Zbignieb Brzezinski va a un nuevo rol realizando

una fase política radical

 

Por Alexey Frolov

 

Global Research, March 21, 2011

journal-neo.com

 

Cuadro de texto:  El consejero de Obama y mayor científico político americano Zbignieb Brzezinski regresa sobre la fase política. En su reciente libro él escribe,

 

"América urgentemente necesita formar una política extranjera globalista verdaderamente post-guerra fría. Todavía puede hacer así si el próximo presidente, consciente que "la fuerza de un gran poder disminuye si deja de servir una idea," relacione tangiblemente el poder americano a las aspiraciones de la humanidad políticamente despierta."

 

Así, el ex Consejero de Seguridad americano claramente los contornea una personalidad capaz de promover la dirección americana bajo el cambio global de la política mundial. Brzezinski ve a Obama como el único "salvador" que no sólo trae un cambio a Estados Unidos sino pero al mundo entero.

 

El dúo de Obama - Brzezinski despierta sospecha en muchos países.

 

Brzezinski respaldando de Stephen Walt y John Mearsheimer (autores de The Israel Lobby) ha sido criticado bruscamente por los derechistas israelíes. Entretanto, Obama se opone a las alegaciones que él sacrificaría a Israel a cambio de un arreglo con el mundo musulmán. Aunque eso probablemente es lo que Brzezinski quiere que él haga.

 

Brzezinski pone al día el vocabulario político con un nuevo término: "la política global." Brzezinski afirma que,

 

"el anhelo mundial por la dignidad humana es el desafío central inherente en el fenómeno del despertar político global."

 

Él percibe el despertar político global como la realidad fundamental y la fuerza directriz de la historia, incapaz de ser superado a través del enfoque conservador y incluso suicida para aquéllos que se atreven. Él escribe que sólo identificándose con la idea de dignidad humana universal América puede superar el riesgo que el despertar político global se volverá contra él que es decir en lugar de correr para retener el equilibrio existente América debe llevar el cambio revolucionario.

 

Siendo absolutamente consciente del sentimiento anti-occidental como un hecho central del despertar político global él escribe que

 

"el despertar político global es históricamente anti-imperial, políticamente anti-occidental, y emocionalmente cada vez más antiamericano. En el proceso, está poniendo en movimiento un cambio mayor en el centro de gravedad global. Que a su vez está alterando la distribución global de poder, con implicancias mayores para el rol de América en el mundo".

 

Obviamente, el efecto geopolítico delantero de despertar político global - llámelo la revolución mundial - es la muerte de América como imperio global, decadencia de una "Nueva Pax Americana" y empezar la edad post-imperial. Brzezinski concluye,

 

"El Anti-Occidentalismo es así más de una actitud populista. Es una parte íntegra del equilibrio demográfico, económico y política global cambiante. No sólo la población no-occidental supera por lejos el mundo Euro-atlántico (para el 2020, Europa y América del Norte son probables considerar por sólo 15 por ciento de la población mundial), sino las aspiraciones políticas despiertas del no-oeste generan ímpetu adquirido significativo para la redistribución continuada de poder. Los resentimientos, emociones, y demanda por el estatus de billones son un nuevo factor cualitativo de poder."

 

Las especulaciones de Brzezinski EEUU liderando una "revolución mundial" realmente no son ninguna marca nueva.

 

Después de la Segunda Guerra Mundial EEUU estaba ocupado buscando la "intercepción y redireccionamiento" de las actividades revolucionarias hacia sus rivales - el Imperio británico y el Unión Soviética más tarde.

 

Sin embargo, Brzezinski va más allá. Él considera el Islamismo como una emanación legítima y más poderosa del despertar político global. Esta clase de política protesta para  oponerse a la dominación imperial Occidental. Él asume que esos procesos complejos en marcha dependen en muchos respetos de la capacidad americana de tratar con el mundo islámico. Por otra parte será la ganancia de China.

 

Entonces él propone una declaración clara que EEUU tiene que estar en la vanguardia del reavivamiento del Islam si quiere liderar un cambio mundial.

 

Él ve el eslabón americano-islámico como un importante factor de éxito y la consecuente unión de China volverían esta alianza en el futuro a trío triunfante que reestablece a América como un líder global.

 

Es claro que sugirió la alianza EEUU-islámica significa ser anti-rusa. Brzezinski considera Rusia como fortaleza anti-islámica y pro-imperialista que anhela oponerse al "despertar de la humanidad" liderado por Obama el Salvador. Todo en todos, América brillará de nuevo como el defensor principal de los "insultados y humillados."

 

Si este plan se hace realidad o marchita fuera del debido sentimiento anti-EEUU en el mundo islámico sólo el tiempo lo sabe conoce. Sin embargo la Rusia seguirá una política que apunta a la prevención del conflicto, estabilidad mundial y disuasiva el Nuevo Orden Mundial Neo-totalitario.

 

Alexey Frolov - NEO journal staff correnpondent.

The article written in Russian on the basis of Boris Mezhuev's "Second Chance of Brzezinski, or the Dark Side of Obama" (http://states2008.russ.ru/).