La nueva inmersión en el caos: Europa en la víspera del encuentro de Bilderberg

 

Olga CHETVERIKOVA

 

02.06.2010

 

Cuadro de texto:  Del 4 al 7 de junio en España, en el hotel Sitges a 30 kilómetros de Barcelona, tendrá lugar una conferencia anual ordinaria del grupo de Bilderberg. Como siempre, la información sobre los bilderberg parte de James P. Tucker y Daniel Estulin, quienes comunican, que el grupo va a discutir los problemas de la recesión global y los medios para provocar tales motines económicas, que se convertirán en pretexto para la creación del gobierno económico mundial plenipotenciario.

 

Los integrantes del grupo esperan conservar la caída global durante un año, como mínimo, con el objetivo de utilizarla para formar "el ministerio mundial de finanzas" adjunto a la ONU. Tal decisión había sido aprobada aún en el encuentro del año pasado del grupo, en Turquía, pero el cumplimiento de la resolución fue bloqueada, como afirma Tucker, por "los nacionalistas" de Europa y EEUU (para los bilderberg esta palabra es injuriosa, que ellos denominan a todas las fuerzas, orientadas nacionalmente, que intervienen contra la liquidación de la soberanía nacional y estatal).

 

Durante todo el año desde la última conferencia del club Bilderberg los representantes del management global no dejaban de convencer a la opinión pública mundial de la necesidad del "nuevo orden financiero mundial". Esta idea sonaba constantemente en los discursos de N.Sarkozy, G.Brown, del nuevo presidente del Consejo Europeo G. van Rompey y otros. Sin embargo fue sólo una preparación psicológica, que transcurría sobre el trasfondo de la fase tranquila de la crisis, y que además no era acompañada por pasos prácticos.

 

Y, como destacó justamente J. Attali en su libro "¿Y qué después de la crisis?", "¿tiene Europa derecho a exigir reformas del sistema financiero internacional, si no es capaz de organizar instituciones, que respondan a sus necesidades?".

 

El motivo para las medidas decisivas en esta dirección se hizo precisamente la crisis de la deuda en Grecia, que puso la interrogante sobre la estabilidad de todo el sistema financiero de Europa. Y la propia crisis, y las medidas aprobadas respecto a ella, demostraron cómo se está realizando en práctica la estrategia del "caos normalizador". Este caos se regula muy bien por los institutos financieros, los principales bancos y los fondos de seguros y, por haber sido creado premeditadamente, es un mecanismo eficaz de dirección y la realización de las "reconstrucciones" sociales.

 

El ataque financiero contra Grecia se tornó rápidamente en una ofensiva en contra del euro, al revelar sólo una relación lejana con los déficits estructurales de la propia economía griega. Y por más ávidos que sean los apetitos de los financistas anónimos, sólo por ellos no se puede explicar aquel carácter duro y aquella intensidad de la crisis, los que pusieron bajo la amenaza de la desintegración durante cortos períodos de la zona euro y la propia unión de los 27.

 

Detrás de todo aquello se encontraban otros objetivos bien pensados, de cuyo sentido se puede darse idea a juzgar por las declaraciones de G. Soros. Su sentido consiste en que la razón del callejón sin salida, en que apareció la UE, es la falta de deseo de los políticos europeos (los alemanes en primer lugar), de moverse adelante, que si la Unión Europea no comienza a seguir desarrollándose, aparecerán enormes problemas, y que es necesario crear "algo parecido al fondo monetario Europeo, que ayudaría a luchar contra el déficit presupuestario". A los europeos los pusieron delante de la alternativa: o el fracaso de la zona euro, o la centralización de la dirección.

 

Los planes concretos de la centralización fueron expuestos por el mismo J. Attali:

 

"Para los países-miembros de la Unión Europea es hora de tener sus propias estructuras, que sigan la actividad de los operadores financieros en su territorio… Después, hay que adquirir de nuevo el acreedor europeo de la novísima formación, quien no tuviera que ver nada con el Banco Central Europeo y los bancos de inversiones, tampoco con los gobiernos europeos, pero garantizaría la ayuda a los viables institutos financieros locales, participaría en el capital y suministrará créditos en determinadas condiciones" (1).

