Controlando la Economía Global: Bilderberg, la Comisión Trilateral y la Reserva Federal

 

Poder global y gobierno global: Parte 3

 

Por Andrew Gavin Marshall

 

Global Research, August 3, 2009

 

http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=14614

 

 

Este ensayo es la Parte 3 de "Poder global y gobierno global," publicado por Global Research.

 

Parte 1: Evolución y Revolución del Sistema de Banco Central

Parte 2: Orígenes del Imperio americano: Revolución, Guerras Mundiales y Orden Mundial

 

El Bilderberg Group y el Proyecto de la Unión Europea

 

Cuadro de texto:  En 1954, se fundó el Grupo Bilderberg en los Países Bajos, lo cual fue una reunión callada sostenida una vez al año y deduce bruscamente a 130 personas de las élites política-financiera-militar-académico-medios de comunicación de América del Norte y Europa Occidental como "una red informal de personas influyentes que podrían consultarse entre ellos privada y confidencialmente". [1] Los participantes regulares incluyen a los CEO o Presidentes de algunas de las corporaciones más grandes del mundo, compañías de petróleo como Royal Dutch Shell, British Petroleum, y Total SA, así como varios monarcas europeos, banqueros internacionales como David Rockefeller, políticos senior, presidentes, primeros ministros, y banqueros centrales del mundo. [2]

 

Joseph Retinger, el fundador del Grupo Bilderberg, también era uno de los arquitectos originales del Mercado Común europeo y un principal campeón intelectual de la integración europea.

 

En 1946, él dijo al Royal Institute of International Affairs (colega británico y organización del hermana del Council on Foreign Relations), que Europa necesitaba crear una unión federal y que los países europeos "abandonen parte de su soberanía". Retinger fue un fundador del Movimiento Europeo (EM), una organización de lobby dedicada a crear una Europa federal.

 

Retinger aseguró el apoyo financiero para el Movimiento Europeo de los poderosos intereses financieros americanos como el Council on Foreign Relations y los Rockefeller. [3] Sin embargo, es difícil distinguir entre el CFR y los Rockefeller, como, sobre todo siguiendo la Segunda Guerra Mundial, las finanzas principales del CFR vinieron de la Carnegie Corporación, Fundación Ford y sobre todo, Fundación Rockefeller. [4]

 

El Bilderberg Group los actos como un "callado tanque de pensadores global," con un intento original de "unir gobiernos y economías en Europa y América del Norte en medio de la Guerra Fría". [5] Una de las metas principales del Grupo Bilderberg era unificar Europa en una Unión Europea.

 

Aparte de Retinger, el fundador del Grupo Bilderberg y el Movimiento Europeo, otro fundador ideológico de la integración europea era Jean Monnet que fundó el Comité de Acción para los Estados Unidos de Europa, una organización dedicó a promover la integración europea, y él también fue el promotor mayor y primer presidente de la Comunidad Europea de Carbón y  Acero (ECSC), el precursor al Mercado Común Europeo. [6]

 

Documentos desclasificados (publicados en el 2001) mostraron que

 

"la comunidad de inteligencia americana dirigió una campaña en los cincuentas y sesentas para construir ímpetu para una Europa unida. Esto financió y dirigió el movimiento federalista europeo". [7] Los documentos revelaron que, "América estaba trabajando agresivamente detrás de la escena para empujar a Gran Bretaña en un estado europeo. Un memorándum, fechado el 26 de julio de 1950, da instrucciones para una campaña para promover un parlamento europeo totalmente adulto. Está firmado por el general William J Donovan, cabeza de tiempo de guerra de la Oficina de Servicios Estratégicos, precursora del CIA". Más allá, "la herramienta principal de Washington por formar la agenda europea era el Comité Americano para una Europa Unida, creado en 1948. El presidente era Donovan, ostensiblemente abogado privado por entonces," y "El vicepresidente era Allen Dulles, el director de CIA en los cincuentas. La mesa incluyó a Walter Bedell Smith, el primer director de CIA, y una lista de figuras de la ex-OSS y oficiales que se movieron dentro y fuera de CIA. Los documentos muestran que la ACUE financió el Movimiento Europeo, la organización federalista más importante por los años de post-guerra".

 

Interesantemente, "Los líderes del Movimiento Europeo - Retinger, el visionario Robert Schuman y el ex primer ministro belga Paul-Henri Spaak - era todos tratados como manos contratadas por sus patrocinadores americanos. El rol americano se manejó como una operación encubierta. El financiamiento de ACUE vino la fundaciones Ford y Rockefeller así como grupos comerciales con lazos cercanos al gobierno americano". [8]

 

La Comunidad Europeo del Carbón y el Acero se formó en 1951, y fue firmada por Francia, Alemania Occidental, Italia, Bélgica, Luxemburgo y los Países Bajos. Documentos recientemente publicados desde los 1955 muestran que en las reuniones Bilderberg era un tema principal de discusión "la Unidad europea," y que

 

"La discusión el afirmó apoyo completo para la idea de integración y unificación de los representantes de todas las seis naciones de la Comunidad del Carbón y de Acero presentes en la conferencia". Más, "Un portavoz europeo expresó preocupación sobre la necesidad de lograr una moneda común, e indicó que en su vista estaba necesariamente implícito la creación de una autoridad política central". Interesantemente, "Un participante de Estados Unidos confirmó que los Estados Unidos no habían debilitado su apoyo entusiasta para la idea de integración, aunque había timidez considerable en América acerca de cómo debía manifestarse este entusiasmo. Otro el participante de Estados Unidos les instó a sus amigos europeos que prosiguieran con la unificación de Europa con menos énfasis en las consideraciones ideológicas y, sobre todos, ser prácticos y trabajar rápidamente". [9]

 

Así, en la reunión 1955 del Grupo Bilderberg, ellos pusieron como agenda primaria, la creación de un mercado común europeo. [10] En 1957, dos años después, el fue firmado Tratado de Roma que creó la Comunidad Económica europea (CEE), también conocido como la Comunidad europea. Durante décadas, se firmaron varios otros tratados, y más países se unieron a la Comunidad Europea. En 1992, se firmó el Tratado de Maastricht que creó la Unión Europea y llevó a la creación del Euro. El Instituto Monetario Europeo se creó en 1994, el Banco Central Europeo se fundó en 1998, y el Euro se lanzó en 1999.

 

Etienne Davignon, Presidente del Grupo Bilderberg y ex Comisionado de EU, reveló en marzo de 2009 que el Euro fue debatido y planeado en las conferencias de Bilderberg. [11] Éste era un ejemplo de regionalismo, de integrar una región entera del mundo, un continente entero, en una gran estructura supra-nacional. Ésta era uno de las funciones primarias del Bilderberg Group que también vendría a jugar una parte mayor en otros problemas internacionales.

 

Teoría de la interdependencia

 

Las justificaciones teóricas para la integración y el regionalismo llegaron a los años sesenta con lo que es conocido como "teoría de la interdependencia". Uno de sus defensores primarios era un hombre llamado Richard N. Cooper. Dos otros defensores mayores de la teoría de la interdependencia son Robert Keohane y Joseph Nye.

 

La teoría de interdependencia y los teóricos se extienden grandemente en las nociones levantadas por Keynes. Richard Cooper escribió que, durante los años sesenta

 

"ha habido una tendencia fuerte hacia interdependencia económica entre los países industriales. Esta interdependencia de crecimiento hace que la búsqueda exitosa de objetivos económicos nacionales sea mucho más difícil". Él también identificó que "el objetivo de integración económica mayor involucra acuerdos internacionales que reducen el número de instrumentos políticos disponible a las autoridades nacionales para la persecución de sus objetivos económicos". [12] Más, "Cooper defiende que se necesitan nuevas políticas para dirigir las condiciones inauditas de interdependencia internacional". [13]

 

Cooper también se opuso un retorno a las búsquedas mercantilistas así las naciones afiancen objetivos económicos, defendiendo que,

 

"el nacionalismo económico invitó la política competición que está condenada a fallar," y así concluye "esa coordinación de la política internacional es virtualmente el único medio para lograr metas económicas nacionales en un mundo interdependiente". [14]

 

Keohane y Nye entran en el análisis extenso de la interdependencia y se enfocan específicamente en cómo la interdependencia transforma la política internacional. Ellos tienden a idear sus conceptos en oposición ideológica a los realistas de las relaciones internacionales que ven el mundo como los mercantilistas, como inherentemente anárquico. Keohane y Nye construyen lo como que es conocido "interdependencia compleja," en que ellos critican el realismo.

 

Ellos analizan el realismo como consistir en dos facetas primarias: que los Estados son los actores principales en la arena internacional, y que la fuerza militar es central al poder internacional. Ellos defienden que,

 

"la interdependencia económica global ha lanzado duda sobre estas asunciones. Las corporaciones transnacionales y organizaciones nacidos de la integración económica ahora rivalizan con los estados por la influencia global". [15]

 

Keohane y Nye también discuten la relevancia e importancia de regímenes internacionales en la política de interdependencia y definen los regímenes como

 

"redes de reglas, normas, y procedimientos que regularizan la conducta". Ellos defienden que, "los Regímenes son afectados por la distribución de poder entre los estados, pero los regímenes, a su vez, pueden influir críticamente en el proceso de trato entre los estados". [16]

 

De nuevo, esto disputa entre nociones realistas y mercantilistas de la esfera internacional es una de caos, cuando un régimen puede producir y mantener el orden dentro de la arena internacional.

 

Los teóricos de la interdependencia tienden a sostener que la interdependencia ha alterado el orden mundial en que ha sido basado en la cooperación y los intereses mutuos y ha abanderado la noción económica liberal de un orden internacional no-caótico y cooperativo en el que todas las naciones buscan y ganan grandemente de un beneficio mutuo.

 

Finalmente, justifica el proceso continuo de integración económica global, mientras los realistas y teórico del mercantilista que teórico de interdependencia disputan y debaten, justifique el uso de fuerza en la arena internacional en términos de describirlo inherentemente como caótico. En teoría, las nociones de mercantilismo y liberalismo son sin embargo hostiles entre si, ellos no son mutuamente exclusivos y están, de hecho, reforzadas mutuamente. Los eventos a lo largo de los años setenta son un ejemplo claro de esta naturaleza mutuamente reforzada de conducta mercantilista por parte de los Estados, e "interdependencia" del orden económico liberal.

