El general ruso Nikolay Makarov predice el derrumbe de EEUU si ataca Irán

 

Por Juan Cole

 

Global Research, February 22, 2010

 

Cuadro de texto:  Aparece que, la Agencia de Energía Atómica Internacional está permitiendo la posibilidad que documente según se alega, encontrada por lo menos en un laptop hace algunos años -- pero descontado por CIA y  DIA a partir de la procedencia dudosa e incompatible con otra inteligencia recogida en Irán -- el punto a un programa de armas nucleares que nadie ha podido localizar.

 

Algunos observadores cercanos han concluido que los documentos portátiles son falsificaciones. Un nuevo informe de IAEA que rechaza desechar los alegados documentos ciertamente causará al lobby de la guerra en los Estados Unidos reduplicar sus esfuerzos para levantar un ataque en Irán.

 

Los documentos falsificados en la supuesta compra de uranio de torta amarilla por Irak desde Níger fueron usados por George W. Bush para promover una guerra en Irak. Fue en ese momento que la división de Inteligencia e Investigación del Departamento de Estado que intentó tirar agua fría sobre éstos "documentos," pero fue ignorado por el presidente. Entonces la cabeza del IAEA, Mahoma Elbaradei, pudo demostrarlos falso en una tarde.

 

Los inspectores de ONU tienen derecho a ser frustrado con Irán que ha permitido las inspecciones al sitio de enriquecimiento nuclear de Natanz, pero que no ha sido completamente transparente o ha adherido a la carta de obligaciones bajo el Tratado de No proliferación Nuclear. Pero la suma de esas frustraciones no apunta a un programa de armas nucleares, diferente a los disputados documentos laptop. En las declaraciones a la prensa este otoño, los oficiales de inteligencia americana han dicho que ellos primero están detrás de las conclusiones alcanzadas en 2007, que Irán no tiene ningún programa de armas nucleares.

 

La administración de Obama quiere sanciones más estrictas sobre Irán, y la franja loca Sarah Palin / Daniel Pipes quiere un ataque militar sobre Irán. Pero el General del Ejército de Rusia Nikolay Makarov, Jefe del Estado Mayor General de las fuerzas armadas de la Federación rusa, advirtió que un ataque americano sobre Irán ahora, cuando EEUU se hunde en dos guerras, bien podría llevar al derrumbe de los Estados Unidos. Él dijo que tal ataque habría irritado la región y tendría consecuencias negativas para Rusia (un vecino de Irán vía Mar Caspio).

 

Y, él dijo, el ejército ruso está dando pasos para anticipar semejante golpe americano sobre Irán. Makarov hizo los comentarios en Vzglyad el viernes, el 19 de febrero de 2010, y ellos se tradujeron o fueron parafraseados por el USG Open Source Center: Makarov también hizo un comentario sobre los recientes rumores sobre la posibilidad de un ataque sobre Irán por los Estados Unidos. En su opinión, ésta sería locura completa por parte de los militares americanos. Él dijo:

 

"El almirante Michael McMullen, Presidente de los Jefes de Estado Mayor conjunto, dijo recientemente que, en los Estados Unidos, hay un plan por llevar a cabo golpes contra Irán pero los Estados Unidos entienden claramente que ahora, cuando está dirigiendo dos campañas militares, una en Irak y otra en Afganistán, una tercera campaña contra Irán llevaría simplemente a un derrumbe. No podría resistir la tensión."

 

No obstante, a medida del despliegue de las campañas en Irak y Afganistán, (el plan para) una guerra con la República islámica de Irán, en la opinión del General Makarov, puede salir de nuevo al primer plano. El general Makarov, Jefe del Estado Mayor General, dijo:

 

"Las consecuencias de tal ataque no sólo serán terribles para la región sino también para nosotros. Irán es nuestro vecino y nosotros estamos siguiendo esta situación muy cuidadosamente. La dirección de nuestro país está emprendiendo todas las medidas para no permitir tal desarrollo (militar) de eventos."

 

El camino potencialmente menos catastrófico, las sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sin embargo, dependen de Rusia y China que avanzan en conjunto. A pesar del optimismo de Washington que Rusia se está ablandando hacia la idea de sanciones más estrictas, el Ministro Extranjero Sergei Lavrov lanzó las dudas más severas en esa idea el viernes.

 

¿En una entrevista de radio en viernes con Ekho Moskvy Radio que fue traducida por el USG Open Source Center, Lavrov se preguntó,

 

"¿Cual es la situación con la política extranjera de Irán hoy? ¿Y es verdad que nosotros tenemos ahora en conjunto una posición unida con los Estados Unidos sobre Irán?"

 

El ministro extranjero contestó,

 

"yo no pienso que nosotros tenemos una posición unida."

 

Él dijo que Washington y Moscú están de acuerdo en la importancia de no permitir

 

"una violación del régimen de no-proliferación de armas nucleares."

 

Él dijo que los dos países tienen la misma posición en este problema,

 

"aunque nosotros no coincidimos 100 por ciento en los métodos de llevarlo a cabo."

 

Así lo que Lavrov está diciendo es que  EEUU y Rusia no tienen realmente una posición común o están de acuerdo en sanciones muy duras. Ellos sólo tienen una posición similar vaga que la proliferación es mala.