 

J. Attali aboga por

 

"la creación del ministerio Europeo de finanzas, al que será inmediatamente permitido dar créditos a nombre de la Unión, así como la creación del fondo Europeo presupuestario con el mandato al control por los gastos presupuestarios de los países, cuya deuda supera el 80 por ciento del PIB" (2).

 

También avisa, que al no hacerlo, vendrá una crisis más dura. Como resultado, bajo una gran presión de EEUU, A. Merkel aceptó las medidas decisivas (según algunos datos, en el caso de su negativa Sarkozy incluso amenazaba con regresar al franco), y a comienzos de mayo los ministros de economía y finanzas de la UE firmaron el acuerdo sobre los mecanismos de la estabilidad presupuestaria de la zona euro, que prevén la creación del fondo extraordinario del monto de 60 mil millones de euros, que pueden ser movilizados en los períodos muy cortos para una urgente ayuda a los países, que sufren dificultades presupuestarias, y la asignación de 440 mil millones de euros en calidad de los créditos garantizados.

 

Por fin, el FMI tomó el compromiso también, en caso de necesidad, ofrecer una ayuda del monto de 250 mil millones de euros. Todos estos medios irán a la compra de las deudas estatales de los países de la zona euro, de lo que se ocupará por primera vez en su historia el Banco Central Europeo (BEC). Sobre la aprobación de las medidas para facilitar las operaciones con las divisas declararon también otros bancos centrales del mundo, en primer lugar, el sistema Federal de reserva de EEUU, que asignará créditos urgentes en dólares al Banco Central Europeo, así como a los bancos de Inglaterra y Suiza.

 

Las resoluciones dadas se las puede evaluar como la fase inicial del movimiento hacia la dirección financiera europea única. Por ahora es difícil entender, cómo prácticamente "los grandes arquitectos" se imaginan el gobierno financiero mundial, y qué papel van a estar llamados a desempeñar los institutos ya existentes, en particular, el FMI. Unos proponen estructuras cualitativamente nuevas, otros, por ejemplo, J.Attali, ven el FMI como el futuro "centro de la reglamentación sobrenacional" con las respectivas palancas de poder, subordinado al Consejo de Dirección, creado sobre la base del G-24.

 

Sin embargo, lo principal consiste en otro, por enésima vez delante de nuestros ojos se está efectuando la elaboración de los mecanismos de la introducción de las economías nacionales dentro de las estructuras de la dirección sobrenacional, en las que la crisis interviene en calidad del estímulo principal para los cambios, que se llevan a cabo en la dirección "necesaria" de la integración acelerada de la UE, obligatoria preliminarmente para construir el bloque occidental unido.

 

La aprobación del plan europeo bajo el dictado de los estrechos círculos financieros no sólo no sirve de medicina contra la crisis presupuestaria estructural, sino es una trampa más, ya que propone una lucha contra las deudas por la vía de nuevos créditos, lo que es igual que apagar un incendio con la ayuda del fuego, y no puede dejar de agobiar los fenómenos de la crisis en el futuro. Así, por ejemplo, según los datos del Eurostat el porcentaje de la deuda estatal respecto al PIB en los países de la zona euro crecerá en 2010 en comparación con el año pasado del 77,7 por ciento al 83,6 por ciento (3). Sin embargo, según la opinión de una serie de expertos, el nivel actual de la deuda de Grecia, Portugal y otros países europeos es subestimado en gran medida y no refleja los volúmenes reales de las deudas.

 

Los expertos del banco suizo Lombard Odier evalúan el monto total de las futuras obligaciones no aseguradas de Grecia en el volumen del 875 por ciento del PIB, y consecuentemente, para cumplir sus obligaciones de deuda, Grecia necesitará invertir en forma ilimitada en los activos materiales una suma, que supera 8,75 veces el PIB actual. Aún peor es la situación en Polonia y Eslovenia, cuyos volúmenes de las obligaciones de deuda estatales superarán el PIB 15 y 11 veces respectivamente. Y en lo que se refiere a los países de la Eurozona, su deuda estatal supera el PIB como promedio 4,34 veces (en EEUU 5 veces) (4).