 

Como escribió el teórico mercantilista temprano Frederick List respecto a la integración y unión,

 

"Todos los ejemplos que la historia puede mostrar son aquéllos en los que la unión política ha liderado el camino, y la unión comercial ha seguido. No un solo caso puede aducirse en que el último ha tomado la primacía, y el anterior ha crecido de él". [17]

 

Parecería que las élites han escogido el camino menos viajado en el siglo 20, con el Grupo Bilderberg que sigue la integración y la unión en Europa empezando con la unión comercial y la unión política habiendo seguido. Este concepto también es evidente en las nociones de la teoría de la interdependencia que se enfoca en la integración económica global como cambiando las nociones realistas/mercantilistas de un orden internacional caótico cuando los estados y otros actores se vuelven más cooperativo a través de tales lazos económicos.

 

Trilateralismo

 

En los finales 1960s, las economías europeas occidentales (en particular Alemania Occidental) y Japón se estaba desarrollando y extendiendo rápidamente. Sus monedas subieron contra el dólar americano el que se clavó al precio del oro como resultado del Sistema Bretton Woods que, a través del FMI, preparó un sistema monetario internacional basado en el dólar americano que estaba clavado al oro. Sin embargo, con el crecimiento de Alemania Occidental y Japón,

 

"ya no podría esperarse que el sistema realice su función anterior como un medio para el intercambio internacional por los finales 1960, y como un substituto para el oro".

 

Para mantener su inmenso imperio, el EEUU había desarrollado un gran déficit de la balanza-de-pagos sobre esto. [18] Richard Nixon tomó las decisivas, y eso que muchos llamaron medidas "proteccionistas", y en 1971, acabó el eslabón del dólar a oro que

 

"produjo una desvalorización del dólar cuando empezó a flotar contra otras monedas," y "fue significado para restaurar la competitividad de la economía americana," [19] como la desvalorización, "Los bienes hechos en EEUU - costaría menos a los extranjeros y los bienes hechos por extranjeros sería menos competitivos en el mercado americano".

 

La segunda acción mayor tomada por Nixon era cuando él

 

"hizo una sobrecarga del diez por ciento en la mayoría de las importaciones a los Estados Unidos,"

 

qué era para beneficiar empresas industriales americanas sobre las extranjeras en competencia para el mercado americano. El resultado fue que estaban entrando menos importaciones de Asia en EEUU, más bienes americanos se vendieron en sus mercados a precios más competitivos, impeliendo a Japón y la Comunidad Económica Europea (CEE) a relajarse sus barreras de comercio a los productos americanos. [20]

 

Un artículo en Foreign Affairs, el periódico del Council on Foreign Relations, se refirió a la Nueva Política Económica de Nixon como

 

"proteccionista," animando una "desastrosa tendencia aislacionista," [21] y que Nixon estrelló "el eje de todo el sistema monetario internacional sobre cuyo funcionamiento liso depende la economía mundial". [22]

 

Otro artículo en Foreign Relations explicados que los Atlantistas, o la facción del internacionalista de la élite americana en particular, perturbados con la Nueva Política Económica de Nixon, sin embargo, ellos

 

"estaba de acuerdo en el diagnóstico: el equilibrio relativo de fuerzas económicas había cambiado así que los Estados Unidos ya no pudieran jugar el papel de líder económico. Pero ellos también defendieron que los extensos uni-lateralismos americanos habrían dado  combustible a una escalera de caracol de reacciones defensivas que dejarían peor a todas las economías Occidentales. Su remedio sugerido, en cambio, era la coordinación de mucho más de largo alcance entre todos los gobiernos Trilaterales [norteamericano, europeo y japonés]". [23]

 

Había un acuerdo general dentro de la clase gobernante americana que el Sistema Bretton Woods estaba en necesidad de un cambio, pero había divisiones entre los miembros en cómo hacer para cambiarlo. La más poderosa (y adinerada) ala internacional temió cómo las políticas americanas pudieran aislar y alienar a Europa Occidental y Japón, y ellos defendieron que,

 

"deben reconciliarse los roles económicos mundiales de América con el crecimiento al poder de Europa y Japón. Debe haber reforma fundamental del sistema monetario internacional. Allí deben renovarse los esfuerzos para reducirlas  barreras de comercio mundiales. El equilibrio de pagos americanos subyacente se ha deteriorado". Sin embargo, Nixon "fue mucho demasiado lejos" cuando él alienó Europa Occidental y Japón.

 

En 1970, David Rockefeller se hizo Presidente del Council on Foreign Relations, mientras también era Presidente y CEO de Chase Manhattan. En 1970, un académico que se unió al Council on Foreign Relations en 1965 escribió un libro llamado Entre Dos Eras: El Papel de América en la Era Tecnotrónica.

 

Cuadro de texto:  El autor, Zbigniew Brzezinski, llamó para la formación de "Una Comunidad de Naciones Desarrolladas," consistiendo en Europa Occidental, los Estados Unidos y Japón. Brzezinski escribió sobre cómo

 

"la soberanía tradicional de los estados se despega cada vez más cuando las fuerzas transnacionales como corporaciones multinacionales, bancos, y las organizaciones internacionales juegan un papel más y más grande formando la política global".

 

David Rockefeller había tomado nota de los escritos de Brzezinski, y estaba

 

"preocupado por las relaciones en deterioro entre EEUU, Europa, y Japón,"

 

como resultado de los shocks económicos de Nixon. En 1972, David Rockefeller y Brzezinski

 

"presentaron la idea de una agrupación trilateral a la reunión anual de Bilderberg".

 

En julio de 1972, diecisiete poderosas personas se encontraron en la propiedad de David Rockefeller en Nueva York para planear la creación de la Comisión. También en la reunión estaban Brzezinski, McGeorge Bundy, presidente de la Fundación Ford, (hermano de William Bundy, editor de Foreign Affairs) y Bayless Manning, Presidente del Council on Foreign Relations. [24] Así, en 1973, fue formada la Comisión Trilateral para dirigir estos problemas. Un 1976 artículo en Foreign Affairs explicó que,

 

"Trilateralismo como una expresión lingüístico - la Trilateral Commission – se levantó en los tempranos 1970 de la reacción de la parte más atlantista de la comunidad de política extranjera americana al unilateralismo beligerante y defensivo que caracterizó la política económica extranjera de la Administración de Nixon". [25]

 

Las preocupaciones mayores de la Comisión eran conservar para la "sociedades industrializadas" en otras palabras, buscar ganancia mutua para las naciones Trilaterales, y construir

 

"un acercamiento común a las necesidades y demandas de las naciones más pobres". Sin embargo, esto debe leerse como, "construir un enfoque común [tratando con] las naciones más pobres". Así como esto, la Comisión emprendería "la coordinación de políticas de defensa y de políticas hacia tal favorablemente politizadas decisiones como proliferación nuclear, terrorismo, y secuestro aéreo, y tal favorablemente politizadas áreas geográficas como el Medio Oriente o Africa del Sur". [26]

 

Interesante, el teórico de la interdependencia Joseph Nye es un miembro de la Comisión Trilateral, como lo es Richard N. Cooper. [27] Hoy, Joseph Nye es un miembro de la Mesa de Directores del Council on Foreign Relations, [28] y el Richard N. Cooper era Director del Council on Foreign Relations desde 1993-1994. [29]

 

El extremo del eslabón del dólar al oro significó que,

 

"EEUU no estaba más sujeto a la disciplina de tener que intentar mantener un valor de la equivalencia fijo del dólar contra oro o nada más: podría permitir el dólar moverse como la Tesorería americana [y finalmente, la Reserva Federal] deseaba y apuntaba hacia el aumento de oro desde los asuntos monetarios internacionales".

 

Esto creó un patrón dólar, como opuesto al patrón oro que "pone la dirección de la política monetaria mundial en manos de un solo país," qué era "no aceptable a Europa Occidental o Japón". [30]

 

Dirigiendo este problema estaba el razonamiento detrás de la creación de la Comisión Trilateral.

 

La Crisis del Petróleo

 

La reunión de mayo de 1973 del Grupo de Bilderberg ocurrió cinco meses prior a los grandes aumentos del precio del petróleo provocados por la Guerra del Yom Kippur. Sin embargo, según las minutas filtradas de la reunión, se discutió un 400% aumento en el precio de petróleo, y los participantes del encuentro estaban creando un

 

"plan [en] cómo manejar el diluvio a-ser-creado de los dólares de petróleo". [31]

 

El Petróleo no es ningún problema extranjero a los intereses del Bilderberg Group, como entre los participantes de 1973 estaban los CEO de Royal Dutch Shell, el British Petroleum (BP), Total SA, ENI, Exxon, así como los intereses banca significativos e individuos como el Barón Edmond de Rothschild y David Rockefeller, y el Secretario americana de Estado en el momento, Henry Kissinger. [32]

 

En 1955, Henry Kissinger, un joven estudioso en el momento, fue llevado al Council on Foreign Relations, donde él se distinguió como un miembro prominente del Consejo y se volvió un protegido de Nelson Rockefeller, uno de los hermanos de David Rockefeller. En 1969, Kissinger se volvió Consejero de Seguridad Nacionales de Richard Nixon. [33] Este encuentro Bilderberg estaba teniendo lugar durante un tiempo de gran inestabilidad internacional, particularmente en el Medio Oriente.

 

Kissinger, como Consejero de Seguridad Nacional, estaba en una lucha de poder con el Secretario Estatal William Rogers sobre política extranjera. Nixon hasta se refirió a la lucha incesante de poder entre Kissinger como Consejero de Seguridad Nacional y el Secretario Estatal de William Rogers, diciendo que,

 

"el problema de personalidad de Henry también es justo maldito de difícil para nosotros tratar [con] él," y que "el psicopático intento [de Kissinger] de atornillar a [Secretaria de William Estatal] Rogers". Nixon hasta dijo que si Kissinger gana la lucha contra Rogers, Kissinger habría "sido un dictador". Nixon le dijo a su Jefe de Personal, Haldeman que Kissinger siente "él debe estar presente cada vez yo veo alguien importante". [34]

 

$At the time of the Yom Kippur War, Nixon was in the middle of major domestic issues, as the Watergate scandal was breaking, leading to an increase in the power and influence of Kissinger, as "The president was deeply preoccupied, and at times incapacitated by self-pity or alcohol."[35] By 1970, Kissinger had Rogers "frozen out of policy-making on Southeast Asia," during the Vietnam War, so Rogers "concentrated on the Middle East." Eventually, Nixon had Rogers resign, and then Henry Kissinger took the position as both National Security Advisor and Secretary of State. [36]

En el momento de la Guerra del Yom Kippur, Nixon estaba en medio de problemas domésticos mayores, cuando el escándalo de Watergate estaba surgiendo, llevando a un aumento del poder e influencia de Kissinger, cuando

 

"El presidente estaba profundamente preocupado, y en momentos incapacitado por la auto-piedad o alcohol". [35]

 

Para 1970, Kissinger tenía a Rogers "congelado de la fabricación política en el Sudeste de Asia," durante la Guerra de Vietnam, así Rogers "se concentró en el Medio Oriente". En el futuro, Nixon hizo renunciar a Rogers, y entonces Henry Kissinger tomó la posición como Consejero de Seguridad Nacional y Secretario de Estado. [36] Como Kissinger dijo después en un discurso que marcaba el 25 aniversario de la Comisión Trilateral,

 

"En 1973, cuando yo serví como Secretario de Estado, David Rockefeller se presentó en mi oficina un día para decirme que él pensaba que yo necesitaba un poco la ayuda," y que, "la función de David en nuestra sociedad es reconocer las grandes tareas, superar los obstáculos, ayudar a hallar e inspirar a las personas para llevarlos a cabo, y para hacerlo con delicadeza notable". Kissinger terminó su discurso diciendo, "David, yo lo respeto y lo admiro para lo que usted ha hecho con la Comisión Trilateral.

