demostrado que el año del siglo veinte más caluroso, fue el de 1934. Es decir mucho antes de la quema intensa de combustibles fósiles. Esto lo demostró un científico canadiense, Steve McIntyre, quién comprobó que los gráficos históricos de la NASA Goddard Institute for Space Studies, tenían un algoritmo que modificaba valores introduciendo “errores”. Esto fue reconocido por la NASA y los valores fueron corregidos. (32).

Menciono en el mismo artículo que Ernst George Beck en el 2007, demuestra que los registros de mediciones de contenido atmosférico de dióxido de carbono, que indicaron valores superiores a los actuales durante el siglo 19, refutando la acumulación en la atmósfera que señala la teoría, fueron ignorados por los “científicos” del IPCC porque no confirmaba la teoría.

 

También comento en dicho artículo que el Dr. Nils Axel Morner, máximo experto mundial en niveles del mar y evolución de las costas, experto revisor del IPCC, afirma y demuestra que no hay indicios de que el nivel del mar haya crecido en alguna parte, pero sí que ha bajado en muchos lugares, como las islas Maldivas. ( reportaje del 24 de junio de 2007). (33)

 

También hay nuevos estudios sobre la influencia de los rayos cósmicos y la actividad  solar, que fueron ignorados.

 

Por supuesto, también quedaron fuera de consideración las bajas temperaturas registradas durante el año 2007, en todo el planeta. Recordarán las fuertes tormentas de nieve registradas en la China, en EEUU y Europa. También en el hemisferio sur nos llegó el frío: en julio del 2007 nevó en Buenos Aires y se registró en la Antártida en la base rusa Vostok el mínimo histórico de 81 grados centígrados bajo cero. En el año 2007 la temperatura media global del planeta bajó 0,7 grados centígrados, del mismo orden de lo que se incrementó durante el siglo veinte. También se registraron durante dicho año, un crecimiento inusual de los hielos en los casquetes polares árticos y antárticos.

 

 

Concluyen, que “los intentos de evitar que los cambios climáticos ocurran son inútiles, y constituyen una trágica  y mala asignación de recursos, que podrían ser mejor utilizados en resolver los acuciantes y reales problemas que afectan a la humanidad.”

 

 

                                LA CREACIÓN DEL NIPCC

 

Los científicos del clima que rechazan los procedimientos y conclusiones del IPCC, firmantes del documento comentado en el párrafo anterior, no se quedaron sólo en el envío de dicha nota al secretario de las Naciones Unidas. Se organizaron y convocaron a sus colegas de todo el mundo a distintas reuniones desde el 2003, se dieron el nombre de NIPCC, sigla en inglés del Panel Internacional Nogubernamental de Cambio Climático. Convocaron a un taller internacional sobre cambio climático en la ciudad de Viena en abril de 2007. Editaron un libro con las conclusiones de dicho taller en marzo de 2008, con el nombre de “La naturaleza y no la actividad humana, rige el clima” (34).

 El mismo está prologado por el Dr. Frederick Seitz ex presidente de la Academia Nacional de Ciencias de los EEUU y el prefacio está escrito por el Dr Fred Singer, distinguido Profesor de Investigación de la Universidad George Mason y profesor emérito de Ciencia Ambiental de la Universidad de Virginia. Explican que sus motivaciones no son ni financieras ni políticas: dicen que no recibieron contribuciones ni la promesa de recibirlas a cambio de producir el informe. Aseguran que no apoyan a ningún candidato para cargos públicos, que los guía el deber de informar que las políticas que se impulsan a partir de conclusiones científicas erróneas, tendrán consecuencias nefastas para el conjunto de la humanidad,  especialmente para la población de menores recursos.

 

Critican duramente al IPCC, dicen que “desde sus inicios el IPCC fue una entidad política antes que científica”. Relatan los procedimientos de que se valió y se vale, el IPCC, conducentes a demostrar que el calentamiento global es causado por el dióxido de carbono de origen antropogénico, eligiendo, ocultando e incluso fraguando información pertinente. Enumeran:

 

En su Primer Informe de Evaluación de 1990, se ignoró completamente la información satelital porque no mostraba calentamiento. No es de extrañar entonces que se concluya que los cambios de temperatura registrados eran “consistentes con los modelos de invernadero”, a partir de lo cual se organizó el Tratado de Clima Global en 1992, en La Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro.

 

En 1995 el IPCC emite el Segundo Informe de Evaluación donde se concluye que “hay una evidencia de influencia humana en el clima global”. El informe de los científicos fue alterado por los redactores del Segundo Informe cambiándole el sentido, es decir sugiriendo una influencia humana. La evidencia presentada como soporte, resultó ser completamente espuria.

 

En el Tercer Informe de Evaluación del IPCC en el 2001, se dice que “el siglo veinte mostró un calentamiento inusual” y “se encontraron nuevas y muy fuertes evidencias de influencia humana en el calentamiento global”. Estas evidencias estaban basadas en el hoy desacreditado gráfico del “palo de hockey”.

 

En el Cuarto Informe de Evaluación el IPCC en el 2007, asegura que “es altamente probable que los incrementos de temperatura observados desde mediados del siglo veinte se deban a los incrementos observados de las concentraciones antropogénicas de gases de invernadero” Este informe ignoró importante evidencia disponible en contra de influencia de la actividad humana, especialmente los sustanciales avances en la investigación de los efectos de la actividad solar en el cambio climático.

                                              

27) ¿QUÉ ES EL PROTOCOLO DE KYOTO? ¿QUÉ EFECTO SE LOGRARÍA SOBRE EL CLIMA SI SE APLICARA?

 

ES UN TRATADO INTERNACIONAL SUSCRIPTO EN KYOTO EN 1997. OBLIGA A LOS PAÍSES INDUSTRIALIZADOS QUE LO FIRMARON A REDUCIR SUS EMISIONES DE CO2 EN UN 5,2 % ENTRE LOS AÑOS 2008 Y 2020, CON RESPECTO A LO GENERADO EN 1990. NO FUE SUSCRIPTO POR LOS EEUU, PERO AUN SI ASÍ LO HICIERA Y SE CUMPLIERAN LOS OBJETIVOS FIJADOS, EL EFECTO EN EL CLIMA SERÍA INSIGNIFICANTE: LA TEMPERATURA MEDIA DEL PLANETA SE REDUCIRÍA HACIA EL AÑO 2100 EN 0,04 GRADOS CENTÍGRADOS.

