Obama y la nueva América Latina

 

Por Pepe Escobar

http://www.atimes.com/atimes/China/JL19Ad01.html

 

SAO PAULO - Incluso antes de su Lincolnesca inauguración, la presidencia de Barack Obama y América Latina ya parecen estar en un curso de la colisión.

 

Este martes, en una decisión de base, en amplio rango de, 33 países latinoamericanos y la Cumbre del Caribe coordinados por el gobierno brasileño, Raul Castro - en su primer viaje al  extranjero desde que reemplazó a Fidel en el 2006 - vio a Cuba aceptada como el 23er. miembro del foro político Grupo Río, un cuerpo creado en 1986 para promover la cooperación latinoamericana.

 

Todos los líderes a la cumbre dijeron en unísono, "Éste es un momento histórico." Entonces el foro condenó inmediatamente y demandó el fin del embargo americano contra Cuba en efecto desde febrero de 1962.

 

Así no es un accidente que en el mismo día, el Secretario de Comercio del Presidente George W Bush Carlos Gutiérrez, un feroz cubano-americano anti-castrista, declaró que EEUU no alzaría el embargo. Los líderes reunidos en la cumbre lo tomaron por lo que es: no sólo como un "mensaje" a América Latina sino como un torpedo lanzado hacia el submarino de Obama. Pero una cosa es cierta: "El muro ha sido agujereado," como encabezó el diario argentino Pagina 12. La estrategia americana hacia América Latina ha fallado completamente - y Obama tendrá que recoger los pedazos.

 

De-construyendo Raúl

 

Incluso antes de la inauguración de Obama, Michael Shifter, vicepresidente del Diálogo Interamericano en Washington, enfatizó,

 

"Los problemas que han dominado las relaciones de América Latina - la inmigración, barreras americanas de comercio sobre los productos agrícolas y Cuba - permanecía en disputa." Shifter dijo, "América Latina quiere que EEUU esté comprometido, pero en términos muy diferentes de lo que fue en el pasado. En todo caso, ellos no están esperando alrededor de EEUU para cambiar su estructura mental."

 

The New York Times estaba reducido a criticar sobre EEUU "despedido" de la cumbre en Brasil.

 

Ninguna maravilla: para cualquiera que no lo había notado, la cumbre enterró para bien la Doctrina Monroe 1823 que declaró fuera de-límites de América Latina a los poderes europeos.

 

No sólo EEUU no fue invitado - lo mismo pasó a los ex poderes coloniales España y Portugal. El canciller Celso Amorim alabó "los países de todas las cuerdas ideológicas que albergan el deseo común de integrar latinoamericanos y el Caribe como su espacio común."

 

Amorim no ve la hegemonía ni siquiera como un trato bueno para los propios EEUU, "Ellos no lo quieren, y no es factible. Esto no significa nosotros no podemos tener una relación muy buena con EEUU."

 

Las únicas cabezas de estado ausentes pasaron por ser dos compañeros cercanos de la administración Bush, Alan García de Perú y el Álvaro Uribe de Colombia. En cuanto a Raúl Castro, él era la verdadera estrella del show.

 

Muy diplomático, él no atacó frontalmente a EEUU, pero condenó redondamente las políticas neo-liberales y atribuyó la crisis financiera global a un "orden económico injusto y egoísta."

 

Castro está no obstante esperanzado,

 

"Si Mr Obama quiere tener una discusión, nosotros la tendremos. Es cada vez más difícil aislar a Cuba. Nosotros somos pequeños, pero hemos mostrado no podemos ser dominados fácilmente."

 

Él negó que Presidente brasileño Luiz Inazio Lula da Silva ha ofrecido ser un mediador entre él y Obama.

 

Para su parte, Lula le envió un mensaje claro a Obama y dijo su victoria presidencial americana sólo se volvería de verdad histórica cuando él levante el asedio americano sobre Cuba: "Esto no tiene ninguna explicación económica, ninguna explicación política, es un sin sentido."