 

Usted y su familia han representado lo que no sólo va por una aristocracia en nuestro sentido del país de obligación de hacerlo materialmente posible, pero participar en lo que usted ha hecho posible e infundirlo con el entusiasmo, la inocencia, y la fe que yo identifico con usted y, si yo puedo decir así, con su familia". [37]

 

Kissinger saboteó las negociaciones de paz de Rogers' con el Presidente egipcio Anwar Sadat que, en el momento, estaba intentando reunir a otros líderes árabes contra Israel.

 

En 1972, el rey Faisal de Arabia Saudita había "insistió que no deba usarse el petróleo como un arma política". Sin embargo, "en 1973, Faisal anunció que él estaba cambiando su modo de pensar sobre un embargo de petróleo".

 

Faisal celebró una reunión con ejecutivos de petróleo occidentales y los advirtió.

 

Sadat le dijo a Faisal del plan para atacar Israel, y Faisal estaba de acuerdo en ayudar financieramente y con el "arma del petróleo". Días después, el ministro de petróleo Saudita, Jeque Ahmed Yamani,

 

"empezó dejando caer indirectas a las compañías de petróleo sobre una reducción en la producción que afectaría a los Estados Unidos". Yamani dijo que Henry Kissinger había estado "engañando al Presidente Nixon sobre la gravedad de las intenciones de Faisal". [38]

 

El 4 de octubre, la Agencia de Seguridad Nacional americana (NSA)

 

"supo más allá de una sombra de una que un ataque sobre Israel tendría lugar en la tarde del 6 de octubre". Sin embargo, la Casa Blanca Nixon "ordenó que el NSA se sentara sobre la información," hasta que  EEUU advirtió a Israel unas horas antes del ataque, aunque "el personal de Nixon tenía la advertencia del adelanto por lo menos de dos días que un ataque estaba llegando el 6 de octubre". [39]

 

Horas antes del ataque sobre Israel por Siria y Egipto, EEUU advirtió a sus colegas israelíes, sin embargo,

 

"la Casa Blanca insistió que los israelitas no hagan nada: ningún golpe preventivo, ningún disparo del primer tiro. Si Israel quisiera apoyo americano, advirtió Kissinger, no podría empezar a movilizarse ni siquiera hasta que los árabes invadieran".

 

La primer ministro israelita Golda Meir resistió bajar las defensas israelitas abajo y cita

 

"las amenazas de Kissinger como la razón mayor".

 

Interesantemente, el propio Kissinger estaba ausente de su oficina en el día del ataque, y él supo días antes cuando estaban puestas para tener lugar, todavía, que todavía fue al Waldorf Astoria en Nueva York. Además allá, él esperó tres días antes de emplazar un encuentro del Consejo de Seguridad de la ONU. [40] El ataque necesitaba seguir adelante, como era dirigido por la diplomacia clandestina de Kissinger.

 

Con la erupción de la Guerra del Yom Kippur del 6 de octubre de 1973, Kissinger "centró el control de la crisis en sus propias manos". Después que los israelíes informaron a la Casa Blanca que el ataque sobre ellos había tenido lugar, Kissinger no consultó Nixon e incluso no lo informó en algo durante las tres horas que estaban en su retirada en Florida.

 

Luego de hablar horas después de Nixon, Kissinger le dijo que, "nosotros estamos sobre esto aquí," y "el presidente dejó las materias en las manos de Kissinger". Alexander Haig, ex segundo al control de Kissinger en el Consejo de Seguridad Nacional, entonces Jefe de Personal de Nixon, estaba con el Presidente en esa mañana. Haig le dijo a Kissinger "que Nixon estaba considerando volver a Washington, [pero] Kissinger descorazonó esto parte de un modelo repitiéndose para dejar a Nixon fuera del proceso". Durante tres días, era Kissinger que

 

"vigiló los intercambios diplomáticos con los israelíes y soviéticos sobre la guerra. las demandas de la primer ministro israelí Golda Meir por suministros militares que estaban empezando a correr lentas no vinieron a Nixon sino a Kissinger".

 

El 11 de octubre, el primero ministro británico llamó pidiendo hablar a Nixon, a lo qué Kissinger respondió,

 

"¿nosotros podemos decirles no? Cuando yo hablé con el Presidente que él estaba ocupado," pero al británico se le dijo, "el primero ministro podría hablar a Kissinger". [41]

 

El 12 de octubre, las mayores compañías de petróleo americanas le enviaron una carta a Nixon sugiriendo que los países árabes "deben recibir un poco de aumento de precio," y Nixon, siguiendo el consejo de Kissinger, envió armas a Israel lo que precipitó a los países de OPEP árabes a anunciar un 70% de aumento en el precio de petróleo el 16 de octubre y anunció un embargo de petróleo contra EEUU el 17. [42]

Cuadro de texto:   

El encuentro Bilderberg de los cinco meses prior envolvió a los participantes planeando "cómo manejar el diluvio a-ser-creado de los dólares de petróleo". En la reunión, se predijo un aumento del rédito de petróleo en OPEP del Medio Oriente de más de 400%. Un documento de la reunión de Bilderberg declaró que,

 

"La tarea de mejorar las relaciones entre los países que importan energía que debe empezar con consultas entre Europa, EEUU y Japón. Estas tres regiones que representaron casi 60 por ciento del consumo de energía mundial, consideraba para una proporción aun mayor del comercio mundial en productos de energía, cuando ellos absorbieron 80 por ciento de la exportación mundial de energía".

 

El mismo documento también declaró que

 

"una crisis de energía o un aumento en los costos de energía pudieron arriesgar irremediablemente la expansión económica de los países en vías de desarrollo que no tenían ningún recurso su propio," y el "mal uso o el control inadecuado de los recursos financieros del petróleo de los países productores se podrían desorganizar completamente y podrían minar el sistema monetario mundial". [43]

 

Como notó en su libro el economista F. William Engdahl, Un Siglo de Guerra,

 

"Una consecuencia enorme del siguiente 400 por ciento por el aumento en precios del petróleo de OPEP era que las inversiones de centenares de millones de dólares a través de British Petroleum, la Royal Dutch Shell [los dos presentes en Bilderberg] y otras petroleras angloamericanas involucradas en el riesgoso Mar Norte podría producir petróleo con ganancia," como "la rentabilidad de estos nuevos campos de petróleo del Mar del Norte no estaba nada segura hasta después que la OPEP levantó los precios". [44]

 

En 2001, el ex representante Saudita en OPEP, Jeque Ahmed Yamani, dijo,

 

"'yo estoy 100 por ciento seguro que los americanos estaban detrás del aumento en el precio de petróleo. Las compañías de petróleo estaban en un problema real en ese momento, ellos habían pedido prestado mucho dinero y ellos necesitaron un precio de petróleo alto para salvarlos".

 

Cuando el fue enviado por el rey Faisal al Shah de Irán en 1974, el Shah dijo que era Henry Kissinger que quiso un precio más alto para petróleo. [45]

 

Un artículo en Foreign Policy, el periódico publicado por Carnegie Endowment for International Peace, concluyó de la investigación exhaustiva que,

 

"Desde 1971, los Estados Unidos han animado los estados de Medio Oriente productores de petróleo para subir el precio del petróleo y mantenerlo".

 

Esta conclusión era basada en los documentos del Departamento de Estado, testimonio del congreso y entrevistas con ex hacedores de política. [46] En el Octavo Congreso de Petróleo de la Liga de Estados árabes (Liga árabe) en 1972, James Akins, cabeza de la sección combustible y energía del Departamento de Estado, pronunció un discurso en el que él dijo que los precios de petróleo estaba

 

"esperado para subir agudamente debido a la falta de alternativas a corto plazo al petróleo árabe," y que esto era, "una tendencia inevitable".

 

Un observador Occidental en la reunión dijo que el discurso de Akins estaba esencialmente,

 

"defendiendo que los árabes suban el precio de petróleo a $5 por el barril".

 

La propia industria de petróleo también estaba volviéndose más unificada en su posición. El National Petroleum Council (NPC),

 

"un cuerpo asesor gubernamental que representa los intereses de la industria del petróleo, esperó hasta que Nixon se re-eligió seguramente antes de publicar una serie voluminosa de estudios que requieren un duplicar los precios del petróleo y gas americano". [47]

 

El verano antes de la Guerra del Yom Kippur, en 1973, James Akins fue hecho Embajador americano en Arabia Saudita. Él también pasó para ser un miembro del Council on Foreign Relations. [48] El ministro árabe saudita para el petróleo y representante a OPEP, Jeque Ahmed Yamani, declaró en febrero de 1973, que,

 

"es en los intereses de las compañías de petróleo que los precios sean levantados," como "sus ganancias son reunidas desde la fase de la producción".

 

También estaba en los intereses de EEUU, como OPEP tendrá un aumento masivo en réditos a ser invertidos, probablemente en EEUU mismo. [49] Las compañías de petróleo ellos también estaban temerosas de tener nacionalizados sus instalaciones comerciales en países de OPEP, así ellos

 

"estaban ansiosos de comprometer a los países de OPEP en el negocio de petróleo en los Estados Unidos para darles un interés manteniendo el statu quo".