 

                                        LOS HECHOS

 

Las Naciones Unidas convocaron a una “Cumbre de la Tierra” en 1992, que tuvo lugar en Río de Janeiro, donde los gobiernos del mundo adoptaron el Convenio de Cambio Climático. Los países que más CO2 producen se comprometieron a tomar medidas para reducir sus emisiones.

En 1997, se adoptó el llamado Protocolo de Kyoto. Este obliga a los países de mayor emisión a reducir sus emisiones en un 5,2 % en relación a lo generado en 1990, entre los años 2008 y 2012.

Sin embargo, numerosas proyecciones de diversos y prestigiosos científicos del clima estiman una reducción de la temperatura media del planeta del orden de los 0,04 grados centígrados, el más optimista es el del propio IPCC, que vaticina una disminución de 0,18 grados centígrados, aún si los EEUU y todos los países del mundo firmaran y cumplieran a rajatabla el Protocolo de Kyoto. Las proyecciones de aumento de la temperatura media de la tierra emitidas por el IPCC hablan de un rango de entre 2 y 6 grados centígrados, podemos observar entonces que el cumplimiento de los objetivos del Protocolo de Kyoto son inadecuados, irrelevantes para mitigar las temperaturas pronosticadas.(35)

 

 La pregunta que surge inmediatamente es ¿Si no sirve, porqué se lo promociona y se presiona para que todos lo cumplan?

 

Veamos. Dentro de éste protocolo se crearon algunos mecanismos para que los países de mayor emisión pudieran seguir generando CO2 y a la vez cumplir con éste compromiso internacional. Estos mecanismos son el Comercio de Emisiones, la Implementación Conjunta y los Mecanismos de Desarrollo Limpio. (36)

Estas operaciones implican que empresas de los países de mayor emisión de dióxido de carbono, compran bonos de los países de menor emisión, que por lo tanto tienen “créditos de carbono” a los efectos de financiar emprendimientos de “tecnología verde”, es decir de supuesta baja emisión como los biocombustibles, paneles solares, energía eólica, o de sumidero de carbono, como los emprendimientos forestales, en dichos países. De acuerdo a éstos mecanismos, los países de mayor emisión están autorizados para contabilizar para sí la reducción de emisiones que de hecho se da en los países periféricos recipientes de la inversión.

Un ejemplo de éste tipo de negocios, fue publicado en Clarín el 14 de diciembre de 2008, en un artículo  titulado “Bonos verdes: de Loma La Lata a Kyoto” firmado por Silvia Naishtat. Según la periodista, Marcelo Mindlin tiene la habilidad de anticiparse. “Lo hizo en los 90 en el sector inmobiliario, de la mano de su ex socio Eduardo Elsztain y del financista George Soros”.”…”Esta vez el proyecto busca hacer punta con los bonos verdes aprobados en el Protocolo de Kyoto”. El proyecto consiste en ampliar la capacidad de la central térmica de Loma La Lata en un 50% mediante una tecnología importada más eficiente, que producirá energía “casi sin emisiones”. Mindlin, además de la financiación obtenida a través de los “bonos verdes” o “bonos de carbono”, obtiene otra ventaja adicional: la energía se cobra más cara, por un programa que premia éstas obras.

 O sea, los países imperialistas diseñaron un sistema mediante el cual ellos pagan para seguir emitiendo al mismo ritmo y los que reducen o mitigan las emisiones son los países periféricos, por supuesto que  haciendo buenos negocios al  mismo tiempo, conciliando los intereses crematísticos con la salvación del planeta.

 

         COMERCIO DE EMISIONES: GRAN NEGOCIO TRANSNACIONAL

 

Este comercio de emisiones permite diversos tipos de fraude, debido a las fallas de regulación del mismo. British Petroleum ha informado por ejemplo, que ha reducido en forma voluntaria 10 % de sus emisiones con respecto a 1990, embolsando 650 millones de dólares, y ningún control independiente ha permitido autenticar éstas cifras. Durante el primer año del programa británico en materia de emisiones (2002), Environmental Data Service (ENDS) reveló que las principales sociedades implicadas en los proyectos habían estafado al sistema. (37) 

 

En la práctica, sociedades como Price WaterhouseCoopers trabajan al mismo tiempo como contadores y consultores para las firmas emisoras de CO2, obrando como verificadores de los proyectos de reducción de emisiones. Este mercado de comercio de emisiones se está basando peligrosamente en la integridad de las compañías para lograr informes precisos sobre sus niveles de emisiones. Estos conflictos de interés potenciales estaban en los orígenes de los escándalos de Enron y Arthur Andersen, ambos pioneros en el comercio de emisiones.

 

Esta cuestión del comercio de emisiones era un viejo proyecto que ya se estaba elaborando desde 1991, es decir antes de la Cumbre de la Tierra en 1992 y el Protocolo de Kyoto en 1997. En efecto, en 1991 la Conferencia de las Naciones Unidas  sobre el Comercio y el Desarrollo (OCDE) había creado un departamento destinado al comercio de los gases de efecto invernadero. En Nairobi en septiembre de 1991, se vuelve a sacar el tema, durante las sesiones del comité internacional que estaba preparando la reunión de Rio, “La Cumbre de la Tierra”. A su vez y al mismo tiempo, la OCDE fundó la Asociación Internacional del Mercado de las Emisiones (IETA), un grupo de presión que se dedica a la promoción del comercio de emisiones. En mayo de 1999, se publicó un informe titulado”El combate contra el calentamiento global: estudio de un sistema mundial de créditos negociables de emisiones de carbono” y publicado con la ayuda financiera de los gobiernos europeos. Otra comprobación de los estrechos vínculos que existen entre las Naciones Unidas y el mundo de los negocios, fue puesto en evidencia cuando Frank Joshua, quien anteriormente presidiera el departamento del mercado de emisiones de la OCDE se convirtiera en el Director General para el comercio de emisiones de los gases de efecto invernadero de la firma Arthur Andersen. A su vez, éste comercio de emisiones, está siendo regulado dentro de la Organización Mundial del Comercio, existe un Comité de la OMC para el Comercio y el Medio Ambiente.

