Rusia y Bolivia para lanzar empresa de gas conjunta

 

Por F. William Engdahl

 

Global Research, October 14, 2009

 

http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=15684

 

Cuadro de texto:  Las últimas noticias informan que Rusia firmará un acuerdo con el gobierno boliviano para explorar y producir gas natural, es un retroceso significativo para el dominio americano de su tradicional esfera de influencia latinoamericano. Desde lo que se declaró en 1823 como la Doctrina de Monroe, los Estados Unidos, sobre todo sus élites bancarias han considerado a América del Sur como una 'plantación americana' de facto. El movimiento por el Gazprom poseída por el Estado de Rusia, en Bolivia debe verse como la respuesta geopolítica asimétrica de Moscú a la expansión americana de OTAN el umbral de Moscú en los recientes años.

 

EEUU está mal preparado para oponerse con cualquier incentivo económico.

 

El vice CEO de Gazprom, Alexander Medvedev, anunció en una reciente conferencia de energía en Argentina que ellos firmarían un acuerdo final en las próximas semanas con la compañía estatal boliviana de petróleo y gas, YFBP, para una empresa conjunta mayor para desarrollar las grandes reservas de gas natural de Bolivia.

 

Bolivia tiene las segundas reservas de gas más grandes (1.5 billón metros cúbicos) en América del Sur después de Venezuela. Sus importantes reservas de gas se concentran en el sudeste del país en Santa Cruz. El trato de gas ruso sigue a las charlas con Moscú en ayuda militar rusa aumentada a las fuerzas armadas bolivianas seguido a un corte en EEUU de toda ayuda.

 

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, primera cabeza de estado totalmente indígena del país en los 470 años desde la Conquista española, ha estado en la lista de blancos designados de Washington desde su elección popular en 2005.

 

En septiembre del 2008 Morales expulsó al Embajador americano, acusándolo de fomentar manifestaciones de oposición y protestas contra Morales. Una semana después, la Administración Bush respondió poniendo a Bolivia en la lista negra "contra-narcóticos" y cortando toda ayuda extranjera americana. Curiosamente, la lista es pequeña e incluye sólo tres países, todos firmes antagonistas de la política americana - Bolivia, Venezuela y Birmania (Myanmar).

 

Países como México, Afganistán, Colombia no están citados por Washington lo que sugiere que podría haber otra agenda allí. En enero 2009 Morales ganó un decisivo referéndum nacional que le permite correr para la re-elección y dar pasos para controlar los grandes terratenientes de nuevo. Con un 60 por ciento del voto "Sí", Morales puede buscar la re-elección en diciembre de 2009. También, bajo los nuevos poderes, los ricos hacendados pueden ser ahora sólo blanco para la desposesión cuando el estado permite la propiedad privada de propiedades grandes, Latifundistas, si la tierra se pone para 'el uso social'. Si no, la tierra puede ser tomada por el estado y puede redistribuirse.  También el referéndum le dio más poder al estado sobre recursos de energía.

 

Guerra por el agua y energía

 

El interés americano en Bolivia es poco más que explotación espesa de los grandes recursos de ese país. Washington envió a Bolivia al economista de "terapia del shock" de Harvard Jeffrey Sachs en los 1980 para imponer su terapia radical que mató la inflación y no hizo nada que alivie la pobreza severa. Abrió los recursos del país a la explotación barata por multinacionales extranjeras como BP y ExxonMobil así como las compañías de agua británicas y americanas.

 

El ex Vicepresidente de la vieja firma Halliburton Dick Cheney tenía planes para aprovechar el gas natural de Bolivia para la exportación. En 2002 ultraje popular sobre los términos generosos dados a Halliburton por un gobierno pro-americano más temprano llevó a las protestas nacionales, llamada la "Guerra del Gas de boliviano" por los medios de comunicación. Con crecientes protestas populares y las huelgas nacionales contra la explotación extranjera de los recursos del país, el Congreso boliviano aprobó una nueva Ley de los Hidrocarburos en 2005 que parcialmente re-nacionalizó los recursos de energía, mientras permitía arrendar a las compañías extranjeras, aunque en términos menos generosos.

 

YPFB había sido privatizada inmediatamente en 1996 y las empresas británicas BP y BG junto con Halliburton y ExxonMobil entraron entonces para construir una tubería de gas de multi-mil millones de dólares para exportar GNL a California. El Halliburton de Cheney era el contratista de la construcción principal. Morales ganó una gran victoria en la elección en diciembre de 2005 en una prenda para usar los recursos del país para desarrollar la economía del país, uno de los más pobres en América del Sur.

 

Desde ese momento Washington ha estado apoyando secretamente a varios grupos de oposición en la provincia de Santa Cruz en la región del gas y grandes recursos de agua fresca. El 1 de mayo de 2006, el presidente Morales firmó un decreto que declara que todas las reservas de gas serían nacionalizadas: "el estado recupera la propiedad, posesión y total y absoluto control" de los hidrocarburos.

 

Desde entonces el rédito del gobierno relacionado a la energía se dobló y ha aumentado seis-veces desde 2002. Las compañías extranjeras o se compensaron para sus tenencias como con Shell, o continuaron trabajando pero como socios minoritarios con el estado.

 

Bush encuentra un 'rancho de retiro'

 

Poco antes de dejar la oficina, según los informes de los medios de comunicación sudamericanos, el entonces Presidente George W. Bush llevó atención considerable a Bolivia con informes que él había acordado comprar un tracto grande de tierra en la frontera de la Triple Frontera de Paraguay, Brasil y Bolivia "para retirarse." Según informes recibidos Bush compró unas 40000 hectáreas de tierra en Chaco, Paraguay, cerca de una base militar americana. Significativamente según informes recibidos, la tierra se localiza en Paso de Patria, cerca de las reservas de gas bolivianas y la región de agua indígena Guaraní, dentro de la Triple Frontera. El Acuífero Guaraní es una de las reservas de agua subterránea más grande en América del Sur y corre bajo Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y más grande que Texas y California juntos.

 

América del Sur está ahora todo menos perdida a la influencia de EEUU, con sólo Colombia, un aliado acérrimo, y Perú todavía considerado en la órbita geopolítica de Washington. El resto de la región ha girado ahora contra la influencia de EEUU, liderada por Hugo Chávez de Venezuela que ha cultivado a los aliados anti-EE.UU. como Irán y Cuba y ha invitado ahora a la fuerza aérea rusa y armada a ejercicios en el Caribe. La Bolivia de Morales tiene lazos fuertes a los gobiernos de Venezuela, Ecuador y recientemente de Paraguay, donde el ex Obispo Fernando Lugo ganó una victoria en abril 2008 rompiendo la dominación de 61 años del Partido Colorado militar derechista.

 

El trato Bolivia-Rusia Gazprom va más allá afianzando un grado de independencia económica para Bolivia de la histórica dominación económica americana. Ofrece una oportunidad excelente a la presión sobre los Estados Unidos para Rusia, en su traspatio, su tradicional "esfera de influencia" en America, largamente considerada una plantación familiar Rockefeller.

 

Dada su crisis económica doméstica que se ahonda, la Administración de Obama tiene pocos naipes para jugar que  intentar crear caos en la región. Tiene poco positivo para ofrecer a Bolivia o cualquiera de sus vecinos. El proceso es como un reestreno 'Clase B' del derrumbe del Imperio británico en África y el Subcontinente indio después de la Segunda Guerra Mundial.