 

Lavrov dijo que la posición independiente de Moscú hacia Irán está arraigada en la relación histórica de los dos países así como en el deseo ruso de conseguir la cooperación iraní en cosas tales como la disposición de recursos en el Mar Caspio. (Para una apreciación global rápida de las relaciones ruso-iraníes, vea N.M. Mamedova, que también menciona el apoyo tácito de Irán por Rusia contra Georgia en el Cáucaso.) Lavrov dijo: Pero Irán para nosotros, diferente a EEUU, es un vecino cercano, un país con el que nosotros hemos tenido una relación muy larga, históricamente condicionada, un país con el que nosotros cooperamos en lo económico, humanitario y hasta campos de tecnología-militar y particularmente, permitirme notar esto, un país que es nuestro socio en el Caspio junto con los otros tres los estados litorales caspios.

 

Por consiguiente, nosotros no somos nada indiferentes a lo que pasa en Irán y alrededor de él.

Esto aplica a nuestros intereses económicos e igualmente nuestro interés de seguridad. Esto también se aplica... a la tarea del arreglo temprano del estado legal del Mar Caspio que no es una tarea fácil y en los enfoques a los que la posición iraní son bastante cercanos a la nuestra.

 

Por consiguiente, hablando de las amenazas de proliferación, sí, nosotros nos preocupamos por la reacción de Irán. Lavrov está menos convencido que hay algo siniestro sobre la investigación nuclear civil de Irán, aunque él admite que las preguntas permanecen: en el proceso de trabajo, se levantaron las preguntas de los inspectores de IAEA y en base a la inteligencia que la IAEA obtiene de varios países.

 

Ellas eran preguntas acerca de las que se despertaron sospechas si allí puede en realidad estar algunos aspectos militares del programa nuclear de Irán. Estas preguntas se presentaron a los iraníes, como requerida por los procedimientos aplicables en tales casos. Y, hace algún tiempo, Irán contestó la mayoría de ellos.

 

En principio, sus respuestas eran satisfactorias, en cierto modo eso fue considerado por los profesionales en la Viena normal. Sin embargo, algunas de las preguntas todavía están en la mesa.

 

Así Lavrov piensa que las respuestas de Irán son mayormente 'satisfactorias,' aunque allí siguen siendo áreas pequeñas de incertidumbre. El Primer ministro israelita Binyamin Netanyahu estaba en Moscú más temprano esta semana requiriendo 'sanciones que dañen a Irán.' Los comentarios de Lavrov indicaron claramente que Moscú discrepó que esa situación era tan peligrosa acerca de la llamada para tal paso.

 

Pero simplemente para estar seguro que no había ninguna equivocación, Lavrov mandó a su propio ministro diputado extranjero, Sergei Ryabkov, a denunciar cualquier tal charla. Ryabkov dijo, según Xinhua,

 

"El término 'sanciones dañando' a Irán es totalmente inaceptable para nosotros. Las sanciones deben apuntar a fortalecer el régimen de no-proliferación…  Nosotros no podemos hablar ciertamente sobre sanciones que podrían interpretarse en general como castigo al país y su pueblo por algunas acciones o inacción… "Él dijo que Rusia buscó establecer diferencias con Irán a través del diálogo y compromiso. Él también empeñó que Rusia honraría su trato para proporcionar a Irán sistemas de defensa aérea S-300. Él dijo, "hay un contrato para proporcionar estos sistemas a Irán y nosotros lo cumpliremos. Los retrasos se unen a los problemas técnicos con ajustar estos sistemas... "

 

Así como los halcones en Washington regaron en la boca la perspectiva de ser capaces de usar el nuevo IAEA el viernes, el informe como una base para la beligerancia contra Irán, el establishment de política extranjero de Rusia estaba comprometido en un torbellino de actividad apuntado a desafiar la noción en la que Moscú está el bolsillo de atrás de Washington en sanciones sobre Irán. El jefe de Estado Mayor predijo el derrumbe americano en una conflagración de Irán, y juró intentar bloquear cualquier tal ataque en todo caso.

 

El ministro extranjero se pronunció mayormente completamente satisfecho pero no con las respuestas de Irán que involucran sus actividades nucleares, y subrayó que Rusia necesita a Irán debido al problema Caspio (y él podría agregar, debido a Cáucaso y Asia Central). Y entonces el diputado el ministro extranjero fue alistado para palmotear a Netanyahu alrededor de probablemente un poco, en la teoría con la que hay menos picardía viniendo de alguien 'diputado' en su título.

 

Aquéllos que han sostenido esa Rusia están aumentando su buena voluntad para asentir en las más duras sanciones de UNSC que podría influenciar a China para avanzar, también, debe volver a pensar. Rusia no parece con todos a bordo con un régimen de sanciones brutal. China no sólo tiene sus propias razones para no querer que sus propios tratos con Irán sean declarados ilegales, pero sus líderes dudan que Irán tenga la capacidad de construir pronto en algún momento sus ojivas nucleares.

 

Posdata: La cabeza del programa nuclear de Irán, entrevistada en Aljazeera, advierte a EEUU contra presionar a Irán.

 

John Ricardo I. "Juan" Cole (born October 1952) is an American scholar, public intellectual, and historian of the modern Middle East and South Asia.  He is Richard P. Mitchell Collegiate Professor of History at the University of Michigan.