 

Semanas antes que la guerra comience, el Consejo de Seguridad Nacional, encabezado por Kissinger, emitió una declaración que dice que la intervención militar en caso de guerra en el Medio Oriente era "desechada de la lista". [50]

 

El embajador americano en Arabia Saudita, James Akins, después testificó en congreso sobre el hecho que cuando, en 1975, los sauditas fueron a Irán para intentar a conseguir que el Shah hiciera volver el precio del petróleo hacia atrás, les dijeron que Kissinger les dijo a los iraníes que,

 

"los Estados Unidos entendieron el deseo de Irán por los precios de petróleo más altos". [51]

 

Akins fue alejado de Arabia Saudita en 1975, "seguido a las disputas políticas con el Secretario Estatal Henry Kissinger". [52]

 

Los aumentos del precio de petróleo de OPEP resultaron en el "quite de algunos impuestos que deteniendo la inversión extranjera" en los Estados Unidos,

 

"desenfrenadas ventas de armas que no pueden manejarse sin el personal de apoyo americano en Irán y Arabia Saudita," así como un "intento de suprimir la publicación de datos en el volumen de fondos de OPEP en depósitos con bancos americanos". [53] Finalmente, el aumento de precio "sería de ventaja competitiva para los Estados Unidos porque el daño económico sería mayor a Europa y Japón".

 

Interesantemente,

 

"los Programas por ensopar los petrodólares se han vuelto justificaciones para el flujo continuo los fondos de EEUU y extranjeros para pagar por precios de petróleo más altos. De hecho, un lobby de inversores, hombres de negocios, y exportadores [estaba] creciendo en los Estados Unidos para favorecer dar su camino a los países de OPEP".

 

Fuera de los Estados Unidos, estaba "ampliamente creído" que la política de petróleo caro  apuntaba a herir a Europa, Japón, y el mundo en vías de desarrollo. [54] Había también

 

"la entrada de la industria de petróleo" qué fue "en la formulación de política de petróleo internacional americana". [55]

 

En 1974, cuando un funcionario de la Casa Blanca sugirió a la Tesorería obligarle a OPEP que baje el precio del petróleo, su idea fue desechada, y él declaró después que,

 

"eran los líderes bancarios que dejaron de lado este consejo y apretó para un programa 'reciclando' para acomodar a los precios más altos de petróleo".

 

En 1975, un banquero de inversión de Wall Street fue enviado a Arabia Saudita para ser consejero de inversión principal para la Agencia Monetaria Árabe Saudita (SAMA), y

 

"él estaba para guiar las inversiones de petrodólares sauditas a los bancos correctos, naturalmente en Londres y Nueva York". [56]

 

En 1974, se emprendió otro aumento de precio de petróleo de OPEP de más de 100 por ciento y seguido a una reunión en Teherán, Irán. Esta iniciativa fue emprendida por el Shah de Irán, quien sólo meses antes se opuso a los aumentos del precio más tempranos. El Jeque Yamani, ministro de petróleo saudita, fue enviado para encontrarse con el Shah de Irán seguido a su decisión sorpresa para subir precios, cuando Yamani fue enviado por el rey saudita Faisal que estaba angustiado que los precios más altos alienarían a EEUU, a lo qué el Shah dijo a Yamani,

 

"¿Por qué está usted contra el aumento en el precio de petróleo? ¿Eso es lo que ellos quieren? Pregúntele a Henry Kissinger - él es el que quiere un precio más alto". [57]

 

Como Peter Gowan declaró en El Juego de la Globalización,

 

"los levantamientos de precio de petróleo eran el resultado de la influencia americana en los Estados petroleros y ellos se establecieron en parte como un ejercicio en Estatismo económico dirigido contra los aliados de América en Europa Occidental y Japón. Y otra dimensión de la política de la administración Nixon en el aumento de precios de petróleo era para dar un nuevo papel, a través de ellos, a los bancos privados americanos en relaciones financieras internacionales".

 

Él explicó que la administración de Nixon estaba siguiendo una política de precio más altos de petróleo dos años antes de la Guerra del Yom Kippur, y

 

"ya en 1972 la administración Nixon planeó para los bancos privados americanos el reciclar los petrodólares cuando la OPEP tomó finalmente el consejo americano y alza de los precios de petróleo". [58]

 

Finalmente, los aumentos de precios tenían impactos devastadores en Europa Occidental y Japón que eran economías creciendo rápidamente pero que era muy dependiente en petróleo Medio oriental.

 

Éste es un ejemplo de cómo el EEUU, mientras abanderando un orden económico internacional liberal, actuó en una forma mercantilista, privando a los competidores a través de mejorar su propio poder y influencia.

 

En 1973, David Rockefeller preparó la Comisión Trilateral para promover la coordinación y cooperación entre Japón, Europa Occidental, y América del Norte (a saber, el EEUU), todavía, en el mismo año, su buen amigo y confidente cercano, Henry Kissinger, jugó un papel importante promoviendo y orquestando los aumentos de precios de petróleo que tenían un impacto perjudicial en Japón y Europa Occidental. También debe notarse, el Chase Manhattan Bank de David Rockefeller del que él era CEO en el momento, ganó inmensamente del sistema reciclando petrodólares promovido por Henry Kissinger, donde los países de OPEP reinvertirían su nuevo capital en exceso en la economía americana a través de bancos de Londres y Nueva York.

 

¿Cómo considera uno por éstos las iniciativas aparentemente opuestas diametralmente? Quizás la crisis de petróleo tiene un efecto negativo en Japón y las economías europeas Occidentales y podría estimular la necesidad por la cooperación entre los países trilaterales, obligándoles a que fueran juntos y coordenados a las políticas futuras.

 

Es de importancia vital entender las condiciones globales en las que el precio sube y sus soluciones se levantaron, particularmente respecto al Tercer Mundo.

 

Africa, desde los finales 1800s, había estado bajo el control colonial europeo. Fue desde los años cincuenta a los sesenta que casi a todos países africanos se les concedieron la independencia de sus metrópolis europeas. Africa es un caso muy significativo para mirar, cuando es sumamente rica en muchos recursos, desde agricultura a petróleo, minerales, y una variedad grande de otros recursos usados alrededor del mundo. Si las naciones africanas pudieran desarrollar sus propias economías, usar sus propios recursos, y crean sus propias industrias y negocios, ellos podrían volverse autosuficientes al principio, y luego pueden volverse una fuerza de gran competencia para las industrias y élites establecidas alrededor del mundo. Después de todo, Europa no tiene mucho para ofrecer en términos de recursos, cuando la riqueza del continente ha venido grandemente de pillar los recursos de regiones como Africa, y adecuados capitanes de la manipulación monetaria.

 

Una revitalizada, vibrante, una económicamente independiente y exitosa Africa podría deletrear el extremo de la dominación financiera Occidental.

 

"Entre 1960 y 1975 la industria africana creció a la tasa anual de 7.5 por ciento. Esto favorablemente comparó con el 7.2 por ciento para América Latina y 7.5 por ciento para el Asia del Sudeste". [59] En Africa, "el periodo 1960-73 dio testimonio de algunos importantes primeros pasos en el proceso de industrialización," sin embargo,"[el] declive dramático en tasas de industrialización se empezaron a mostrar después de la primera 'crisis' de petróleo. Entre 1973 y 1984, la proporción de crecimiento" cayó rápidamente. [60]

 

Así, manipulando el precio del petróleo, usted puede manipular el desarrollo del Tercer Mundo que estaba empezando a buscar como si pudiera crecer en la competencia significativa, cuando estaba experimentando un crecimiento exponencial. Hubo dos shock de petróleo en los años setenta; uno en 1973 y otro en 1979. Siguiendo la suba de precios, había una necesidad para los países en vías de desarrollo del mundo para pedir prestado dinero para financiar el desarrollo.

 

Los bancos que estaban consiguiendo cantidades masivas de petrodólares depositados en ellos desde los países productores de petróleo necesitaban "reciclar" los dólares invirtiéndolos en alguna parte para hacer una ganancia. Por suerte para los bancos,

 

"[los países] en desarrollo estaban desesperados por los fondos para ayudarles a industrializar sus economías. En algunos casos, los países en vías de desarrollo eran consumidores de petróleo y requerían los préstamos para ayudar a pagar por los crecientes precios de petróleo. En otros casos, había sido tomada una decisión de seguir una estrategia de industrialización endeudada. Esto significó que los estados pidieron prestado dinero para invertir en la industrialización y pagarían los préstamos de las ganancias de sus nuevas industrias. Los préstamos eran una opción atractiva porque ellos no vinieron con la influencia de corporaciones transnacionales extranjeras que acompañaron la inversión directa extranjera y la mayoría de los estados tenía pocos fondos propios para invertir". [61]

 

Los aumentos de los precios del petróleo "cambiaron la cara de las finanzas mundiales," como:

 

"En la nueva era de energía costosa, las cuentas de los países, no todos ellos en el Tercer Mundo, también se ataron para pagar sus facturas de importar petróleo. Al mismo tiempo, los bancos Occidentales recibieron de repente una avalancha de depósitos de las naciones productoras de petróleo. Parecía sólo lógico, incluso humano, que los bancos deben reciclar petrodólares".

 

Esto es donde la verdadera cara del Trilateralismo se empezó a mostrar:

 

"Se volvió un evento cotidiano para uno o dos bancos de primacía en EEUU o Europa Occidental el acorralar docenas de socios por teléfono para reunir los llamado sindicatos enormes para los préstamos a los países en vías de desarrollo. Algunos banqueros tuvieron tanto miedo de perder eso afuera durante las horas del almuerzo que hasta autorizaban a sus secretarias a prometer $5 millones a $10 millones  como parte de cualquier paquete de préstamo de mil millones-dólares para Brasil o México".

 

Interesantemente, estos bancos defendieron,

 

"que sus préstamos extranjeros fueron animados por funcionarios de la Tesorería americana y la Mesa de la Reserva Federal. Ellos temieron que los países en vías de desarrollo se volvieran económica y políticamente inestables si el crédito fuera negado. En 1976 Arthur Burns, presidente de la Reserva Federal, empezó avisando a los banqueros que ellos podrían estar prestando demasiado en ultramar, pero él no hizo nada para refrenar los préstamos. Por la mayor parte, ellos ignoraron la advertencia. Los financieros estaban seguros que los países como México, con su reserva de petróleo, y Brasil, con recursos minerales abundantes, eran riesgos de crédito buenos". [62]

 

Según un informe producido por la Reserva Federal, prior a la crisis de petróleo1973,

 

"el sistema financiero japonés privado permanecía grandemente aislado del resto del mundo. El sistema era muy regulado," y, "los varios tipos de empresas bancarias y otras empresas de servicio financieras estaban legal y administrativamente confinadas a un rango especificado de actividades asignadas a cada uno". Sin embargo, el "Shock de petróleo de OPEP en 1973 señaló un punto de cambio en el funcionamiento del sistema financiero japonés". [63]

 

Como parte de este punto de cambio, el Banco de Japón (banco central de Japón), relajó

 

"el control monetario prestando más generosamente a los bancos mayores. El resultado fue un déficit de presupuesto creciente y un aumento rápido en la inflación". [64]

 

La desregulación del acceso bancario japonés a los mercados extranjeros fue mano-en-mano con la desregulación de los mercados domésticos. Era una calle bi-direccional; como industria japonesa y bancos ganaron acceso a los mercados extranjeros, la industria extranjera y bancos ganaron acceso al mercado japonés. Esto llevó internacionalmente al crecimiento de los bancos japoneses de los cuales hoy muchos están entre los bancos más grandes en el mundo.