 

Lula tiene sus ojos definitivamente puestos en el cuadro grande. La cancillería considera a Brasil por ser uno de los muy pocos países en el mundo capaz de establecer un diálogo simultáneo con Cuba, el Presidente Hugo Chávez de Venezuela y cualquier administración americana, sea esta Bush u Obama.

 

Raul Castro, comparado con el legendario "Comandante" Fidel, es más que moderado, política y económicamente. Después de que una visita a Fidel por Lula en temprano 2008, Raúl empezó a considerar la posibilidad que Cuba que se distancie un pedazo pequeñito de Venezuela sin herir los sentimientos de Chávez por supuesto.

 

Los lazos cercanos del Partido laborista de Lula con Cuba y Fidel han sido muy sólidos desde los años setenta. Lo que la cancillería brasileña ha sugerido es por Raúl hacer un gesto hacia la comunidad internacional - si no una apertura política gradual pero por lo menos significativa del descargo de prisioneros políticos. Esto demostraría que Cuba se ha embarcado en una transición genuina y simplemente no ha estado reproduciéndose al modelo chino en América Latina.

 

Lula ha estado en su mejor optimismo,

 

"había un tiempo cuando el hermano Hugo Chávez estaba solo. ¿Quién podría imaginar, hace 10 años, que nuestro querido Evo Morales sería el presidente de Bolivia? ¿Quién podría imaginar que el obispo de teología de liberación [Fernando Lugo] sería presidente de Paraguay?"

 

Evo - enfatizando la solidaridad latinoamericano con La Habana, y sucesivos resoluciones anti-embargo de Naciones Unidas - ha propuesto que América Latina de una fecha tope oficial a  EEUU para suspender el asedio económico.

 

Chávez enfatizó que la crisis financiera global "tiene el efecto de mil huracanes", y eso requirió la integración regional latinoamericana y caribeña, mientras Fernando Lugo de Paraguay culpó a las "asimetrías estructurales."

 

Chávez, en su marca de fábrica al modo del personaje literario de García Márquez que se enfurece, insistió que la crisis se pondría peor porque el capitalismo no es "de Obama o Bush, es malo." Chávez ve el mundo capitalista "cayendo en volteretas" como consecuencia de la crisis global, y la causa es el modelo impuesto de Washington al resto del mundo; él alaba en cambio al pensamiento "Latino-americanista" de Lula.

 

Entran China, Rusia, Irán,

 

Puede hacerse un caso que Brasil y Venezuela están posicionándose furiosamente por el liderazgo regional. Brasil es un líder natural del Mercosur (el mercado común Sur americano) y Unasur (la Unión de naciones Sur americanas) mientras Venezuela es un líder natural de ALBA (Alternativa  Bolivariana para las Américas).

 

ALBA se lanzó en 2005 por Venezuela como un contra-golpe a la ofensiva fallada de la administración Bush del Área de Libre Comercio de las Américas (FTAA).

 

Unasur se formó en mayo de 2008 por 12 países para mediar en conflictos serios como los choques de los separatistas vs. gobierno en Bolivia, desviando así la desacreditada, la Organización de Estados americanos (OEA) dominada  por EEUU.

 

Pero todo está inter-conectado; Mercosur, por ejemplo, absorberá las exportaciones bolivianas boicoteadas por EEUU como "castigo" para Bolivia que expulsa la Drug Enforcement Administration (cuyos agentes fueron acusados de conspirar para derrocar a Evo). Chávez parece está cómodo con los mecanismos inter-enclavados - él prefiere identificar una emergente dirección regional colectiva, "países líderes, líderes masculinos, líderes femeninos, líderes populares."

 

Todas las apuestas en adelante son cómo la presidencia de Obama se adaptará al nuevo "perfil político-ideológico" latinoamericano, como Lula lo puso, y eso incluye, por supuesto, lazos diplomáticos, económicos y militares extensos con China, Rusia e Irán.