 

Las empresas promueven soluciones favorables al mundo de los negocios a través de asociaciones con ONG, gobiernos y las Naciones Unidas. Enron, por ejemplo, fue una de las principales partidarias del mercado de las emisiones. Otro ejemplo fue la costosa campaña de relaciones públicas “Beyond Petroleum”de la British Petroleum a favor del medio ambiente. Estas y otras campañas supuestamente progresistas han utilizado con éxito el concepto de Asociación Pública Privada (APP), seduciendo así a las ONG y a la opinión pública a través de difusiones mediáticas superficiales. En la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible, realizada en Johannesburg en el 2002, se postularon más de 280 de éstas APP, señalando el grado en que las ONG ambientalistas fueron cooptadas por el mundo de los negocios. Para las empresas esto significa subcontratar la legitimidad, las ONG confieren una aprobación moral al comercio de las emisiones. (38).

Tenemos a continuación un par de interesantes ejemplos de trabajo conjunto de  Empresas y ONG:

 

La Mesa Redonda sobre Palma Aceitera Sustentable (RSPO) fue fundada supuestamente para fijar un nuevo curso para la industria:”el sustentable”. Sin embargo, los críticos grupos y coaliciones locales de campesinos desconfían de que esto sea así. Piensan que es para proteger la “sustentabilidad de los negocios”. Los miembros de la primera reunión en el año 2002 fueron: Aarhus United UKLtd., Golden Hope Plantation Berhad, Migros, Malaysian Palm Oil Association, Sainsburys, Unilever y WWF

 

Al igual que en la RSPO los principales actores de la Mesa de Soja Sustentable fueron la WWF y empresas como Unilever, también estuvieron presentes en el comité organizador el Grupo André Maggi de Brasi(mayor productor individual de soja del mundo), la cadena suiza de supermercados COOP, la agencia alemana para el desarrollo Cordaid y la Federación de Asociaciones de Pequeños Agricultores del sur de Brasil.(39)

 

 La financiación de las ONG ambientalistas realizadas por las Fundaciones Ford y Rockefeller y las grandes corporaciones, están detalladas en mi artículo “Del ambientalismo al ecoterrorismo”(40). Las más importantes de ellas como Greenpeace y WWF (fundada ésta última por la casa real británica), están sospechadas de estar infiltradas por los servicios secretos británicos como el MI6, los que orientarían su accionar. El que no tiene ninguna duda al respecto es Vladimir Putin, ex jefe de la KGB soviética. Una de las primeras medidas que tomó como presidente de Rusia fue la de expulsar a las ONG del territorio de la Federación Rusa. El jefe de los espías rusos debe saber muchas cosas que nosotros ignoramos. También sabe y opina sobre el calentamiento global, con motivo de la realización en Moscú de la Conferencia de Cambio Climático, entre el 29 de septiembre y el 3 de octubre del 2003, el presidente Vladimir Putin abrió la conferencia con la declaración de que “el Protocolo de Kyoto está científicamente errado y que aún el cumplimiento del 100% con el mismo no revertiría el cambio climático” El principal asesor de Putin, Andrei Illarinov, fue más rudo: “El Protocolo de Kyoto pondrá frenos al crecimiento económico. Condenará a Rusia a la pobreza, debilidad y atraso”. Illarinov presentó a los expertos del IPCC reunidos en Moscú 10 preguntas bien enunciadas, todas las cuales hicieron tambalear a la hipótesis del calentamiento global inducido por el hombre. Los proponentes del calentamiento global no pudieron dar respuestas satisfactorias. Tampoco fueron respondidas las básicas preguntas formuladas por el presidente del comité organizador, el ruso Yuri Izrael, vicepresidente del IPCC. “¿Qué está realmente sucediendo en éste planeta: calentamiento o enfriamiento? y ¿La ratificación del Protocolo de Kyoto, mejorará el clima, lo estabilizará o lo empeorará?”(41)

 

 Es decir, los “Vendedores de Humo”pueden seguir adelante con sus negocios con la imagen de que están colaborando a la “salvación del planeta”.

En el mercado AIM de la bolsa de Londres, una nueva compañía de bonos de carbono se lista por semana. Este mercado está desplazando al Nasdaq norteamericano como principal lugar para salidas a bolsa de empresas relacionadas con el efecto invernadero y a la nueva “tecnología verde”. Este mercado movió en el año 2006, la friolera de 30.000 millones de dólares. Se está creando a gran velocidad otra burbuja financiera, la “burbuja verde”, ya se pinchó la de las empresas puntocom, acaba de pincharse la de los bonos derivativos basados en las hipotecas subprime, pero el sistema ya tiene en la ganchera la próxima quimera.

 

                                        BIOCOMBUSTIBLES:

 ¿SALVACIÓN DEL PLANETA O ARMAS DE DESTRUCCIÓN MASIVA?

 

La producción de biocombustibles fue y es promocionada como una gran ayuda en la lucha de la humanidad contra el “calentamiento global”, habiendo impulsado a partir de ello, el gran negocio transnacional de las semillas y agroquímicos. Sin embargo, esto resultó otra engañifa, tal como lo sugerí en mi artículo “¿Porqué los biocombustibles?”Allí decía que si se contabilizaran las emisiones de dióxido de carbono de todos los consumos energéticos de todos los procesos necesarios para la producción de los biocombustibles, incluyendo el efecto de la tala de bosques, seguramente resultaría que su utilización generaría más emisiones que los combustibles fósiles. En efecto, Elizabeth Rosenthal publicó el 8 de febrero del 2008 un artículo en el New York Times, donde señala que en la prestigiosa publicación científica Science, los científicos Timothy Searchsinger de la Universidad de Princeton y Joseph Fargione, efectuaron en forma cuidadosa la contabilidad de todas las emisiones involucradas y llegaron precisamente a esa conclusión.

 

¿Porqué se los utiliza entonces? Si bien los biocombustibles por lo que acabamos de ver, no “colaboran en la lucha contra el calentamiento global”, son utilizados, en el caso del etanol en EEUU, para eliminar emisiones contaminantes de las naftas, como el plomo, al reemplazar como antidetonante al tetraetilplomo y otros compuestos contaminantes, y además de reducir éstas emisiones aumenta la performance del motor. A su vez, el biodiesel, es utilizado en la UE para conferirle al gasoil la lubricidad que pierde al utilizar para su producción petróleo crudo de bajo azufre, para poder cumplir con las más exigentes normas de emisión de gases sulfurosos. En todo el mundo se promulgaron leyes que obligan a mezclar con biocombustibles: la nafta con etanol y el gasoil con biodiesel. A su vez, éstas leyes tienen beneficios fiscales y subsidios para los productores, el negocio transnacional está asegurado.