 

Éste era un resultado de los esfuerzos de la Comisión Trilateral. También evidente de la sociedad Trilateral era que los bancos occidentales

 

"hicieron así préstamos a los países pobres para que pudieran comprar bienes hechos en Europa Occidental y América del Norte". [65]

 

Era de gran importancia que,

 

"los nuevos arreglos monetarios internacionales le dieron mucho más influencia al gobierno de Estados Unidos sobre de relaciones monetarias y financieras internacionales del mundo de lo que había disfrutado bajo el sistema Bretton Woods. Podría decidir el precio del dólar libremente. Y los estados se volverían cada vez más dependientes de los desarrollos de los mercados financieros angloamericanos para manejar sus relaciones monetarias internacionales. Y las tendencias en estos mercados financieros podrían ser cambiadas por las acciones (y palabras) de las autoridades públicas americanas, en el Departamento del Tesoro y la Mesa de la Reserva Federal (el Banco Central americano)". [66]

 

Este nuevo sistema está llamado el Régimen Dólar-Wall Street (DWSR), cuando es dependiente del dólar americano y los actores importantes en Wall Street. La respuesta inicial de la Reserva Federal 1973-74 al shock del precio de petróleo era mantener las tasas de interés bajo lo que llevó a la inflación y un dólar devaluado. También es lo que permitió y animó a los bancos a prestar cantidades masivas a los países en vías de desarrollo y a menudo préstamos a más de su valor neto. Sin embargo, en 1979, con el segundo shock del petróleo, la Reserva Federal cambió la política, y la verdadera naturaleza de la crisis original de petróleo, reciclar el petrodólar y los préstamos se volvieron claros.

 

El Ascenso del Neo-liberalismo

 

En los tempranos 1970s, el gobierno de Chile fue liderado por un político socialista izquierdista llamado Salvador Allende que estaba considerando emprender un programa de nacionalización de industrias que afectarían significativamente los intereses americanos de negocios en el país. David Rockefeller expresó su vista sobre el problema en su libro, Memorias, cuando él dijo que las acciones tomadas por el nuevo gobierno de Chile

 

"restringieron severamente las operaciones," y él continuó diciendo, "yo estaba tan interesado sobre la situación que me encontré con el Secretaria Estatal William P. Rogers y el Consejero de Seguridad Nacional Henry Kissinger". [67]

 

Como analizó el escritor Peter Dale Scott en su libro, El Camino a 9/11, David Rockefeller jugó un papel del giro en los eventos en Chile. Después de un esfuerzo fallido a intentar resolver la 'situación' enviando al hermano Nelson de David Rockefeller, el Gobernador de Nueva York, a bajar a América Latina, David Rockefeller intentó una operación más grande.

 

David Rockefeller contó la historia de cómo su amigo Agustin (Doonie) Edwards, el editor de El Mercurio, había advertido a David que si Allende ganaba la elección, Chile se habría "vuelto otra Cuba, un satélite de la Unión Soviética". David puso entonces a Doonie "en contacto con Henry Kissinger". [68] En el mismo mes que Kissinger se encontró con Edwards, el Consejo de Seguridad Nacional (del cual Kissinger tuvo el puesto tope) autorizó "operaciones dañinas" de CIA para prevenir la elección de Allende.

 

David Rockefeller había conocido Doonie Edwards del Business Group para América Latina (BGLA) que fue fundado por Rockefeller en 1963 para ser llamado después Consejo de las Américas.

Rockefeller lo fundó, en cooperación con el gobierno americano, inicialmente "como cubierta para las operaciones latinoamericanas de [CIA]". El Secretario Auxiliar americana de Estado para Asuntos latinoamericanos en el momento era Charles Meyer, anteriormente con el BGLA de Rockefeller, que dijo que él fue escogido desde su posición al Departamento de Estado "por David Rockefeller".

 

Cuando Allende fue elegido el 4 de septiembre de 1970, Doonie Edwards dejó Chile para ir a EEUU, donde Rockefeller lo ayudó "establecerse" y el CEO de PepsiCo, Donald Kendall, le dio trabajo como vicepresidente. Diez días después, Donald Kendall se encontró con Richard Nixon, y el próximo día, Nixon, Kissinger, Kendall y Edwards desayunaban juntos. Después ese día, Kissinger arreglo una reunión entre Edwards y director de CIA, Richard Helms. Helms se encontró con Edwards y Kendall que le pidieron a CIA que interviniera. Después ese día, Nixon les dijo a Helms y a Kissinger "que se muevan contra Allende". [69]

 

Sin embargo, antes de que Edwards se encontrara con el director de CIA, Henry Kissinger se había encontrado privadamente con

 

"David Rockefeller, presidente de la Chase Manhattan Bank que tenía intereses en Chile que eran más extensos que los de Pepsi-cola ".

 

Rockefeller hasta le permitió a CIA usar su banco para "las operaciones chilenas anti-Allende ". [70] Detrás que Allende llegó al poder,

 

"los bancos comerciales, incluso Chase Manhattan, Chemical, First National City, Manufacturers Hannover, y Morgan Guaranty, cancelaron los créditos a Chile," y el "Banco Mundial, Banco de Desarrollo Interamericano, Agencia para Desarrollo Internacional, y el Banco de Exportación-importación o cortaron programas en Chile o cancelaron créditos". Sin embargo, "la ayuda militar a Chile que siempre ha sido sustancial se dobló en el periodo 1970-1974 como comparado a los cuatro años anteriores". [71]

 

El 11 de septiembre de 1973, el general Augusto Pinochet orquestó un coup d'État, con la ayuda y participación de CIA, contra el gobierno de Allende en Chile, derrocándolo e instalando a Pinochet como dictador. El próximo día, un plan económico para el país estaba en los escritorios de "los Oficiales Generales de las fuerzas armadas que realizaron deberes gubernamentales". El plan trajo consigo "privatización, desregulación y cortes al gasto social," escrito por "economistas especializados americanos". [72] Éstos eran los conceptos esenciales en el pensamiento neoliberal que, a través de las crisis de petróleo de los años setenta, sería forzado al mundo en vías de desarrollo a través del Banco Mundial y FMI.

 

En esencia, Chile era el experimento del Petro-plato neo-liberal. Éste estaba para extenderse drásticamente y volverse la misma sustancia del orden económico internacional.

 

Globalización: ¿Un Orden Económico Liberal-mercantilista?

 

Neo-Liberales toman la Vanguardia

 

En 1971, Jimmy Carter, un gobernador algo oscuro de Georgia había empezado a tener reuniones con David Rockefeller. Ellos se conectaron debido al apoyo de Carter de la élite corporativa de Atlanta que tenía extensos lazos a Rockefeller.

 

Así en 1973, cuando David Rockefeller y Zbigniew Brzezinski estaban escogiendo a las personas para unirse a la Comisión Trilateral, Carter fue seleccionado para la membresía. Carter asistió así a cada reunión, e incluso pagó por su viaje a la reunión 1976 en Japón con sus fondos de campaña, cuando él estaba corriendo para presidente en ese momento. Brzezinski era el consejero más íntimo de Carter, escribiendo los discursos de campaña mayores de Carter. [73]

 

Cuando Jimmy Carter se convirtió en Presidente, él nombré más de dos docenas de miembros de la Comisión Trilateral para posiciones claves en su gabinete, entre ellos, Zbigniew Brzezinski que se volvió Consejero de Seguridad Nacional; Samuel P. Huntington, Coordinador de Seguridad Nacional y segundo de Brzezinski; Harold Brown, Secretario de Defensa; Warren Christopher, segundo Secretario de Estado; Walter Mondale, vicepresidente; Cyrus Vance, Secretario de Estado; y en 1979, él nombré al amigo de David Rockefeller, Paul Volcker, como Presidente de la Mesa de la Reserva Federal. [74]

 

En 1979, la Revolución Iraní estimuló otro aumento masivo en el precio de petróleo. Las naciones Occidentales, particularmente los Estados Unidos, habían puesto a congelar los recursos iraníes,

 

"restringiendo eficazmente el acceso de Irán al mercado de petróleo global, congelar los recursos iraníes se volvió un factor mayor en los grandes aumentos de precios de petróleo de 1979 y 1981". [75]

 

Agregado a esto, en 1979, los cancelados contratos mayores de petróleo de British Petroleum para el suministro de petróleo que junto con las cancelaciones tomadas por Royal Dutch Shell, llevaron el precio de petróleo a más alto. [76]

 

Sin embargo, en 1979, la Reserva Federal, ahora el eje del sistema monetario internacional que estaba a flor de agua en petro-dólares (dólares americanos) como resultado de la crisis de petróleo 1973, decidió tomar una acción diferente de la que había tomado antes. En agosto de 1979,

 

"en el consejo de David Rockefeller y otras voces influyentes del el establecimiento bancario de Wall Street, el presidente Carter nombré a Paul A. Volcker, el hombre que, ya atrás en agosto de 1971 de agosto, había sido arquitecto clave de la política de sacar el dólar fuera del patrón del oro, para encabezar la Reserva Federal". [77]

 

Cuadro de texto:  Volcker consiguió su inicio como economista en el personal del Banco de la Reserva Federal de Nueva York en los tempranos 50s. Después de cinco años allí,

 

"el Chase Bank de David Rockefeller lo atrajo allí". [78] Así en 1957, Volcker fue a trabajar al Chase, donde Rockefeller "lo reclutó como su ayudante especial en una comisión del congreso sobre monedas y crédito en América y por la ayuda, después, en una comisión asesora al Departamento del Tesoro". [79] En los tempranos 60s, Volcker fue a trabajar en el Departamento del Tesoro, y volvió al Chase en 1965 "como ayudante de Rockefeller, esta vez como vicepresidente tratando con los negocios internacionales".

 

Con Nixon entrando en la Casa Blanca, Volcker consiguió el tercer empleo más alto en el Departamento del Tesoro. Esto lo puso en el centro del proceso de toma de decisión detrás de la disolución del acuerdo de Bretton Woods. [80] En 1973, Volcker se volvió un miembro de la Comisión Trilateral de Rockefeller. En 1975, él consiguió el trabajo como presidente del Banco de la Reserva Federal Nueva York, la más poderoso de las 12 ramas de la Fed.