 

Sin resolver los problemas estructurales, las medidas aprobadas abrieron camino a la creación de aquellos institutos sobre-nacionales, por los que aboga el mundialista J. Attali. El 21 de mayo en Bruselas los ministros de finanzas de los países de la UE en la presencia del presidente del BEC J.-K.Trichet y el presidente del Consejo Europeo J.van Rompey aceptaron la aprobación del plan alemán de entrega a los órganos centrales del CE de los poderes del control presupuestario, que incluyen la aplicación de las sanciones a los países, que no cumplen las reglas presupuestarias generales del CE.

 

Dentro de estas sanciones figura la privación del derecho al voto de los países con el déficit presupuestario inadmisible, o su exclusión de las finanzas paneuropeas, que se conceden para el desarrollo de la infraestructura, etc. También se propone realizar una prueba europea de expertos de los proyectos de los presupuestos nacionales antes de su discusión en los parlamentos de los países del CE (5).

 

Para el 17 de junio, o sea, para la cumbre del CE, será preparado el informe "de la elaboración de una política única de la Eurozona". También se discuten otros proyectos, que van mucho más lejos y prevén, que los presupuestos de los países del euro se van a controlar y definir por el triunvirato, que formarán parte la Eurocomisión, el BEC y el Eurogrupo.

 

El más terrible resultó el lado opuesto de la "ayuda" recién aparecida. Asustando a la población por la amenaza de la quiebra financiera, los países del CE comenzaron a pasar uno tras otro a las medidas extremadamente impopulares, "drásticas", del régimen de la austeridad económica, que significan la congelación de los salarios y las pensiones en el sector estatal, la reducción de los gastos estatales para las necesidades sociales, el aumento de la edad de la pensión, etc. En primer lugar, esta situación golpeó contra Grecia, pero tras ella siguieron los demás países.

 

El gobierno de Alemania planifica desde el año que viene hasta 2016 reducir anualmente los gastos presupuestarios en 10 mil millones de euros. En Francia se ha declarado sobre la suspensión de la pensión anual a las familias menos remuneradas (6). Bajo la presión del FMI España está pasando a "reformas" de gran escala, la suspensión de la indexación de las pensiones, la reducción del salario y el despido parcial de los empleados de las ramas presupuestarias, la suspensión de los subsidios para los recién nacidos, etc (7). Lo mismo pasa en Gran Bretaña, Italia y otros países del CE.

 

Es difícil de imaginar, cuáles serán las consecuencias de estas medidas, si ya ahora los problemas de la pobreza y del desempleo en Europa están planteados de una manera muy aguda (el desempleo, que alcanzó el 10 por ciento de la población activa económicamente de Europa, continua creciendo de igual manera, que la pobreza, que ha abarcado, según los cálculos más modestos, 80 millones de personas).

 

Es más probable, que "el gobierno mundial de sombra" (el club Bilderberg) trate de calcular tal escala de las conmociones sociales, que va a permitir a la cúpula financiera del Occidente, librándose del "lastre", conservar completamente su control sobre la situación y dirigir la energía de la protesta popular al cauce falso.

 

Para Rusia la conclusión es evidente. Por más activamente, que la integren a la Europa "libre", en mayor medida siente el control financiero e informativo más cruel de las élites mundiales, que no imaginan Rusia en calidad de una entidad geopolítica independiente.

_____________________

(1) J.Attali. La crise, et après? Paris, fayard. P. 90.

(2) http://www.voltairenet.org/article165451.html

(3) Ibid.

(4) http://sia.ru/?section=410&action=show_news&id=111612

(5) http://www.russian.rfi.fr/evropa/20100522-es-sanktsii-dlya-ukrepleniya-byudzhetnoi-distsipliny

(6) http://www.russian.rfi.fr/frantsiya/20100511-sotsialnyi-sammit-i-rezhim-strogoi-ekonomii-na-bednykh

(7) http://www.ng.ru/economics/2010-05-26/4_spain.html