 

        HAY QUE PINTARSE DE VERDE PARA SEGUIR CON EL NEGOCIO

 

Es falsa la antinomia de biocombustibles vs. combustibles fósiles. Los biocombustibles son complementarios de los combustibles fósiles, lo que les permite a las grandes empresas petroleras prolongar la vigencia del modelo energético actual, de combustibles fósiles gaseosos y líquidos, que rige desde hace más de dos siglos, manteniendo sin cambios todo su sistema tecnológico de producción, sus redes de distribución, etc.

 

Los 800 millones de automóviles que circulan por el mundo consumen un porcentaje cada vez mayor de la energía producida en el planeta, en un alarde de despilfarro.  En este modelo transnacional, donde se producen biocombustibles a partir de maíz y soja, integrando de éste modo el mercado de los alimentos al mercado de los combustibles, el hambre de la mayoría pobre de la población mundial, es la consecuencia.

La industria automotriz, como su socia la petrolera, tienen la misma estrategia de hacer perdurar el máximo tiempo posible, la vigencia del modelo energético y del sistema tecnológico de sus producciones.

 

Es así como se “modernizan” adoptando diseños “ecológicos” como los vehículos híbridos que son motorizados en parte mediante energía eléctrica y en parte con los combustibles fósiles líquidos mejorados con los “ecológicos biocombustibles”. Es decir que reducen relativamente las emisiones, no las eliminan, lo que significa que seguirán contaminando con emisiones de monóxido de carbono y de material particulado. No se considera la utilización masiva de los ya existentes automóviles de nula contaminación: por sus caños de escape se emite solo aire a la atmósfera. Estos coches de aire comprimido han sido desarrollados con éxito por una asociación entre la empresa india Tata Motors y la francesa MDI, ya circula en la India un taxi con motor de aire comprimido. (42). En las estaciones de servicio, en lugar de nafta o gasoil, se proveería aire comprimido mediante compresores accionados por motores eléctricos. Para que éste sistema se adoptara en forma masiva, la energía eléctrica debería ser suministrada por matrices de generación donde la mayor participación recayera en la energía nuclear.

 

Es evidente la intencionalidad política de los países imperialistas de conducir a los países en desarrollo a que adopten programas de reducción de emisiones de dióxido de carbono, limitando así sus posibilidades de crecimiento.

 

 El dióxido de carbono es la emisión típica de la civilización industrial. No solamente es generado por la combustión de hidrocarburos, utilizados en las centrales termoeléctricas, sino que también son el subproducto de muchas ecuaciones químicas de procesos industriales importantes, como la industria cementera y la siderúrgica.

 

La actitud de los países imperialistas impulsores del protocolo de Kyoto y el consiguiente comercio de emisiones, provoca la denuncia de que el mismo sólo busca impedir, demorar y/o hacer más costoso el desarrollo industrial del tercer mundo, por parte de la Unión Africana, del Grupo de los 77 de las Naciones Unidas y el Movimiento de No Alineados.

 

La coalición imperialista contraatacó con la propuesta de un nuevo pacto climático. Las posibilidades del mismo fueron tratados en Bangkok, Tailandia en donde el Japón propuso la fijación de metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero por sectores industriales y no por países. Esto fue apoyado por los EEUU y objetado vehementemente por China, India y Brasil. Las industrias de mayor emisión de dióxido de carbono son la del cemento y la siderúrgica, que en todo plan de desarrollo  son las más demandadas. No se llegó a un acuerdo y las discusiones seguirán en agosto del 2009 en Ghana y luego a fines del 2009 en Copenhague. (43)

 

                                     LA CRISIS PERFECTA

                PARA IMPULSAR EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

 

La actual crisis financiera, originada en los centros imperiales, se despliega aceleradamente en forma de espiral descendente y de radio creciente. Nadie sabe a ciencia cierta hasta qué profundidades oscuras seguirá descendiendo su deletéreo efecto. Ya ha impactado en forma negativa sobre los flujos comerciales internacionales y miles de puestos de trabajo se han perdido y corren peligro muchos más en todo el orbe.

 

Los países centrales aprovecharán esta coyuntura para instaurar “Un Nuevo Orden Mundial”, favorable a sus intereses y darán otra vuelta de tuerca sobre la “gobernabilidad” del tercer mundo.

 

En el periódico británico, The Financial Times, propulsor del nuevo orden mundial,  en un artículo firmado por Gideon Rachman, con el sugerente título de Ahora vamos por el gobierno mundial, se difunde la opinión de que éste es el momento ideal para lanzar un nuevo orden mundial, un gobierno mundial. Afirman que esto es necesario dado que a  los problemas globales: 1) Crisis Financiera Global 2) Calentamiento Global y 3) Terrorismo Global, se necesitan soluciones globales. (44)

 

 A su vez, Jeremy Rifkin, asesor económico de la Unión Europea, alerta sobre “una triple crisis mundial: financiera, energética y climática” “El mundo necesita un nuevo relato económico, poderoso, que conduzca la discusión y la agenda de la crisis crediticia, el pico del petróleo y el cambio climático”. (45)

 

Rifkin propone crear una red de energías renovables que imite el funcionamiento de Internet. Esto supone crear una trama de productores-consumidores en la que cada edificio, fábrica o casa, se convierta en un generador descentralizado de energía. De ésta manera, según Rifkin, se suplantaría el consumo de combustibles fósiles que provocan el calentamiento global, que nos estaría acercando a “un punto de no retorno al que llegaremos si antes de 9 años no trazamos un plan mundial y lo seguimos sin cometer un solo error”. (46).

 

 Nos aterroriza por un lado, pero por el otro nos da la esperanza de una solución muy atractiva, muy innovadora, las energías renovables utilizadas a gran escala, en red. “Con éste sistema, cada vez que alguien produzca más energía de la que necesita, la podrá compartir”.

 

Pero hay un problema. Todas ellas son más caras, mucho más caras que la energía provista por plantas nucleares, represas hidroeléctricas y usinas termoeléctricas, debido a su mucha menor eficiencia, no son costo-efectivas. Todas ellas, necesitan subsidios para poder funcionar, los biocombustibles, los paneles solares y la energía eólica.