 

En 1979, Carter le dio el trabajo de Secretario del Erario a Arthur Miller que había sido Presidente de la Fed. Esto dejó una apertura a la Fed que fue ofrecido inicialmente por Carter a David Rockefeller que rechazó y entonces a AW Clausen, Presidente de Bank of América que también rechazó. Cartero intentó conseguir repetidamente que Rockefeller aceptara, y finalmente Rockefeller recomendó a Volcker para el trabajo. [81] Volcker se hizo Presidente del Sistema de la Reserva Federal, e inmediatamente tomó la acción drástica para combatir la inflación por radicalmente crecientes tasas de interés.

 

El mundo fue tomado por el shock. Ésta no era una política que se sentiría sólo en el EEUU como un retroceso, sino estaba para olas de shock alrededor del mundo y devastar las naciones deudoras del Tercer Mundo. Este era probablemente el último objetivo del shock de petróleo de los 1970 y la terapia de shock 1979 de la Reserva Federal.

 

Con la subida de las tasas de interés, el costo del dinero internacional también subió. Así, el interés en los préstamos internacionales hechos a lo largo de 1970s subió 2% en los años setenta en los años ochenta, aumentando dramáticamente el interés cobrado en los préstamos a los países en vías de desarrollo. [82]

 

En el mundo en vías de desarrollo, los Estados que tenían que importar petróleo enfrentaron facturas enormes para cubrir sus deudas, e incluso los países productores de petróleo, como México, enfrentaron grandes problemas cuando ellos habían pedido prestado pesadamente para industrializar, y entonces sufrió cuando los precios del petróleo cayeron de nuevo cuando la recesión que ocurría en los Estados desarrollados redujo la demanda. Así, en 1982, México declaró que ya no podía pagar su deuda y podría significar que,

 

"ellos ya no podrían cubrir el costo de pagos de interés, mucho menos la esperanza para rembolsar la deuda".

 

El resultado era el estallido de la burbuja de la deuda. Los bancos entonces detuvieron sus préstamos a México, y

 

"Antes de mucho tiempo era evidente que Estados como Brasil, Venezuela, Argentina, y muchos países africanos sub-saharianos estaban en posiciones financieras igualmente difíciles". [83]

 

El FMI y Banco del Mundo entraron en la escena reamueblada con una entera nueva perspectiva y el programa de la política recientemente diseñada justamente para la llegada de la crisis de la deuda. El FMI

 

"negoció préstamos de reserva con los deudores ofreciendo ayuda temporal a los Estados en necesidad. A cambio por los préstamos los Estados estaban de acuerdo en emprender programas de ajuste estructural (SAPs). Estos programas trajeron consigo la liberalización de las economías al comercio comerciar y la inversión extranjera así como la reducción de subsidios estatales y burocracias para equilibrar presupuestos nacionales". [84]

 

Así, el proyecto neoliberal de 1973 en Chile se extendieron las muy funcionales de las Instituciones Financieras Internacionales (IFIs).

 

Neoliberalismo es

 

"una organización particular de capitalismo que ha evolucionado para proteger el capital(ismo) y reducir el poder del trabajo. Esto se logra por medio de transformaciones sociales, económicas y políticas impuestas por fuerzas interiores así como la presión externa," y trae consigo el "uso desvergonzado de la ayuda extranjera, alivio de la deuda y equilibrio de apoyo de los pagos para promover el programa neoliberal, y la presión diplomática, inquietud política e intervención del ejército cuando sea necesario". [85]

 

Más,

 

"el neoliberalismo es la parte de un proyecto hegemónico concentrando poder y riqueza en el grupo élite alrededor del mundo, beneficiando internacionalmente sobre todo los intereses financieros dentro de cada país, y el capital americana. Por consiguiente, no puede analizarse la globalización y imperialismo separadamente del neoliberalismo". [86]

 

Joseph Stiglitz, ex Economista Principal del Banco Mundial, escribió en su libro, Globalización y sus Descontentos,

 

"En los años ochenta, el Banco fue más allá de simplemente prestar para proyectos (como caminos y diques) para proporcionar apoyo de ancha base, en forma de préstamos de ajustes estructurales; pero sólo hizo esto cuando el FMI dio su aprobación - y con esa aprobación las condiciones -impuestas por el FMI vinieron en el país". [87]

 

Como escribió el economista Michel Chossudovsky,

 

"Porque los países estaban endeudados, las instituciones de Bretton Woods pudieron obligarlos a través de las llamados 'condicionalidades' atados a los acuerdos de préstamo para remitir su política macroeconómica apropiadamente de acuerdo con los intereses de los acreedores oficiales y comerciales". [88]

 

La naturaleza de las SAP es tal que las condiciones impuestas sobre países que firman estos acuerdos incluyen:

 

- amenazadores déficit del presupuesto,

- devaluar el monedas, limitar al gobierno pidiendo prestado del banco central,

- liberalizar el comercio extranjero,

- reducir sueldos del sector público emprende,

- liberalización del precio, desregulación y

-  alterar la tasa de interés. [89]

 

Por reducir déficit del presupuesto, "precisar techos se pone en todas las categorías de gasto; al Estado ya no se le permite movilizar sus propios recursos para edificar infraestructura pública, caminos, o hospitales, etc." [90]

 

- Joseph Stiglitz escribió que,

 

"el personal de FMI supervisó el progreso, no sólo en los indicadores pertinentes para la macro-gerencia legítima - inflación, crecimiento, y desempleo - sino en las variables intermedias, como el suministro de dinero," y que "En algunos casos los acuerdos estipularon qué leyes tendría que aprobar el Parlamento del país para reunir requisitos de FMI u 'objetivos' - y por cuando". [91] Más allá, "Las condiciones entraron más allá de la economía en áreas que propiamente pertenecen en el reino de política," y que de la manera que "la condicionalidad se impuso fue hecho insostenible políticamente a las condiciones; cuando un nuevo gobierno vino en poder, ellos serían abandonados.

 

Se vieron tales condiciones como la intrusión por el nuevo poder colonial en la propia soberanía del país". [92]

 

"La frase 'Consenso de Washington' fue acuñada para capturar el acuerdo en política económica que era compartido entre las dos mayores instituciones financieras internacionales en Washington (FMI y Banco Mundial) y el propio gobierno americano. Este Consenso estipuló que el camino mejor al desarrollo económico era a través de la liberalización financiera de comercio y que las instituciones internacionales deben persuadir a los países a adoptar tales medidas tan rápidamente como posible". [93]

 

La crisis de la deuda proporcionó la oportunidad perfecta de imponer rápidamente estas condiciones en países que no estaban en una posición de negociar y sin tiempo para ahorrar, desesperadamente en la necesidad de los préstamos. Sin la crisis de la deuda, tales políticas pueden haber estado sujetas a escrutinio mayor, y con un análisis de caso-por-caso de países que adoptan SAPs, el mundo se daría cuenta rápidamente de sus implicancias peligrosas. La crisis de la deuda era completamente necesaria llevando a cabo las SAPs en una escala internacional en una corta cantidad de tiempo. El efecto se volvió bastante claro, cuando el resultado

 

"de estas políticas sobre la población de países en vías de desarrollo era devastadora. Los años ochenta son conocidos como la 'década perdida' de desarrollo. Las economías de muchos países de desarrollo eran más pequeñas y más pobres en 1990 que en 1980. Sobre los años ochenta, la deuda en muchos países de desarrollo era tan grande que los gobiernos tenían pocos recursos para gastar en servicios sociales y desarrollo". [94] Con la crisis de la deuda, los países en el mundo en vías de desarrollo estaban "[] hambrientos de finanzas internacionales, [y] los estados tenían poca opción pero para abrir sus economías a los inversores extranjeros y comercio". [95]

 

El "Tercer Mundo" se reafirmó en la toma fría del colonialismo económico bajo los auspicios de teoría económica neo-liberal.

 

Un Retorno a la Teoría Estatista

 

Desde los años setenta, el pensamiento mercantilista había re-surgido en la corriente principal de la teoría económico-política. Ellos sostienen como vital la centralidad del estado en la economía política global bajo los varios nombres como neo-mercantilismo, nacionalismo económico o estatismo. Mucha literatura de la "Globalización" pone un énfasis el "declive del estado" ante un orden económico internacional integrado, donde las fronteras se hacen ilusorias.

 

Sin embargo, la teoría Estatista nos ayuda por lo menos a entender que el estado todavía es un factor vital dentro de la economía política global, incluso en medio de un orden económico neo-liberal.

 

Dentro del orden económico neo-liberal, estaba el poderoso Occidente (principalmente EEUU y Europa Occidental), Estados que impusieron políticas neo-mercantilistas o Estatistas en el orden de proteger y promover sus intereses dentro de la economía política global. Algunos de estos métodos se revolvieron alrededor de las herramientas políticas como subsidios de exportación, impuestos para bajar el precio de bienes que los haría más atractivo a los importadores lo que da una ventaja a esa nación en particular sobre la competencia.

 

Por ejemplo, el EEUU tiene enormes subsidios de exportación de agricultura, lo que hace a la agricultura americana y granos un artículo económico atractivo y fácilmente accesible para naciones importadores. Los países del sur global (Países Menos-desarrollados, LDCs), sujetos a políticas neo-liberales impuestas sobre ellos por el Banco Mundial y FMI fueron obligados a abrir sus economías al capital extranjera. El Banco Mundial traería el grano americano pesadamente subvencionado a estas naciones pobres bajo la guisa de "ayuda de comida," qué tendría el efecto de desestabilizar el mercado de agricultura de la nación, cuando los granos americanos pesadamente subvencionados serían más baratos que el producto local y pondría a sus granjeros fuera del negocio.

 

La mayoría de los LDCs son predominantemente basados en lo rural, así cuando el sector de cultivo es devastado, así también lo es la nación entera. Ellos se zambullen en la crisis económica y hasta el hambre.

 

Con el enfoque estatista, los teóricos examinan cómo el estado todavía es pertinente formando resultados económicos y todavía sigue siendo una entidad poderosa en la arena internacional. Uno teórico que es prominente dentro de la escuela Estatista es Robert Gilpin.

 

Gilpin, profesor en la Escuela Woodrow Wilson de Asuntos Públicos e Internacionales en Princeton, también es miembro del Council on Foreign Relations. En su libro, Economía Política Global, Gilpin postuló que las corporaciones multinacionales eran una invención de los Estados Unidos, y de hecho un "fenómeno americano" al que los Estados europeos y asiáticos respondieron internacionalizando sus propias empresas.

 

En este sentido, su teoría postuló un retorno a la naturaleza competitiva de la teoría económica mercantilista, en el cuál un Estado al costa de otro. Él también se dirige a la naturaleza de la economía internacional, en que históricamente había una sola acción estatal y al presente, como el que ejecutor principal y gerente de la economía global. Históricamente, era Gran Bretaña, y al presente, eran los Estados Unidos.

