Crisis sistémica global - Los Estados se enfrentan con tres brutales opciones en 2010: inflación, altos impuestos o cesación de pagos (default)

 

GEAP - 16 de noviembre de 2009,

 

http://4.bp.blogspot.com/_QuJArk0UQts/SwgbwgvP3GI/AAAAAAAABeg/a_tryZx3f4A/s400/zombies.jpg

 

Como fue anticipado por el LEAP/E2020 el pasado febrero, en ausencia de una mayor revaluación del orden monetario internacional, el mundo está adentrándose en la fase de dislocación geopolítica de la crisis sistémica global. En 2010, al tiempo que el proteccionismo y la depresión económica y social cobren impulso, un gran número de Estados será obligado a elegir entre tres opciones brutales: inflación, altos impuestos o cesar en el pago de sus deudas.

 

Un número creciente de países (EE.UU., Reino Unido, Europa (1), Japón, China (2)...) han usado todos sus cartuchos presupuestarios y monetarios en la crisis financiera de 2008/2009 y ahora han quedado sin otra alternativa. Sin embargo, faltos de reflejos ideológicos o en un intento por evitar por cualquier medio tener que tomar elecciones tan dolorosas, tratarán de lanzar nuevos planes de estímulo (bajo diferentes nombres) aún cuando está claro que el enorme esfuerzo público hecho en los pasados meses para impulsar la economía no está teniendo ningún impacto en el sector privado.

 

En efecto el consumidor que conocimos en el pasado está muerto, sin esperanza de resurrección (3). Sabiendo que cerca del 30 por ciento de las economías de los países occidentales está formada ahora por "zombis económicos" (instituciones financieras, compañías e incluso estados, cuyos signos de vida son sólo debido a las inyecciones de liquidez de los bancos centrales), es posible confirmar lo inevitable de la "recuperación imposible" (4). La regla internacional y social (dentro de cada país) que dice "cada uno para sí mismo" está comenzando a prevalecer, lo mismo que un empobrecimiento general del ex mundo occidental, Estados Unidos en primer lugar.

 

En realidad Occidente está siendo saboteado por líderes incapaces de enfrentar la realidad de un mundo post-crisis, quienes se mantienen recurriendo a métodos del mundo de ayer a pesar de su probada ineficiencia.


En esta edición 39ª del GEAB, nuestro equipo ha decidido entonces desarrollar anticipaciones sobre acontecimientos generales en el 2010, un año en el que estados claves verán sus opciones siendo restringidas a tres brutales alternativas: inflación, altos impuestos o cesación de pagos, de los cuales lucharán por escapar en vano.

 

Sabiendo que una de las razones por las cuales los planes de estímulo están condenados a fracasar es porque el consumidor como lo conocíamos en los últimos treinta años está muerto, analizamos este fenómeno en esta edición del GEAB, lo mismo que las secuelas para las empresas y para los negocios de marketing y publicidad.


En el campo de la geopolítica, presentamos un número de anticipaciones del LEAP/E2020 respecto a Turquía para el 2015 en relación con
la NATO y la UE.


Por supuesto, también presentamos nuestras usuales recomendaciones mensuales, así como los resultados de la última encuesta GlobalEurometre.



Evolución del presupuesto federal alemán (1991 - 2010) (estimativos del 2009 y 2010 no incluyen el recientemente anunciado plan de Angela Merkel de reducción de impuestos) - Fuente: Financial Times / Thompson Reuters, 2/11/09


Las recetas de ayer no tienen efecto en la crisis sistémica global.


La única chance para estos estados de escapar a estas tres brutales opciones sería que resurja el consumo o que el sector privado comience a invertir otra vez. Pero en ausencia de una u otra dinámica positiva, los Estados no tendrán otra alternativa en 2010 que la de subir los impuestos para equiparar sus enormes déficits públicos, dejar que la inflación se eleve para disminuir el peso relativo de su deuda o si no declararse en bancarrota. Algunos de estos países (EE.UU., Reino Unido, Irlanda, Argentina, Latvia o incluso España, Turquía, Dubai o Japón) podrían confrontarse con dos opciones al mismo tiempo.