 

 En España, el Ministro de Energía Sebastián admitió que del aumento de 5,40% registrado en las tarifas de  generación eléctrica, 4 puntos, o sea el 74% del aumento, se deben a la incorporación de la energía fotovoltaica, 600% más cara que la generada por una central térmica de carbón, tomada como base. Según el REAL DECRETO 661/2007, se garantizan por 25 años éstas tarifas a los generadores fotovoltaicos. (47).

 

En Dinamarca, que genera el 40% de su energía eléctrica por medio de generadores eólicos, tienen la energía eléctrica más cara de Europa, si se hacen bien las cuentas. Se suponía que los ahorros generados durante el año 2005, por el uso de ésta energía en lugar de los combustibles fósiles, había sido de 200 millones de dólares, pero hay que contabilizar los 280 millones de dólares en subsidios a los operadores de las turbinas eólicas y también el incremento de los impuestos por 80 millones de dólares más, destinados a subsidiar a la industria de la fabricación de los molinos eólicos. Desde que Dinamarca dejó de pagar éstos subsidios, la construcción de turbinas eólicas cesó en el país. (48).

 

 Vestas, la más grande fábrica de generadores eólicos de Dinamarca se instaló en Colorado, EEUU, y es ahora la gran propulsora de la “lucha contra el calentamiento global” que patrocina el programa “Planeta en peligro” de la cadena CNN, que ayuda a galvanizar la presión pública para que se emprenda una acción. La ministra de energía de Dinamarca, estuvo de visita en Argentina, hace poco, alabando las virtudes de la energía eólica. ¿Intentando la venta de algún molinito quizás? (49).

 

El plan de Rifkin garantizaría la venta de millones de molinos de viento y millones de placas fotovoltaicas, gran negocio en ciernes, “para salvar al planeta”. Rifkin olfatea que éste es el momento de conseguir subsidios para éste proyecto. ¿Si se subsidia a los bancos porqué no habría de subsidiarse la producción en gran escala de energías renovables, creando millones de puestos de trabajo para, de paso, “salvar al planeta”?

El tema es quiénes pagarán éstos subsidios. Más allá de la resultante ineficiencia global, ésto genera un nuevo empresariado de la “industria verde” que seguirá defendiendo una legislación ineficiente, simplemente porque llena sus arcas. Este empresariado tratará, tal como Vestas, de exportar a otras naciones éstas tecnologías ineficientes, cuyos precios contienen los subsidios. “El verdadero juego pasa a ser qué naciones llegan a absorber los subsidios financiados por impuestos de otras naciones”

 

Gordon Brown, primer ministro británico, mantiene firme la Agenda Verde. “Consideramos que no debemos reducir nuestras ambiciones de reducción de emisiones por la crisis financiera, por el contrario hay que reforzar esa idea”. (50)

 

Barack Obama, presidente electo de los EEUU, había manifestado durante su campaña que convocaría a Al Gore para integrar su gabinete si lograba llegar a la Casa Blanca. Al Gore, ganador del premio Nobel de la Paz por su “lucha contra los efectos nocivos del cambio climático” y ganador del Oscar por su película “La verdad incómoda”, es un propulsor del comercio de emisiones. Precisamente, Obama dijo que “aprovecharía a Gore para ayudarle a crear un sistema llamado de límites máximos y de canje para las emisiones de carbono, destinado a reducir la contaminación” (51).

 Si bien no lo convocó a integrar el gabinete estuvo reunido con él recientemente planificando  la “lucha contra el calentamiento global” y el futuro verde.

Obama promete para enfrentar la crisis un plan para crear dos millones y medio de puestos de trabajo. “Vamos a poner gente a trabajar…para reconstruir la infraestructura de caminos, puentes, escuelas, fábricas de energía eólica y paneles solares” (52)

                        GUERRA POR LOS RECURSOS DEL PLANETA

 

La tercera guerra mundial con que el presidente de los EEUU George Bush amenazó con desatar, si la República Islámica de Irán no abandonaba su plan de desarrollo nuclear, ya está en desarrollo: esta guerra se está dando entre la coalición imperialista(EEUU, la Unión Europea, Japón), versus el resto del mundo, y la disputa es por los recursos naturales del planeta. Es así como el petróleo, el gas natural, los minerales estratégicos, el agua potable, etc. constituyen la base de la disputa y la manera en que el sistema imperial despliega sus métodos de conquista cubren un amplio espectro. Se recurre a la intervención militar más cruda, como en Irak, hasta formas más “sutiles” como la extorsión diplomática, la amenaza más o menos velada del uso de la fuerza, el control financiero y cultural y la nueva “agenda verde” del “desarrollo sustentable” y la “responsabilidad con el medio ambiente” y la protección de los recursos naturales “patrimonio de la humanidad”. Esto nos permite presagiar probables futuras intervenciones militares imperialistas para “proteger el medio ambiente patrimonio de la humanidad”. De ésta manera, se agregaría al listado de doctrinas de intervención militar empleadas por el imperialismo—como la “acción humanitaria”, empleada en Yugoslavia, el “ataque preventivo” y la “guerra contra el terror”, utilizadas en Irak y Afganistán o la “guerra contra el narcotráfico” usada en Panamá y Colombia—una doctrina de “protección ambiental de los Patrimonios de la Humanidad”, como temen los brasileños en la Amazonia.

 

Un capítulo importante dentro de ésta “agenda verde” es la política tendiente a limitar el desarrollo industrial del tercer mundo, a través de acuerdos internacionales como el Protocolo de Kyoto, quedando entonces, los recursos naturales no consumidos, disponibles para la coalición imperialista, dado que los consideran como sus reservas.

 

Otro capítulo muy importante dentro de ésta “agenda verde” es el de lograr que la energía sea escasa, que no alcance para toda la población mundial, de manera de reducir la población planetaria considerada “excesiva”.

 

Esta “agenda verde” promociona, además de la producción masiva de los genocidas biocombustibles a partir de maíz, soja y palma, las energías renovables como la eólica y la fotovoltaica y no recomienda la nuclear. Veamos porqué.