 

Uno no puede negar la importancia del Estado en la economía política global, cuando ha sido, y todavía puede permanecer muy pertinente. Los eventos de 1973 son ejemplares de esto, sin embargo, deben examinarse más para entender la situación mejor. Aunque los estados todavía son actores prominentes, es vital dirigirse aquellos en cuyos intereses ellos actúan. Los teóricos mercantilistas y Estatistas tienden enfocarse en el concepto que el Estado actúa en su propio interés egoísta, para el beneficio del estado, política y económicamente. Sin embargo, esto es algo lineal y distrae, cuando no se dirige a la estructura precisa de la economía estatal, específicamente en términos de su sistema bancario monetario y central.

 

Los Estados, sobre todo los grandes hegemónicos, como los Estados Unidos y Gran Bretaña, son controlados por el sistema banca central internacional y trabajan a través de acuerdos confidenciales en el Banco de Pagos Internacionales (BPI), y operando a través de los bancos centrales nacionales (como el Banco de Inglaterra y la Reserva Federal). El Estado es poseído así por un cartel bancario internacional, y aunque los actos estatales de tal manera que demuestra su relevancia incesante en la economía global, no actúa así en términos de auto-interés para el propio Estado, sino para los intereses poderosos que controlan ese Estado. El mismo cartel bancario internacional que controla los Estados Unidos hoy controló previamente a Gran Bretaña y la sostuvo como el hegemónico internacional.

 

Cuando el orden británico se marchitó, y fue reemplazado por los Estados Unidos, EEUU dirigió la economía global. Sin embargo, se sirven los mismos intereses. Los Estados se usarán y serán desechados a voluntad por el cartel bancario internacional; ellos son simplemente herramientas.

 

La Teoría de la interdependencia, la que presume el declive del estado en los asuntos internacionales no reconoce el papel del estado promoviendo y emprendiendo el proceso de interdependencia en este sentido. El declive de la nación-estado es un proceso manejado por el Estado, y es un proceso que lleva a un ascenso del Estado continental y al estado global. Los Estados, todavía son muy pertinente, pero teóricos liberales y mercantilistas, mientras útil entendiendo los conceptos detrás de la economía global, ponen el fundamento teórico para una agenda económica política a ser emprendida a través de intereses poderosos. Como dijo Robert Cox, "la Teoría siempre es para alguien y para algún propósito."

 

Teoría de la estabilidad Hegemónica

 

En su libro, Economía Política Global, Gilpin explicó que,

 

"a tiempo, si desenfrenado, la integración de una economía en la economía mundial, intensificando las presiones de la competencia extranjera, y la necesidad de ser eficaz para sobrevivir económicamente podría minar la independencia de una sociedad y podría obligarle a que adoptara los nuevos valores y formas de organización social. El temor que la globalización económica y la integración de los mercados nacionales están destruyendo o podrían destruir la autonomía política, económica, y cultural de las sociedades nacionales se ha vuelto extendida". [96]

 

Sin embargo, Gilpin explica que

 

"la Creación de regímenes internacionales eficaces y soluciones a los problema de complacencia requiere dirección internacional fuerte y una estructura de la gobernabilidad internacional eficaz". Todavía, él explica, "los Regímenes en sí mismos no pueden proporcionar la estructura de gobernabilidad porque les falta el componente más crítico de gobernabilidad - el poder para dar fuerza a complacencia. Los regímenes deben descansar en cambio sobre una base política establecida a través de la dirección y cooperación". [97]

 

Esto es donde nosotros vemos la emergencia de la Teoría de Estabilidad Hegemónica. Gilpin explica que,

 

"La teoría de la estabilidad hegemónica postula que el líder o hegemon facilita la cooperación internacional y previene la defección de las reglas del régimen a través del uso de pagos laterales (sobornos), sanciones, y/o otros medios, pero raramente puede, si alguna vez, coercer a estados renuentes para obedecer las reglas de orden económico liberal internacional". Como él explicó, "Los hegemon americanos de hecho jugaron un papel crucial estableciendo y manejando económico mundial siguiendo a la Segunda Guerra Mundial". [98]

 

Las raíces de la Teoría de la Estabilidad Hegemónica (HST) yace dentro de la teoría liberal y Estatista, cuando es representativo de una teoría que cruza por encima que no puede ponerse así fácilmente en cualquier categoría. El concepto principal abandera la noción liberal del sistema económico internacional abierto, guiado por principios liberales de mercados abiertos y el comercio libre, mientras trae el concepto Estatista de un solo estado hegemónico que representa la concentración de poder político y económico, cuando es el ejecutor de la economía internacional liberal.

 

Los teóricos de HST más inclinados a lo liberal defienden que un orden económico liberal requiere un Estado fuerte, hegemónico para mantener el funcionamiento liso de la economía internacional. Una cosa que este estado debe hacer es mantener el sistema monetario internacional, como Gran Bretaña lo hizo bajo el Patrón Oro y los Estados Unidos hicieron bajo el Régimen Dólar-Wall Street y siguen el fin del eslabón dólar-oro de Bretton-Woods.

 

Teoría del régimen

 

La Teoría del régimen es otra teoría del cruce entre los teóricos liberales y mercantilistas. Su ascenso era principalmente en reacción a la emergencia de la Teoría de la Estabilidad Hegemónica para dirigir la preocupación de un declive percibido en el poder del EEUU. Esto era debido al ascenso de nuevos poderes económicos en los años setenta, y otro proveedor mayor de esta teoría era Robert Keohane. Ellos necesitaron dirigir cómo el orden internacional pudiera mantenerse cuando el poder del hegemónico cae. La respuesta estaba en edificar organizaciones internacionales para manejar el régimen internacional.

 

En este sentido, la Teoría del Régimen ha identificado un aspecto importante de la economía política global, en que aunque los estados han levantado el orden internacional en el pasado, nunca antes de ha habido allí semejante tarea para institucionalizar la autoridad sobre el orden internacional a través de las organizaciones internacionales. Estas organizaciones, como el Banco Mundial, FMI, ONU, y WTO, aunque todavía controladas e influenciado por estados, predominantemente los hegemon internacionales, los Estados Unidos, representan una dirección cambiante de internacionalización y trans-nacionalismo. Los Teórico del Régimen tienden a justificar la formación de un aparato de poder más transnacional, más allá de sólo un solo Estado hegemónico, en una estructura más internacionalizada de autoridad.

 

Notas

 

[1] CBC, Informal forum or global conspiracy? CBC News Online: June 13, 2006:

http://www.cbc.ca/news/background/bilderberg-group/

[2] Holly Sklar, ed., Trilateralism: The Trilateral Commission and Elite Planning for World Management. (South End Press: 1980), 161-171

[3] Holly Sklar, ed., Trilateralism: The Trilateral Commission and Elite Planning for World Management. (South End Press: 1980), 161-162

[4] CFR, The First Transformation. $CFR History:

http://www.cfr.org/about/history/cfr/first_transformation.html

[5] Glen McGregor, Secretive power brokers meeting coming to Ottawa? Ottawa Citizen: May 24, 2006:

http://www.canada.com/topics/news/world/story.html?id=ff614eb8-02cc-41a3-a42d-0642def1421&k=62840

[6] William F. Jasper, Rogues' gallery of EU founders.$The New American: July 12, 2004:

http://findarticles.com/p/articles/mi_m0JZS/is_14_20/ai_n25093084/pg_1?tag=artBody;col1

[7] Ambrose Evans-Pritchard, Euro-federalists financed by US spy chiefs. The Telegraph: June 19, 2001:

http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/europe/1356047/Euro-federalists-financed-by-US-spy-chiefs.html

[8] Ambrose Evans-Pritchard, Euro-federalists financed by US spy chiefs. The Telegraph: June 19, 2001:

http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/europe/1356047/Euro-federalists-financed-by-US-spy-chiefs.html

[9] Bilderberg Group, GARMISCH-PARTENKIRCHEN CONFERENCE. The Bilderberg Group: September 23-25, 1955, page 7:

http://wikileaks.org/leak/bilderberg-meetings-report-1955.pdf

[10] Who are these Bilderbergers and what do they do? The Sunday Herald: May 30, 1999:

http://findarticles.com/p/articles/mi_qn4156/is_19990530/ai_n13939252

[11] Andrew Rettman, 'Jury's out' on future of Europe, EU doyen says. EUobserver: March 16, 2009:

http://euobserver.com/9/27778

[12] George T. Crane, Abla Amawi, The Theoretical evolution of international political economy.

Oxford University Press US, 1997: page 110

[13] George T. Crane, Abla Amawi, The Theoretical evolution of international political economy.

Oxford University Press US, 1997: page 107

[14] George T. Crane, Abla Amawi, The Theoretical evolution of international political economy.

Oxford University Press US, 1997: pages 107-108

[15] George T. Crane, Abla Amawi, The Theoretical evolution of international political economy.

Oxford University Press US, 1997: page 108

[16] George T. Crane, Abla Amawi, The Theoretical evolution of international political economy.

Oxford University Press US, 1997: page 108

[17] George T. Crane, Abla Amawi, The Theoretical evolution of international political economy.

Oxford University Press US, 1997: pages 50-51

[18] Holly Sklar, ed., Trilateralism: The Trilateral Commission and Elite Planning for World Management.

South End Press: 1980: page 65

[19] Robert O'Brien and Marc Williams, Global Political Economy: Evolution and Dynamics, 2nd ed.

Palgrave Macmillan: 2007: page 215

[20] Holly Sklar, ed., Trilateralism: The Trilateral Commission and Elite Planning for World Management.

South End Press: 1980: pages 66-67

[21] Holly Sklar, ed., Trilateralism: The Trilateral Commission and Elite Planning for World Management.

South End Press: 1980: page 67

[22] C. Fred Bergsten, The New Economics and US Foreign Policy.Foreign Affairs: January, 1972: page 199

[23] Richard H. Ullman, Trilateralism: "Partnership" For What? Foreign Affairs:

October, 1976: pages 3-4

[24] Holly Sklar, ed., Trilateralism: The Trilateral Commission and Elite Planning for World Management.

South End Press: 1980: pages 76-78

[25] Richard H. Ullman, Trilateralism: "Partnership" For What? Foreign Affairs: October, 1976: page 3

[26] Richard H. Ullman, Trilateralism: "Partnership" For What? Foreign Affairs: October, 1976: page 5

[27] Congressional Research Service, TRILATERAL COMMISSION. The Library of Congress: pages 13-14: http://www.scribd.com/doc/5014337/Trilateral-Commission

[28] CFR, Joseph S. Nye, Jr. Board of Directors: http://www.cfr.org/bios/1330/joseph_s_nye_jr.html

[29] Annual Report, The Council on Foreign Relations. Historical Roster of Directors and Officers, 2008:

page 78

[30] Peter Gowan, The Globalization Gamble: The Dollar-Wall Street Regime and its Consequences.