Pero las tendencias respecto al consumo y a la inversión son extremadamente negativas. El consumidor está inclinado a ahorrar dinero, pagar su deuda y, más generalmente, rechazar (voluntariamente o no) el modelo occidental de consumo de los pasados treinta años (5) debido al cual el crecimiento, en los EE.UU. y el Reino Unido en particular, se hizo enteramente dependiente.(6) Mientras tanto, las empresas, debido a su falta de visibilidad (para ser positivos) o a sus pronósticos negativos, están recortando las inversiones, una situación enfatizada por las restricciones bancarias a los créditos. (7). La inversión pública también está alcanzando sus límites: será imposible extender o renovar significativamente los planes previos de estímulo sin incrementar excesivamente los déficits públicos y entonces enfrentarse, al final del 2010, con al menos dos de la tres brutales opciones (8). Los estados están efectivamente expuestos a incrementar la presión (al público en general, a los órganos de supervisión, a los inversores privados) (9) para equilibrar sus malos, léase peligrosos, presupuestos. En otras palabras, la inversión pública en 2010/2011 está condenada a extinguirse.


La demanda externa está completamente aguada: todos quieren exportar para encontrar afuera al consumidor codicioso o a la compañía inversora que no encuentran en casa. Siendo el gran mito que Asia, y China en particular, proveerán este "nuevo consumidor estilo occidental". Aparte del hecho de que muchos serán llamados pero pocos serán elegidos entre los no-chinos o no-asiáticos para disfrutar del mercado regional, sería una subestimación de la naturaleza sistémica de la crisis global imaginar que este nuevo consumidor será tan codicioso como el ya ahora moribundo consumidor occidental. La industria del lujo y sus actuales desgracias en Asia ilustran claramente esta situación.



Evolución comparativa del PBI de Reino Unido durante cada recesión desde la crisis de 1930 (en meses, desde el inicio oficial de cada recesión) - Fuente: Instituto Nacional de Revisión Económica, Octubre 2009


Entonces, ¿qué queda?


La "economía zombi" ahora representa una parte considerable de la economía global.


Los bancos centrales continúan proveyendo liquidez a los mercados financieros, esperando que en algún punto su enorme esfuerzo cuantitativo resultará en un ascenso cualitativo de la economía real. En EEUU y el Reino Unido en particular, mientras continúen pretendiendo que la crisis no refleja un problema general de insolvencia (de bancos, consumidores, organizaciones públicas y empresas), "esperan a Godot" y crean las condiciones para una escalante inflación y con las monedas y el dinero público colapsando.


Los Estados continúan inconmovibles soportando las consecuencias de los errores de los bancos, empero aún escuchando el consejo de los banqueros. Así crearon una deuda de una proporción primero irracional y luego intolerable, y ahora están al borde de recortar drásticamente el gasto público (10) y de incrementar significativamente los impuestos en un intento de evitar la quiebra (11).


Los "zombis económicos", los privados y los públicos, ahora representan una gran parte de las economías chinas y occidentales: objetivamente estados en situación de default (como el Reino Unido y los EE.UU) a los cuales nadie se atreve a declararlos técnicamente como tales; compañías quebradas a las cuales se les permite todavía funcionar por temor a incrementar el desempleo (13); bancos insolventes (14) cuyas reglas contables son modificadas, artificialmente inflados para esconder el valor cero de sus activos, para posponer su inevitable implosión (15)


Los mercados financieros están subiendo gracias a la liquidez graciosamente ofrecida por los bancos centrales (16) deseosos de devolver al consumidor/tenedor-de-billetes una sensación de riqueza con la esperanza de que volverá a ser el mismo otra vez y que consumirá, cuando en realidad todas las categorías de activos (17), tales como el oro por ejemplo, están también subiendo (incluso más rápido en muchos casos), claramente indicando que la inflación de hecho ha regresado.