 

Desde el punto de vista del costo de generación de energía eléctrica, expresado en $/MWh, contemplando todos los costos, es decir, los costos variables, los costos fijos y el costo de capital, podemos comparar la energía nuclear, la de más bajo costo, con las otras fuentes, TOMANDO UN ÍNDICE 100 PARA LA NUCLEAR, TENEMOS 119 PARA LA HIDRÁULICA, 127 PARA LA TÉRMICA, 176 PARA LA EÓLICA Y 565 PARA LA SOLAR. (53)

 

En definitiva, la “agenda verde” no recomienda la generación termoeléctrica porque emite dióxido de carbono que produce el calentamiento global, no recomienda la hidráulica porque produce impacto ambiental negativo y no recomienda la nuclear porque genera residuos radioactivos. Es claro a qué se deben esas recomendaciones, dado que éstas tres fuentes son precisamente las que cumplen con las condiciones de provisión masiva, continua y de bajo costo relativo. Recomiendan, por otra parte, las energías solares y eólicas que son de baja e intermitente provisión y de alto costo relativo.

 

La tabla de costos comparativos expresado más arriba, con datos de fines del 2006, muestra cambios que harán todavía más ventajosa la energía nuclear, dado que con la aparición de los generadores de última generación, los elementos irradiados en un generador convencional  ya no son residuos radioactivos sino que se convierten en combustible para los nuevos generadores, y también al bajar el precio de los hidrocarburos harán que la opción termoeléctrica mejore.

 

¿Cómo impulsan los partidarios de la “agenda verde” éstos proyectos? ¿Cómo se conduce a la humanidad en esa dirección?

 

Fácil, en la sociedad capitalista el afán de lucro por sobre toda otra consideración atrae a los empresarios. Por otra parte, toda la población mundial ya ha sido convencida, diríamos que aterrorizada, mediante gigantescas operaciones mediáticas durante largos años, de que hay calentamiento global y que el planeta va hacia un desastre ecológico y que la solución es la recomendada por la autoridad científica del planeta: el IPCC.

 

Veremos qué resulta de las deliberaciones del G20, donde el peso específico de los EEUU ha disminuido y se han incrementado por otro lado los de Rusia y China. La Unión Europea pretende aumentar su protagonismo, así como la India y Brasil también han aumentado su peso. La cuestión del cambio climático estará en la mesa de discusión.

 

 

 

                    MÁS ALLÁ DE “LA CIENCIA” Y DE LOS NEGOCIOS:

                                    EL HUEVO DE LA SERPIENTE

 

“El Calentamiento Global es, y siempre ha sido una política para la reducción genocida de la población mundial.” Es la denuncia que hace Marjorie Mazel Hecht en su artículo “Donde nació la estafa del calentamiento global” publicado en el otoño del 2007. (54).

 

  Según Hecht, “la ridícula teoría  de que el dióxido de carbono antropogénico, cocinaría la tierra, derretiría los casquetes polares y destruiría la vida humana, surgió de una conferencia  realizada en 1975 en Research Triangle Park, Carolina del Norte, organizada por la influyente antropóloga Margaret Mead, Presidenta de la American Association for the Advancement of Science (AAAS), financiada por el gobierno de los EEUU. A esa conferencia asistieron una serie de científicos discípulos del fanático maltusiano Paul Ehrlich, autor de libros como “La bomba poblacional” y “La cantidad de población óptima”. En éste último Ehrlich, profesor en la Universidad de Stanford, llega a la conclusión de que la población óptima del planeta es de 1.500 millones de habitantes y la de los EEUU, 150 millones. Ehrlich supone que habría que reducir la población mundial a la cuarta parte y la de EEUU solamente a la mitad, evidenciando de ésta manera, su patriotismo. Guiados por luminarias como éstas, no fue de extrañar que la discusión principal de la conferencia discurriera sobre “la absurda opción de alimentar a la gente ó salvar el medio ambiente”. Previamente a ésta conferencia, “Mead ya había matoneado a los científicos norteamericanos en la Conferencia de las Naciones Unidas en Bucarest en 1974, con su punto de vista maltusiano de que la población mundial estaba poniendo en peligro al medio ambiente”.

En ésta conferencia de 1975, Margaret Mead, quien había presentado su ponencia de que “La atmósfera era peligrosa y estaba en peligro” debido a las actividades industriales humanas, manifestó que “La humanidad ha desarrollado leyes internacionales que gobiernan las tierras y los mares, ahora es tiempo para una Ley de la Atmósfera”. Un año más tarde, al tiempo en que se editaron las actas de la conferencia, Mead salió con la idea de que las emisiones de dióxido de carbono debieran ser controladas asignando derechos de emisión a cada nación. Una anticipación de los comercios de emisiones y del Protocolo de Kyoto.

 

Mead proponía a los Dres. en Ciencias Exactas y Naturales que presentaran sus estimaciones de los peligros del futuro climático de  una manera plausible y sin disidencias internas, de manera que permitiera a la humanidad establecer un sistema de alarmas artificiales pero efectivas, que tendría un paralelo con el instinto de los animales que huyen antes de que ocurra un huracán o que atesoran una mayor cantidad de nueces en previsión de un invierno más frío que lo habitual.

 

Esto es lo que Margaret Mead pretendía de los científicos, tanto sociales como naturales:

“Lo que los científicos necesitamos inventar son maneras en que la visión de largo plazo se convierta en un hábito de la ciudadanía de los diversos pueblos de éste planeta. Esto por supuesto marca un conjunto de problemas técnicos para ser resueltos por los científicos sociales, para lo cual se necesita de parte de los científicos naturales una expresión responsable y altamente articulada. Sólo si los científicos naturales pueden desarrollar maneras de hacer que sus informes del peligro actual sean creíbles entre ellos, podremos tener la esperanza de hacerlos creíbles y comprensibles para los científicos sociales, los políticos y la ciudadanía”.

 

La política de control poblacional que Mead impulsaba estaba firmemente basada en el movimiento eugenésico post-Hitler, el que tomó los nombres más potables de “conservacionismo” o “ambientalismo”, luego de la segunda guerra interimperialista. Julian Huxley, vicepresidente de la Sociedad Eugenésica Británica  entre 1937 y 1944, había anunciado en 1946, al momento en que se desempeñaba como director general de la UNESCO, “aunque es cierto que una política eugenésica radical será por mucho tiempo política y psicológicamente imposible, será muy importante que la UNESCO haga que el problema eugenésico sea examinado con el más grande de los cuidados y de que la mente del público sea informada de los asuntos que están en juego, de manera que mucho de lo que ahora es impensable, pueda por lo menos volverse pensable”. (55)

 

Evidentemente no sólo lo están pensando, lo están haciendo.

