Monseñor Aguer habló de la religion de los argentinos

 

Mons. Héctor Aguer, Arzobispo de La Plata, comentó una encuesta recientemente publicada sobre “Los Argentinos y la Fe” señalando que si bien “las encuestas tienen un valor relativo” la mencionada “ha producido resultados desconcertantes y que hacen posibles diversas interpretaciones”.

 

 

 

Afirmó que “aparece una idea de la fe que no corresponde a la concepción católica de esa virtud teologal” y que supone que “habría que pensar que una buena parte de los argentinos que se declaran católicos profesan una especie de subjetivismo religioso”.

 

Agregó que “esto plantea otra cuestión, que es la relación difícil, ambigua muchas veces, entre fe y actitud religiosa. Entre la fe en el sentido católico de la palabra” y “la actitud religiosa”. Explicó que “esta difícil relación entre fe y actitud religiosa se puede advertir en muchas de las formulas tradicionales de la piedad popular. Me llamó la atención que en esta encuesta, felizmente, Nuestro Señor Jesucristo le gana por 5 puntos a San Expedito. Esto quiere decir que no hay allí un discernimiento bien claro de hacia dónde se tiene que dirigir el gesto religioso de la devoción, la adhesión de amor y de confianza”

 

El prelado comentó que lo más significativo de esa investigación sobre la fe de los argentinos “es que falta, al parecer en esa inmensa mayoría que se declara católica, una identificación con la Iglesia, un sentido de pertenencia a la Iglesia. Al contrario, la Iglesia aparece como algo distinto de ellos, de aquellos que se profesan católicos. En todo caso la Iglesia será la jerarquía, la organización institucional, el cuerpo dogmático, los preceptos morales, etc.”

 

Y dijo que “ser católico implica reconocerse espontáneamente como miembro de la Iglesia, ámbito en el cual se vive en comunión de fe y de caridad participando del culto de Dios en la celebración de los sacramentos. A los pastores de la Iglesia les corresponde guiar a los fieles en nombre de Cristo; ése es un servicio de amor. Desde el principio, desde el tiempo de los Apóstoles, ha sido así.

 

Monseñor Héctor Aguer también dio cuenta que en la encuesta “se registra una cierta incomodidad, en los que allí se llaman católicos, cuando la Iglesia hace presente sus verdades en el ámbito público, como que este individualismo y este subjetivismo religioso va acompañado de una especie de laicismo. Como si la Iglesia no tuviera el derecho y el deber de expresar con claridad la verdad sobre el hombre y los valores éticos fundamentales”.

 

Por último destacó que “la clave” es “ofrecer a todos los fieles medios concretos de crecimiento en la fe y en la vida espiritual y recordar siempre sin miedo las exigencias del Evangelio”. “Si aceptamos los datos de la encuesta, me parece que para mejorar las cosas la solución no es que la Iglesia se haga simpática, que mejore su sistema de comunicación, que intente no confrontar ni enemistarse con nadie, para así sumar adhesión y contento masivo. Lo que debiéramos hacer nosotros, los pastores de la Iglesia, es acompañar mejor a las familias que bautizan a sus hijos, preocuparnos de que la catequesis en las parroquias y en los colegios sea más efectiva, es decir sea lo más completa posible y encamine a una perseverancia en la vida cristiana. Importa mucho formar bien a los adolescentes y jóvenes en las virtudes fundamentales hoy frecuentemente olvidadas”.

 

http://www.diario7.com.ar/

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

 

 

31-Oct-2010