La gente desocupada se está apilando por docenas de millones dentro y fuera de las cifras oficiales, sugiriendo que el 2010 será un año duro socialmente hablando, colocado bajo el signo del proteccionismo para salvar empleos (por medio de barreras tarifarias, ambientales o sanitarias, o por medio de simples devaluaciones competitivas), mientras los gobiernos se preguntan por cuánto más tiempo pueden tomar el costo global de tanto desempleo cuando ninguna recuperación esté a la vista (18).

Evolución de la tasa de desempleo en Europa y en los EE.UU (1991-2009) - Fuentes: Eurostat, Bureau of Labor Statistics, Morgan Stanley.


El LEAP/E2020 escribió en febrero y marzo de 2009 que, si el sistema monetario internacional no era completamente reconsiderado antes del verano de 2009, el mundo se movería inevitablemente hacia una situación de dislocación geopolítica global, una cierta clase de "muy gran depresión" global, centrada en el colapso del pilar del mundo de ayer, los EE.UU. Es ahí donde estamos ahora (19). Incluso las cifras retocadas (20) ya no pueden esconder el nivel de deterioro de la situación mundial en lo económico y social ni el descenso a los infiernos de la economía y la sociedad de EE.UU. Esta realidad está claramente apareciendo y será obvio para todos para el comienzo del segundo trimestre de 2010. En este GEAB Nº 39, como todos los meses, nuestro equipo intenta anticipar las principales tendencias para que todos, personal o profesionalmente, puedan prepararse para un año difícil en 2010, un año en el que las recetas de ayer probarán su ineficiencia en frenar la crisis sistémica global.


NOTAS:

 

(1) Entre estos estados claves, sólo la Alemania de Angela Merkel puede aún hacerlo, y lo hará: en efecto, la canciller alemana ha decidido lanzar un nuevo plan de estímulo basado en...recorte de impuestos. ¡Es difícil ser más ideológico y desconectado de la realidad de la crisis! Alemania deberá esperar por lo tanto un substancial deterioro de su situación fiscal para finales de 2010... así como significativas subas de impuestos para aliviar la debacle fiscal. De acuerdo a nuestro equipo, la ceguera actual ideológica de los líderes occidentales en materia de impuestos es igual a aquella de los líderes comunistas en los primeros meses de 1989: no comprender de ninguna manera que las recetas del pasado ya no funcionan. Tal como el "buen súbdito comunista" ya no estaba dispuesto a obedecer pasivamente, el "buen consumidor occidental" ya no está dispuesto a consumir activamente. Pero nadie dijo nunca que Angela Merkel, Nicolas Sarkozy o Barack Obama entendieran algo de economía.


(2) China todavía puede permitirse un plan estímulo, pero el problema chino, como ya fuera analizado por el LEAP/E2020, es el tiempo necesario para que emerja una suficiente demanda doméstica y contrarreste el colapso de las exportaciones. En este caso, ningún plan estímulo del mundo puede "comprar" este tiempo perdido, esta década que los chinos necesitan para desarrollar una significativa demanda doméstica. En 2010, una vez que la cortina de humo generada por la producción estimulada artificialmente se disipe, todos verán que esta producción no fue vendida... por falta de compradores.


(3) Este videoclip ilustra perfectamente, con mucho humor, el cambio radical en las actitudes del consumidor que está teniendo lugar en los EE.UU.


(4) Ver el GEAB Nº 37.


(5) Desarrollaremos este análisis en otro capítulo de este GEAB Nº 39.


(6) En 2008, el consumo de los hogares representó el 70 por ciento del PBI de los EE.UU. y el 64 por ciento del PBI del Reino Unido, versus el 56 por ciento del PBI alemán y el 36 por ciento del PBI chino.


