Lección no aprendida

 

Por Henry C K Liu

 

29 de octubre de 2009, es el 80 aniversario de la caída del mercado en los Estados Unidos que llevó a la Gran Depresión. ¿Aprendió el mundo la lección de 1929?

 

Milton Friedman identificó a través del análisis exhaustivo de datos históricos el papel potencial de la política monetaria formando el curso de ciclos de inflación y negocios, con la conclusión contra-fáctica que podría evitarse la Gran Depresión de los años treinta con la apropiada el alivio monetario de la Reserva Federal para neutralizar las destructivas fuerzas del mercado.

 

La conjeturan contra-fáctica de Friedman, aunque no comprobable, ha sido aceptado por los banqueros centrales como la magia monetaria para dirigir al capitalismo de la maldición de los ciclos comerciales. Esto apuntala la Fed dirigida por Alan Greenspan, el enfoque "en caso de duda, facilite" todos a través de su tenencia de 18 años que llevó a la serie de burbujas de deuda cada una más grande que la anterior. La final estalló en 2007.

 

La mayoría de los macro-economistas, incluso el corriente presidente Fed Ben Bernanke, subscriben a la vista de deuda-deflación de la Gran Depresión en que la garantía subsidiaria afianzaba los préstamos (o como en la situación actual, los recursos que respaldan instrumentos derivados) disminuirá en el futuro en el valor de la deuda excesiva y creará pérdidas a los prestatarios, prestamistas e inversores, llevando a la necesidad de reestructurar los términos del préstamo o incluso las llamadas de préstamos.

 

Cuando eso pasa, los macro-economistas creen, es necesaria y eficaz la intervención gubernamental para proporcionar liquidez impidiendo fallar a los mercados.

 

El término deuda-deflación fue acuñado por Irving Fisher en 1933 para describir la forma en que la deuda y deflación puede desestabilizarnos. La Desestabilización se levanta porque la relación dirige ambas maneras: la deflación causa dolor financiero por la deuda, y financieramente apenó a su vez la deuda que exacerba deflación.

 

Este ciclo de deuda-deflación es muy el tóxico en una economía infectada de deuda. La única manera de prevenirlo es no permitir a la liquidez fluir en la deuda.

 

Friedman ofreció la falsa esperanza que los banqueros centrales pudieran negar la inestabilidad de deuda-deflación con inyecciones mayores de liquidez.

 

Hyman Minsky en La Hipótesis de inestabilidad financiero: Los Procesos capitalistas y la Conducta de la Economía (1982) elaboró el concepto de deuda-deflación para incorporar su efecto en el mercado del recurso. Él reconoció que el dolor de vender reduce el precio del recurso y causa pérdidas a los agentes con deudas que maduran. Esto refuerza más dolor vendiendo y reduce el consumo y gasto de inversión que ahonda la deflación. Esto ha llegado a ser conocido como el Momento de Minsky.

 

Las conclusiones contra-facto de Friedman disimularon la lección que el mundo podría aprender de la caída de 1929 y condenar el mundo a enfrentar otro desastre después 80 años. En todo, cuatro falsas conclusiones contra-fácticas sobre la caída 1929 aceptadas como verdades económicas subsecuentemente han dado a luz una economía de inestabilidad:

 

Falso: Las agresivas medidas monetarias aliviadoras pueden salvar la economía de ciclo de recesiones comerciales. Esta conclusión llevó monetarismo de banco central a financiar burbujas de deuda no-sustentables. Y sólo si la Fed hubiera intervenido antes y firmemente en 1929, podría prevenir la depresión (Friedman). Bernanke está descubriendo en 2007 que esto no es verdad.

 

Falso: Debe mantenerse el comercio mundial para mantener la depresión en la bahía. Bajo los rapaces términos de comercio global basados en hegemonía del dinero, alimentado por arbitraje regulador y de sueldos, el comercio mundial es la causa de desequilibrio global.

 

Hecho: El comercio libre global ha sido la primera causa para el desempleo doméstico. Como el comercio libre global creció dramáticamente, el desempleo subió en las economías americanas y chinas.

 

Solución: Deben introducirse nuevos términos de comercio para invertir el impacto adverso del comercio internacional en el empleo, sueldos y desarrollo doméstico. Restaurar el comercio internacional para aumentar el lugar de desarrollo doméstico.

 

Falso: Sólo el capital puede crear empleo.

 

Hecho: Bajo las condiciones de sobrecapacidad, sólo el empleo pleno con sueldos altos puede crear ahorros/capital. La ley de Say (el suministro crea su demanda) sólo está de acuerdo con el empleo lleno. Sin el empleo pleno global, la ventaja comparativa en el comercio libre es meramente la ley de Say internacionalizada.

 

Falso: La ventaja comparativa en comercio libre es una fórmula ganar-ganar para ambos socios comerciales.

 

Hecho: La ventaja comparativa tiene un costo fatal al socio que abandona el desarrollo tecnológico a cambio de eficacia económica en el comercio. Ricardo, analizando el comercio entre Gran Bretaña y Portugal, falló en enfocar en el productor tela que requirió mecanización británica una economía mecanizada que le dio una armada moderna para tomar el imperio portugués. Porque Portugal eligió producir vino a cambio de telas británicas, seguía siendo una economía agrícola tecnológicamente subdesarrollada y al tiempo dejó de ser un poder mayor.

 

Solución: En un orden mundial de estados soberanos, las economías nacionales débiles deben buscar reparación a través del nacionalismo económico.