Page 19-20

[31] William Engdahl, A Century of War: Anglo-American Oil Politics and the New World Order. (London: Pluto Press, 2004), 130-132

[32] William Engdahl, A Century of War: Anglo-American Oil Politics and the New World Order. (London: Pluto Press, 2004), 286-287, 134

[33] CFR, "X" Leads the Way. CFR History: http://www.cfr.org/about/history/cfr/x_leads.html

[34] Robert Dallek, The Kissinger Presidency. Vanity Fair: May 2007:

http://www.vanityfair.com/politics/features/2007/05/kissinger200705

[35] Ibid.

[36] David Stout, William P. Rogers, Who Served as Nixon's Secretary of State, Is Dead at 87. The New York Times: January 4, 2001:

http://query.nytimes.com/gst/fullpage.html?res=9B02E5D6113BF937A35752C0A9679C8B63

 [37] TC, Tributes to David Rockefeller, Founder and Honorary Chairman. The Trilateral Commission:

December 1, 1998: http://www.trilateral.org/nagp/regmtgs/98/1201tribs.htm

[38] John Loftus and Mark Aarons, The Secret War Against the Jews: How Western Espionage Betrayed the Jewish People. St. Martin's Griffin: 1994: pages 304-307

[39] John Loftus and Mark Aarons, The Secret War Against the Jews: How Western Espionage Betrayed the Jewish People. St. Martin's Griffin: 1994: pages 308-310

[40] John Loftus and Mark Aarons, The Secret War Against the Jews: How Western Espionage Betrayed the Jewish People. St. Martin's Griffin: 1994: pages 310-311

[41] Robert Dallek, The Kissinger Presidency. Vanity Fair: May 2007:

http://www.vanityfair.com/politics/features/2007/05/kissinger200705

[42] John Loftus and Mark Aarons, The Secret War Against the Jews: How Western Espionage Betrayed the Jewish People. St. Martin's Griffin: 1994: pages 312-313

[43] F. William Engdahl, A Century of War: Anglo-American Oil Politics and the New World Order. London: Pluto Press, 2004: pages 130-132

[44] F. William Engdahl, A Century of War: Anglo-American Oil Politics and the New World Order. London: Pluto Press, 2004: pages 136-137

[45] The Observer, Saudi dove in the oil slick. The Guardian: January 14, 2001:

http://www.guardian.co.uk/business/2001/jan/14/globalrecession.oilandpetrol

[46] V.H. Oppenheim, Why Oil Prices Go Up (1) The Past: We Pushed Them. Foreign Policy: No. 25, Winter, 1976-1977: page 24

[47] V.H. Oppenheim, Why Oil Prices Go Up (1) The Past: We Pushed Them. Foreign Policy: No. 25, Winter, 1976-1977: pages 31-33

[48] IPC, James Akins. Iran Policy Committee: Scholars and Fellows:

http://www.iranpolicy.org/scholarsandfellows.php#1

[49] V.H. Oppenheim, Why Oil Prices Go Up (1) The Past: We Pushed Them. Foreign Policy: No. 25, Winter, 1976-1977: pages 35-36

[50] V.H. Oppenheim, Why Oil Prices Go Up (1) The Past: We Pushed Them. Foreign Policy: No. 25, Winter, 1976-1977: pages 37-38

[51] V.H. Oppenheim, Why Oil Prices Go Up (1) The Past: We Pushed Them. Foreign Policy: No. 25, Winter, 1976-1977: page 44

[52] Time, The Cast of Analysts. Time Magazine: March 12, 1979:

http://www.time.com/time/magazine/article/0,9171,948424,00.html

[53] V.H. Oppenheim, Why Oil Prices Go Up (1) The Past: We Pushed Them. Foreign Policy: No. 25, Winter, 1976-1977: page 48

[54] V.H. Oppenheim, Why Oil Prices Go Up (1) The Past: We Pushed Them. Foreign Policy: No. 25, Winter, 1976-1977: pages 50-51

[55] V.H. Oppenheim, Why Oil Prices Go Up (1) The Past: We Pushed Them. Foreign Policy: No. 25, Winter, 1976-1977: page 53

[56] F. William Engdahl, A Century of War: Anglo-American Oil Politics and the New World Order. London: Pluto Press, 2004: page 137

[57] The Observer, Saudi dove in the oil slick. The Guardian: January 14, 2001:

http://www.guardian.co.uk/business/2001/jan/14/globalrecession.oilandpetrol

[58] Peter Gowan, The Globalization Gamble: The Dollar-Wall Street Regime and its Consequences:

marxsite.com/Gowan_DollarWallstreetRegime.pdf: page 10

[59] Dharam Ghai, ed., The IMF and the South: The Social Impact of Crisis and Adjustment (London:

United Nations Research Institute for Social Development, 1991), 81

[60] Dharam Ghai, ed., The IMF and the South: The Social Impact of Crisis and Adjustment (London:

United Nations Research Institute for Social Development, 1991), 82

[61] Robert O'Brien and Marc Williams, Global Political Economy: Evolution and Dynamics, 2nd ed.

Palgrave Macmillan: 2007: page 223

[62] Gisela Bolte, et. al., Jumbo Loans, Jumbo Risks. Time Magazine: December 3, 1984:

http://www.time.com/time/magazine/article/0,9171,923771,00.html

[63] Allen B. Frankel and Paul B. Morgan, A Primer on the Japanese Banking System. Board of Governors of the Federal reserve System, International Finance Discussion Papers: Number 419, December 1991:

[64] A. W. Mullineux, International Banking and Financial Systems: A Comparison. Springer, 1987: page 63

[65] Robert K. Schaeffer, Understanding Globalization: The Social Consequences of Political, Economic, and Environmental Change. Rowman & Littlefield, 2005: page 82

[66] Peter Gowan, The Globalization Gamble: The Dollar-Wall Street Regime and its Consequences:

marxsite.com/Gowan_DollarWallstreetRegime.pdf: page 12

[67] David Rockefeller, Memoirs. New York: Random House: 2002: Page 431

[68] Peter Dale Scott, The Road to 9/11: Wealth, Empire, and the Future of America. University of California Press: 2007: page 39-40

[69] Peter Dale Scott, The Road to 9/11: Wealth, Empire, and the Future of America. University of California Press: 2007: page 41

[70] Peter Dale Scott, The Road to 9/11: Wealth, Empire, and the Future of America. University of California Press: 2007: pages 40-41

[71] Daniel Brandt, U.S. Responsibility for the Coup in Chile. Public Information Research: November 28, 1998: http://www.namebase.org/chile.html

[72] Naomi Klein, The Shock Doctrine: The Rise of Disaster Capitalism. Macmillan: 2007: page 77

[73] Holly Sklar, ed., Trilateralism: The Trilateral Commission and Elite Planning for World Management.

South End Press: 1980: pages 201-203

[74] Holly Sklar, ed., Trilateralism: The Trilateral Commission and Elite Planning for World Management.

South End Press: 1980: pages 91-92

[75] Peter Dale Scott, The Road to 9/11: Wealth, Empire, and the Future of America. University of California Press: 2007: page 88

[76] F. William Engdahl, A Century of War: Anglo-American Oil Politics and the New World Order. London: Pluto Press, 2004: page 173

[77] F. William Engdahl, A Century of War: Anglo-American Oil Politics and the New World Order. London: Pluto Press, 2004: page 174

[78] Joseph B. Treaster, Paul Volcker: The Making of a Financial Legend. John Wiley and Sons, 2004: page 36

[79] Joseph B. Treaster, Paul Volcker: The Making of a Financial Legend. John Wiley and Sons, 2004: page 37

[80] Joseph B. Treaster, Paul Volcker: The Making of a Financial Legend. John Wiley and Sons, 2004: page 38

[81] Joseph B. Treaster, Paul Volcker: The Making of a Financial Legend. John Wiley and Sons, 2004: pages 57-60

[82] Robert O'Brien and Marc Williams, Global Political Economy: Evolution and Dynamics, 2nd ed. Palgrave Macmillan: 2007: page 223

[83] Robert O'Brien and Marc Williams, Global Political Economy: Evolution and Dynamics, 2nd ed. Palgrave Macmillan: 2007: page 224

[84] Robert O'Brien and Marc Williams, Global Political Economy: Evolution and Dynamics, 2nd ed. Palgrave Macmillan: 2007: page 224

[85] A. Paloni and M. Zonardi, eds., Neoliberalism: A Critical Introduction. London: Pluto, 2005: page 3

[86] A. Paloni and M. Zonardi, eds., Neoliberalism: A Critical Introduction. London: Pluto, 2005: page 1

[87] Joseph Stiglitz, Globalization and its Discontents. New York: Norton, 2003: page 14

[88] Michel Chossudovsky, The Globalization of Poverty and the New World Order, 2nd ed. Quebec: Global Research, 2003: page 35

[89] Marc Williams, International Economic Organizations and the Third World. Hemel Hempstead: Harvester Wheatsheaf, 1994: page 85

[90] Michel Chossudovsky, The Globalization of Poverty and the New World Order, 2nd ed. Quebec: Global Research, 2003: page 52

[91] Joseph Stiglitz, Globalization and its Discontents. New York: Norton, 2003: pages 43-44

[92] Joseph Stiglitz, Globalization and its Discontents. New York: Norton, 2003: pages 44-46

[93] Robert O'Brien and Marc Williams, Global Political Economy: Evolution and Dynamics, 2nd ed. Palgrave Macmillan: 2007: page 224

[94] Robert O'Brien and Marc Williams, Global Political Economy: Evolution and Dynamics, 2nd ed. Palgrave Macmillan: 2007: page 224

[95] Robert O'Brien and Marc Williams, Global Political Economy: Evolution and Dynamics, 2nd ed. Palgrave Macmillan: 2007: page 225

[96] Robert Gilpin, Global Political Economy: Understanding the International Economic Order, Princeton University Press, 2001: page 81

[97] Robert Gilpin, Global Political Economy: Understanding the International Economic Order, Princeton University Press, 2001: page 97

[98] Robert Gilpin, Global Political Economy: Understanding the International Economic Order, Princeton University Press, 2001: pages 97-98

 

Andrew Gavin Marshall is a Research Associate with the Centre for Research on Globalization (CRG). He is currently studying Political Economy and History at Simon Fraser University.