 

En fase con éste lanzamiento que hace Margaret Mead y en forma contemporánea, el Club de Roma publica y difunde a la población mundial sus conclusiones maltusianas a través del documento “Límites al Crecimiento”, se crea a instancias de David Rockefeller la Comisión Trilateral (EEUU, Unión Europea y Japón) y  Henry Kissinger presenta su NSSM 200 a la Casa Blanca, donde propone que “La despoblación debería ser la más alta prioridad de la política de los EEUU hacia el Tercer Mundo”

 

                           En la década de los 70, se había dejado de lado el programa de “Átomos para la Paz”, debido a la promesa de la energía nuclear de proveer energía barata en cantidades masivas para abastecer a una creciente población mundial. A los programas genocidas les conviene que la energía escasee y sea cara, que no alcance para todos. A partir de allí se sometió a un ataque permanente a la energía nuclear. En un informe tras otro, expertos pagados por la Fundación Ford, entre otros, difundieron que la energía nuclear no era económica, no era segura, que no era buena. Para proteger al mundo de la amenaza terrorista potencial se impusieron los Tratados de No Proliferación Nuclear, prohibiendo a los países en desarrollo la adquisición de tecnologías nucleares de uso pacífico.

 

De los discípulos de Margaret Mead, uno de los principales voceros actuales del calentamiento global, asistente a la conferencia liminar de 1975, organizada por la antropóloga, es Stephen Schneider, climatólogo. Al principio de los 70, cuando las temperaturas promedio globales del planeta estaban descendiendo, éste científico pronosticaba un enfriamiento global debido a la generación de dióxido de carbono por la civilización industrial. Gracias a las orientaciones dadas por la notoria antropóloga y a que las temperaturas comenzaron a aumentar, cambió su pronóstico por calentamiento global debido… a la misma causa. Más notorio que por esto, fueron sus declaraciones a la revista Discover en 1989: “Para capturar la imaginación del público tenemos que ofrecer escenarios atemorizantes, hacer declaraciones simples pero dramáticas y poca mención de cualquier duda que podamos tener. Cada uno de nosotros debe decidir el correcto equilibrio entre ser efectivo y ser honesto”. (56) Por supuesto todo por la causa de “salvar al planeta”.

 

Otro discípulo notable es el “figurón” Al Gore, quien, tan temprano como en 1992, en su libro “La tierra en la Balanza” decía “La tarea más urgente para salvar al ambiente es estabilizar la población mundial, que los desarrollos tecnológicos hicieron explotar”. Es interesante observar cómo alguien que no tiene formación científica es prestigiado por el sistema, es investido de una autoridad en determinado tema, laureándolo con un Oscar a su película en Holliwood, y el premio Nobel de la Paz, de manera que, como decía Arturo Jauretche, el prestigiado lo es, para que a su vez prestigie determinados proyectos. Entonces, el “figurón” vino a la Argentina y a Chile a prestigiar el lanzamiento de la producción de biocombustibles, y ahora se dispone a prestigiar el programa de Obama de combate al calentamiento global.

 

Todo esto de la “agenda verde” es una gran hipocresía, porque como hemos visto se trata de “venta de humo” por un lado y por el otro, la verdadera contaminación que las empresas de los países imperialistas efectúan en los países del tercer mundo, al utilizar tecnologías prohibidas en los centros imperiales, como el lixiviado con mercurio y cianuro en la industria minera, no es mencionada para nada en sus verdes proyectos.

 

                                         REFLEXIONES FINALES

 

No cabe duda de que como yo lo había anticipado en mi artículo “¿Porqué los biocombustibles?”(57), el mundo va a ser conducido a la nueva “economía verde”.

El nuevo gobierno de los EEUU dirigido por Obama encontrará en esto una fácil manera de empezar a diferenciarse sin mucho costo del conservador Bush que se negó a firmar el Protocolo de Kyoto.

La utilidad que ésta economía verde tiene para el sistema imperialista no se agota en el aseguramiento de los negocios potenciales que esto  conlleva, sino que además va a tender a:

 

1)      Reducir la población mundial, especialmente la de los pueblos de menores recursos.

2)      Asegurar la concentración y la administración de los recursos energéticos, minerales y alimentarios en los centros imperiales.

3)      Utilizar a las propias poblaciones de las regiones a damnificar, en la aplicación de éstos programas.

4)      Dar una explicación-justificación a la población de los países centrales de la mortandad que se dará en el tercer mundo.

5)      Confiere una legitimidad para su aplicación: es para salvar al planeta.

 

 

 

Guillermo Hamlin, Ingeniero Industrial UBA                        30 de diciembre de 2008

 

 

AGRADECIMIENTOS

 

 

En primer término quiero agradecer a mi amigo y compañero de la secundaria del Normal de Profesores No 2 Mariano Acosta, Félix Rodríguez Trelles, Dr. en Física egresado de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, quien me envió importante información científica sobre el calentamiento global así como sus invalorables opiniones al respecto, por correo electrónico desde Miami Florida EEUU, donde actualmente se desempeña como docente en la Dade College de la mencionada ciudad.

 

También quiero agradecer al presidente de la Fundación Argentina de Ecología Científica, Eduardo Ferreyra, a quien no conozco personalmente, pero de quien he tomado algunos artículos de su autoría como referencia, así como la consulta que hice y hago constantemente de su magnífica página (www.mitosyfraudes.org) en donde pueden leerse trabajos, novedades y opiniones de todas partes del mundo.

 

También corresponde agradecer a la Dra. Rosa Compagnucci, docente en la cátedra de Metrología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, Investigadora del Conicet y miembro del IPCC en el 2001. Me enteré de su existencia a través de un mail que me envió Félix desde Miami, con el inquietante título de: “no estamos solos” y adjunto al mismo un artículo publicado en la revista Perfil, firmado por Martín de Ambrosio, difundiendo las ideas disidentes con la posición del IPCC, manifestadas por la Dra. Compagnucci en una conferencia sobre calentamiento global efectuada en el Instituto Geográfico Militar. En la oportunidad en que la Dra. Compagnucci dió otra conferencia sobre el tema, en un hotel céntrico de la ciudad de Buenos Aires en julio del 2008, pude corroborar muchas de las conclusiones a las que personalmente había arribado. Cabe destacar el coraje de ésta científica argentina, al desafiar el “consenso científico mundial” con sus opiniones que se atreve a difundir sin que nadie le pague por ello. Se arriesga, como todos los científicos del planeta que piensan por sí mismos, a no obtener subsidios para sus investigaciones y a ser víctima de la calumnia.