(7) Fuentes: MarketWatch, 9/11/2009; Irish Times, 27/10/2009


(8) De acuerdo al LEAP/E2020, la amarga ironía de la situación radica en el hecho de que los estados que actualmente se rehúsan a enfrentar la perspectiva de tres opciones brutales que los haría capaces de hacerse camino entre medio de las tres opciones, se condenan a sí mismo a sufrir dos de ellas al mismo tiempo para finales de 2010. Es decir "dar un paso atrás para un peor salto".


(9) Porque es tan impopular, el "segundo" plan estímulo de los EE.UU. (en realidad el tercero si consideramos el recorte de impuestos de G. W. Bush en 2008) está siendo preparado bajo una forma "no detectable". Consistirá en un dispar set de medidas que la administración Obama evitará presentar como un plan único para esconder su verdadera naturaleza. En la misma categoría, encontramos también al "gran préstamo nacional" del gobierno francés, al cual Nicolas Sarkozy pretende hacer ver como una inversión a largo plazo, pero que Bruselas añadirá a la deuda francesa como un simple plan de estímulo económico a corto plazo. Desde asumidas políticas ineficientes a escondidas políticas ineficientes... ¡qué victoria sobre la crisis! Fuentes: TheKatyCapsule, 22/10/2009


(10)
La OECD es clara al respecto: para superarlo, los países occidentales tendrán que proceder a realizar drásticos recortes en educación, salud, programas sociales... Irlanda, modelo final para misma OECD, la EU o el FMI hace dos años, está por ser la primera en bailar: la primera en su frenesí de consumo ultra-liberal, será también la primera en aplicar la austeridad ultra-liberal. No extraña que grandes demostraciones hayan comenzado a llenar las calles de las grandes ciudades del país. Fuentes: Financial Times, 22/09/2009; RTE News, 11/6/2009


(11) Fuentes: EUObserver, 10/11/2009


(12) Vale la pena leer la detallada definición de una "economía zombi" tal como fue propuesta por
la PA Consulting Group el 10/11/2009.


(13) Caminar por las ciudades de Norteamérica y de Europa es una buena forma de darse cuenta de ello, aunque muchas marcas aún brillan para atraer compradores, son en realidad la apariencia engañosa de empresas quebradas mantenidas artificialmente con vida por medio de dinero público o reestructuraciones inciertas, como en el caso de CIT, GM, Chrysler, Saab, Opel, Karstad, Quelle, Iberia, Alitalia,... Aparentemente, las cosas se mueven normalmente, pero en realidad, una enfermedad está golpeando más y más profundamente al tejido corporativo, lleno de verdaderos zombis. En China, los zombis están hechos de todas las fábricas que mantienen funcionando, no gracias a los consumidores, si no a los subsidios del estado. Todos esos "muertos vivientes económicos" son el resultado de la gradual inyección en la economía real de u$s
200 a 300 trillones en activos fantasmas, previamente descritos en el GEAB.


(14) Fuente: Bloomberg, 02/11/2009


(15) La expresión "banco zombi" incluso tiene una definición en Wikipedia.


(16) Fuente: Financial Times, 22/10/2009


(17) Excepto bienes raíces.


(18) Sabiendo que cada empleo creado cuesta u$s 324.000 (de acuerdo a las cifras de
la Casa Blanca), uno puede preguntarse en efecto por cuánto tiempo pueden continuar tales políticas ineficientes. Fuente: Global Economic Trend analysis, 31/10/2009


(19) Aquellos que todavía dudan de que la actual crisis está provocando una importante aceleración del tiempo deberían leer el artículo de Michael Klare publicado en TomDispatch el 26/10/2009, mostrando cómo los pronósticos de declinación de los EE.UU. para 2025 tal como fueron analizados hace un año por
la CIA, en la mayoría de los casos se están volviendo realidad ante nuestras narices.


(20) Incluso
la CNBC menciona ahora el hecho, extensamente descripto en los anteriores GEABs. Fuente: CNBC, 09/11/2009