El 'arco de inestabilidad' de EEUU se vuelve más grande

 

Por Pepe Escobar

http://www.atimes.com/atimes/South_Asia/KI03Df01.html

 

 

El nuevo Gran Juego no solamente se centra entre los Estados Unidos y los competidores estratégicos Rusia y China - con Oleoductostán como elemento a definir.  La doctrina de dominación del pleno espectro requiere el control del "arco de inestabilidad" -acuñado por el Pentágono – desde el cuerno de África a China occidental.  La cubierta de la historia es la ex "guerra global al terrorismo", ahora "operaciones de contingencia de ultramar" bajo la gerencia de la administración del presidente Barack Obama. 

 

Sobretodo, permanece subyacente la lógica de divide y gobierna. En cuanto al dividir, Beijing lo llamaría, sin rastro de ironía, "divisionista".  Divide Irak - bloquea el acceso de China al petróleo iraquí.  Divide Pakistán - con un Beluquistán independiente evitando que China tenga acceso allí al puerto estratégico de Gwadar.  Divide Afganistán - con un Pashtunistán independiente permitiendo construir la tubería de Trans-Afganistán que puentea a Rusia.  Divide Irán - financiando la subversión en Khuzestán y Sistan-Beluquistán.  Y porqué no divide Bolivia (como fue procurado el año pasado) para ventaja de los gigantes de energía de los EEUU.  Llámela el modelo de Kosovo (dividido). 

 

A Kosovo, incidentemente, se lo conoce como la Colombia de los Balcanes. Lo qué Washington llama el "hemisferio occidental" es una subdivisión del nuevo gran juego.  El acoplamiento entre el reciente coup militar en Honduras, la vuelta de los muertos vivos - es decir, la resurrección de la cuarta flota de la marina de los EEUU en julio del 2008 - y ahora la turbo-turbo-carga de siete bases militares de los EEUU en Colombia no debe ser culpada simplemente a la continuidad del presidente George W Bush a Obama.  No realmente.  Esto es sobre todo la lógica interna de la dominación de pleno espectro.

 

Bases conmovedoras

 

Doce naciones suramericanas, debajo del paraguas de la Unión Sudamericana de Naciones, se reunieron en Bariloche, Argentina, la semana pasada y después de una caliente discusión de siete horas manejada solamente para presionar, algo manso, que las "tropas extranjeras no pueden ser una amenaza a la región" - en referencia a la presencia militar de los EEUU en Colombia.  Por lo menos el presidente Lula da Silva de Brasil pedirá a Obama reunirse con los presidentes suramericanos y revelar sobre cuáles es realmente todo este nuevo pacto militar con Colombia. 

 

El eje, por supuesto, prevaleció.  El influyente periódico conservador brasileño O Globo, que para todo parecer práctico de propósitos se redacta en Washington, culpó prácticamente por todo al presidente Hugo Chávez de Venezuela.

 

Es instructivo examinar cómo algunas de las mentes suramericanas más agudas opinan.  El escritor uruguayo Eduardo Galeano (cuyo libro, Las venas abiertas de América latina fue ofrecido a Obama por Chávez en la reciente cumbre de la Organización de Estados Americanos) en la entrevista a un diario ecuatoriano, señaló cómo los EEUU habían pasado un siglo fabricando dictaduras militares en América latina, así que cuando hay un golpe militar, por ejemplo en Honduras, Washington está en una pérdida de palabras. En cuanto a las bases militares en Colombia, Galeano dijo que "ofendieron no solamente la dignidad colectiva latina sino su inteligencia de América". 

 

Los EEUU han instalado ya tres bases militares en Colombia, más estaciones de una docena de radares. Ahora esto será aumentado por el gobierno colombiano a siete bases, una de ellas - Palanquero - con el acceso aéreo al hemisferio entero. Siete bases en Colombia son una respuesta natural del Pentágono a la pérdida de EEUU de la base de Manta en Ecuador, y perdiendo presión sobre Paraguay ahora izquierdista. Washington ya entrena a las fuerzas armadas colombianas, las fuerzas especiales y la policía nacional.

 

La infame Escuela de las Américas en Fort Benning, el buque insignia del entrenamiento de EEUU para las dictaduras militares ultra-represivas, es decir, la "escuela de asesinos", re-bautizada en 2001 Western Hemisphere Institute of Security Cooperation, entrenando no solamente más de 10.000 colombianos, sino también los líderes del golpe en Honduras.  El científico político Atilio Borón de Argentina va por la yugular;  para él,

 

"pensar que esas tropas y sistemas de armas se basan en América latina por una cierta razón con excepción de asegurar el control territorial y político de una región que los expertos consideran la más rica en el planeta en términos de recursos naturales - agua, energía, biodiversidad, agricultura, minerales, etc. - sería imperdonablemente estúpido." 