 

Desde ya, reconozco a los tres la contribución a los méritos que éste escrito pueda tener, y no los responsabilizo por mis opiniones ni por los errores y/o defectos que el mismo eventualmente contenga.

 

NOTAS

 

(1)    Gustavo Cangiano, El pensamiento vivo de Arturo Jauretche, Ediciones de la Izquierda Nacional, pag. 72

(2)    La idea de un cuestionario la saqué de www.heartland.org, que consta de 10 preguntas, además de esas, agregué otras de manera de poder aclarar la mayoría de los terrores climáticos que se difunden.

(3)    Arthur B.Robinson, Noah E. Robinson, and Willie Soon, Enviromental Effects of Increased Atmospheric Carbon Dioxide, Oregon Institute of Science and Medicine, Journal of American Physicians and Súrgeons (2007) 12, pag. 70-90.

(4)    Stephen Wilde, www.co2sceptics.com/news.php?id01487

(5)    www.nature.com/nsu/031117/031117-8.h

(6)    Zbigniew Jaworoski, M.D. Ph.D.,D.Sc, Los ciclos solares determinan el clima, no el CO2, 21st Science & Technology, winter 2003-2004

(7)    Leuliette E.W., Nerem R.S. and Mitchum G.T., Marine Geodesy 27 No 1-2, pag 79-94.

(8)    Nils Axel Morner,  Experto revisor del IPCC, Artícul odel 2007 en www.mitosyfraudes.org

(9)    Zbigniew Jaworoski, M.D. Ph.,D.Sc., obra citada en (5)

(10) Eduardo Ferreyra, Presidente de la Fundación de Ecología Científica Argentina, Dióxido de carbono: no es causa del cambio climático, (2006) www.mitosyfraudes.org

(11)  Zbigniew Jaworoski, ibidem

(12) Zbigniew Jaworoski,  Another Global Warming Fraud Exposed, 21st century, spring 1997.

(13) Zbigniew Jaworoski, ibidem y Ernst George Beck, 180 years acurate CO2 air gas análisis by chemical methods, Merian-Schule Freiburg, 8/2006.

(14) Zbigniew Jaworoski, “Another Global Warming Fraud Exposed”, 21st century, spring 1997 y el documental del canal 4 de la televisión británica “El gran fraude del calentamiento global” en www.mitosyfraudes.org/calen8/GranTimo/html

(15)  Daily Mail 3 de octubre de 2007

(16)  Arthur B. Robinson, Noah E. Robinson, and Willie Soon, obra citada en (3)

(17)  Zbigniew Jaworowski , M.D. Ph.D., D. Sc., Los ciclos solares determinan el clima, no el CO2, 21st Science & Technology, winter 2003-2004

(18)  Informe del IPCC 1990, en los informes posteriores sólo muestran el calentamiento del siglo XX

(19)  Zbigniew Jaworoski, obra citada en (17) páginas 3 a 5

(20)  Arthur B. Robinson, Noah E. Robinson, and Willie Soon, Environmental effects of Increased Atmospheric Carbon Dioxide, Oregon Institute of Science and Medicine, Journal of American Physicians and Surgeons (2007) 12, pag 70-90.

(21)  Ibidem

(22)  Ibidem

(23)  Ibidem

(24)  Paul Reiter, Calentamiento del planeta y malaria: una llamada a la precisión, Lancet, 4 No 1(junio de 2004)

(25)  Zbigniew Jaworoski, obra citada en (17)

(26)  Svensmark and Christensen, Variation of Cosmic Ray Flux and Global Cloud Coverage, Journal of  Atmospheric and Solar-Terrestrial Physics Vol 54 No 11 pag 1225-1232

(27)  Película documental del canal 4 de Gran Bretaña citado en (14)

(28)  Gregory Murphy, Computer Climate Models: Voodoo for Scientists, agosto 10 de 2007, EIR. También www.junkscience.com/Greenhouse/Greenhouse_not_a_problem.html.

(29)  Comunicado de prensa del Executive Intelligence Review, (www.larouchepub.com/pr/2007/071217sci_ltr_to_un.html)

(30)  Ver (http://ipcc-wg1.ucar.edu/wg1_timetable_2006-08-14.pdf).

(31)  Guillermo Hamlin, Del ambientalismo al ecoterrorismo, www.izquierdanacional.org

(32)  (www.dailytech.com/article.aspx?newsid=8383)

(33)  Reportaje del 24 de junio de 2007 al Dr. Nils Axel Morner, artículo en www.mitosyfraudes.org

(34)  www.heartland.org

(35)  Nature 22  (octubre 2003) informa 0,02 grados centígrados hacia el 2050. Wigley “Las reducciones del calentamiento del planeta son pequeñas”, señala entre 0,08 y 0,28 grados centígrados.

(36)  Elizabeth Bravo, Encendiendo el debate sobre biocombustibles,  Le Monde Diplomatique, pag. 22

(37)  Heidi Bachram, El clima visto desde el sur, Le Monde Diplomatique, pag 144

(38)  Ibidem páginas 151 a 155.

(39)  Elizabeth Bravo, obra citada en (35) páginas 59 y 60.

(40)  Guillermo Hamlin, obra citada en (31)

(41)  Zbigniew Jaworowski, obra citada en (17)

(42)  www.motordeaire.com

(43)  Clarín, 4 de abril de 2008

(44)  The Financial Times, 8 de diciembre de 2008

(45)  Clarín, 12 de octubre de 2008.

(46)  Clarín, 23 de noviembre de 2008.

(47)  www.libertaddigital.com

(48)  Danny Fortson, Sunday Times, 18 de octubre de 2008.

(49)  Bjom Lomborg, Experto en Medio Ambiente, Director de Copenhagen Consensus Center, artículo en Clarín 3 de diciembre de 2008.

(50)  Clarín, 17 de noviembre de 2008.

(51)  Clarín 4 de abril de 2008.

(52)  Clarín, 23 de noviembre de 2008.

(53)   Ricardo De Dicco,  Investigador del IDICSO-USAL y del CEPEN-UBA, La crisis energética argentina, OCTUBRE-NOVIEMBRE 2006

(54)  21st Century Science & Technology, otoño de 2007.

(55)  Ibidem

(56)  Ibidem.

(57)  Guillermo Hamlin, ¿Porqué los biocombustibles?, www.izquierdanacional.org