 

Eso significa buques de guerra rusos - incluso un crucero nuclear - en los ejercicios navales conjuntos con Venezuela, los primeros desde la Guerra Fría; el Presidente chino Hu Jintao que firma un acuerdo de libre-comercio con Perú; Lula que invita al presidente iraní Mahmud Ahmadinejad para una visita estatal; y el Presidente Rafael Correa de Ecuador que se niega a renovar el arriendo sobre la base Manta de EEUU, defendida por la administración Bush como una plataforma crítica para la "guerra a las drogas" - una asunción ampliamente ridiculizada por América del Sur.

 

Chávez ha comprado $4.4 mil millones en armas de Rusia después que la administración Bush bloqueó ventas de partes de avión a Venezuela.

 

Brasil y Francia firmaron un trato para cuatro submarinos nucleares para patrullar las ricas cuencas de petróleo de Brasil.

 

China, y no el EEUU, es ahora el mercado de exportación de cobre más grande de Chile; un verdadero Nuevo Camino del Cobre, más bien senda naval, está ahora en adelante del Pacífico Sur a Asia Oriental.

 

China es el segundo socio comercial más grande de Cuba (después de Venezuela), con comercio bilateral anual a más de US$ 2.6 mil millones.

 

China ha empeñado $10 mil millones en préstamos al gigante petrolero de Brasil Petrobras para desarrollar el descubrimiento de petróleo más grande del hemisferio Occidental desde 1976.

 

Y para 2012, Caracas estará vendiendo por día a 1 millón de barriles de petróleo a Beijing. No es ninguna maravilla que el presidente chino Hu Jintao declaró en la Cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico en Perú que "China y América del Sur ya se han vuelto sumamente buenos amigos y socios."

 

Julia Sweig, directora del programa de América Latina en el Council of Foreign Relations, suma, "Monroe ciertamente se estaría revolviendo en su tumba."

 

El contra-movimiento de administración Bush - resucitando la ostensiblemente la Cuarta Flota de entre los muertos después de 58 años para "patrullar el Caribe" - envió escalofríos sobre América Latina.

 

Chávez amenazó hundirla. Lula exigió una explicación oficial de la administración Bush.

 

La 'demonización de Chávez' sin embargo permanece como una floreciente industria de cabaña en Washington. Como la cumbre de base siguió en Brasil, más de 100 expertos tope en América Latina estaban enviando una carta abierta a la mesa de directores de Human Rights Watch que destruye un reciente informe sobre Venezuela, "Una Década Bajo Chávez: La Intolerancia política y las Oportunidades Perdidas para avanzar Derechos Humanos en Venezuela", enfatizando que éste "no reúne ni siquiera las normas más mínimas de escolaridad, imparcialidad, exactitud o credibilidad."

 

Los firmantes incluyeron estudiosos principales de Universidades de Harvard, Johns Hopkins y Nueva York y de Argentina, Australia, Brasil, México, Gran Bretaña y Venezuela.

 

La atención de la política extranjera de Obama estará totalmente enfocada en el "arco de inestabilidad" acuñado por el Pentágono -  Medio Oriente a Asia Central.

 

Pero él ha despertado expectativas enormes en América Latina. Durante la campaña, Obama se opuso a un acuerdo de libre-comercio con Colombia, en la - correcta - base de la viciosa represión estatal de obreros y campesinos.

 

Obama tendrá que confrontar con Álvaro Uribe y determinar cualquier cambio significativo para el Plan Colombia - un gambito de la "guerra al terror" del Pentágono que se enmascaró como un fallido, programa del anti-droga nacido con Bill Clinton.

 

Él ha prometido aumentar ayuda económica americana a América Latina; los gobiernos no quieren ayuda, ellos quieren sociedades. Él también se empeñó en encontrarse con Chávez y Raúl Castro "sin condiciones previas" (y luego desanduvo).

 

Él dijo que él está "comprometido" con América Latina. ¿Pero cómo interpretará él las nuevas reglas del juego - una América Latina integrándose rápida dónde EEUU es simplemente otro jugador entre muchos?

 

Pepe Escobar is the author of Globalistan: How the Globalized World is Dissolving into Liquid War (Nimble Books, 2007) and Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge. He may be reached at pepeasia@yahoo.com.