 

El activista y autor político americano, Noam Chomsky, en una entrevista a la abogada Eva Golinger venezolana-americana durante su reciente visita a Venezuela, explicó cómo "se levantó la ola" del izquierdismo suramericano está asustando a Washington tanto que lo está forzando a colaborar con cada gobierno que habría sido depuesto sumariamente hace algunas décadas.  Chomsky se refiere al gobierno de Joao Goulart en el Brasil, que fue derribado en 1964, llevando, bajo la supervisión de los EEUU, "el primer estado estilo neo-Nazi de seguridad nacional".  Las políticas de Lula no son hoy diferentes de Goulart. 

 

Organización del Tratado de Atlántico Norte por encima de todo

 

Colombia ha recibido más de US$ 5 mil millones del Pentágono desde que el plan Colombia fue lanzado por el presidente Bill Clinton ya en... el año 2000. El presidente colombiano Álvaro Uribe gobierna una tierra cautiva infestada con paramilitares y las matanzas extrajudiciales - de campesinos y sindicalistas muertos a sangre fría. Pero lo elogian en Washington como héroe de derechos humanos. ¿No es una exageración?  En un sin clasificar informe 1991 de inteligencia del Pentágono, describen al entonces senador Álvaro Uribe Vélez como

 

"dedicado a la colaboración con el cártel de Medellín en el alto nivel del gobierno nivela".  El informe señala que Uribe "ha trabajado para el cártel de Medellín y es un amigo personal cercano de Pablo Escobar Gaviria", el arquetipo, ahora muerto, de señor colombiano de la droga.

 

No es una maravilla que Uribe siempre ha luchado ferozmente contra cualquier forma posible de tratado de extradición.

 

Borón describe a Uribe como "Caballo de Troya del imperio".  Es este Caballo de Troya que admite cuál es de hecho una operación de contra-insurrección que se empaquetará como "guerra a las drogas". Innecesario decir, Colombia sigue siendo el proveedor número uno de cocaína a los EEUU-Plan Colombia o no. 

 

La contra-insurrección está también en gran parte dirigida contra, quien otro, Chávez de Venezuela, que, en sus innumerables momentos ocasionales, no hace ningún secreto que él "conoce muy bien a Uribe, y su psicología". Golinger, autora del muy-leído  libro sobre la estrategia total de Washington, Bush contra Chávez: La guerra de Washington contra Venezuela, dice Russia Today

 

"el Plan Colombia realmente no tiene hoy el objetivo de tratar directamente la guerra en drogas"; es más sobre el "control de recursos naturales y de recursos estratégicos". 

 

El camino más allá de Venezuela, es sobre todo la militarización de los Andes y más allá.  Colombia es, sí, el Caballo de Troya a cargo de limpiar virtualmente toda la América del sur, para no mencionar América central, ahora que la hegemonía política, económica y militar de los EEUU se encoge rápidamente por cada hora. 

 

La belleza del Plan Colombia es su tamaño-para-caber-en todo Estado - desde AfPak a México.  Pocas personas saben que en abril 2007, envió al ex embajador de los EEUU en Colombia, William Wood, a Afganistán para instrumentar... un plan Colombia, es decir, contra-insurrección disfrazada como guerra a las drogas.  Colombia es un espejo de Afganistán - y viceversa.  Es evidente que una pesada contra-insurrección en Afganistán ahora bajo la carga suprema del ex operador de escuadrones de la muerte - general Davis Petraeus en Irak, general Stanley McChrystal - todavía produce 90% del opio del mundo. 

 

Y aquí es inevitable adonde viene la OTAN. La única parte del mundo donde todavía no está activa la OTAN es...  América del Sur.  Pocos personas también saben ese algunos meses atrás, el jefe del Comando Sur del Pentágono, almirante James Stavridis, se hizo comandante supremo de la OTAN. Tres de los últimos cinco comandantes militares superiores de la OTAN - Stavridis, Bantz Craddock y Wesley Clark – fueron a la gloria de la OTAN desde... el Comando Sur, agregando ciertamente otro significado a la expresión melancólica "Escuela de las Américas". 

 

No maravilla que el presidente boliviano Evo Morales dijo en Cuba, al mediados de julio,

 

"yo tengo información de primera mano que el imperio, con el comando sur de los EEUU, hizo el coup d'etat en Honduras." 

 

Y todo el esto mientras que no solamente México y Argentina - sino también el Brasil y Ecuador - están en su manera a des-criminalizar las drogas. ¿Guerra a las drogas? Tanto para la cubierta de la historia.  Más como el Pentágono se pego al negocio, para citar a Galeano, que insultaba la inteligencia de América latina durante mucho tiempo por venir.